Cómo construir un escalón de hormigón o cemento

Publicado por Luis Bermejo, 08 Mar 2015

Comparte el artículo:   Linkedin Google Email WhatsApp

Construye tu mismo un escalón

Si tenemos que superar un desnivel, lo mejor es usar un escalón, o si es muy grande, una escalera. Pero aunque pensemos que hacer un escalón es un trabajo que solo podría hacer un albañil, en realidad es más fácil de lo que parece. Solo necesitaremos un poco de maña y los consejos que vamos a ver.

LO QUE DEBES SABER...
  • Proporción: el hormigón y el mortero son mezclas de áridos (arena o grava) con cemento y agua. La proporción es muy importante para que el resultado final sea resistente.
  • Arena: hay que usar arena fina o grava preparada para mezclar con el cemento. Si utilizamos arenas no preparadas, podríamos incluir algún elemento que debilitara la mezcla.
  • Temperatura: no realizaremos trabajos con hormigón o cemento los días muy fríos si existe riesgo de que hiele por la noche, pues las bajas temperaturas afectarían a la resistencia final.

La diferencia entre mortero y hormigón es que, para preparar mortero se usa arena fina, y para hacer hormigón se usa grava (con una pequeña parte de arena). El hormigón es mucho más resistente que el mortero.

 

Preparar el encofrado

Lo primero que tendremos que hacer será tomar medidas. Un escalón tiene que tener al menos 32 - 35 cm de ancho y, si tenemos que hacer varios, la altura entre ellos debería ser de unos 18 cm. Dicho esto, prepararemos un encofrado con tablones, es importante sujetarlos bien entre ellos y fijarlos de alguna manera al suelo (con cuñas, piquetas, etc.).

Hay que tener en cuenta que el hormigón pesa mucho, y si no está bien sujeto todo el encofrado, corremos el riesgo de que se desmonte y se vierta el hormigón por fuera.

Construir el escalón

Hay que calcular el volumen del escalón. Para ello, iremos a nuestro comercio de materiales de construcción o bricolaje para que nos den las cantidades necesarias para llenarlo. Preparamos la mezcla 1:1:3, es decir, una parte de cemento, una de agua y tres de arena o grava. Hay que verter aproximadamente la mitad del volumen del escalón y dejarlo secar 24 horas. Colocaremos el mallazo (malla de alambre de acero) para darle más fuerza al escalón y terminaremos de rellenar el hueco.

Con una llana o una regla alisaremos la parte superior hasta dejarla totalmente plana. Una vez lleno y liso, dejaremos secar el escalón y no retiraremos el encofrado por lo menos en un par de semanas. Cuando esté seco, quitaremos el encofrado y ya podremos revestir el escalón con baldosas o el acabado que más nos guste.

 

¿Te ha gustado este artículo? No te pierdas nuestros boletines. ¡Apúntate!



Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos