Cómo debe ser un terrario para una tortuga terrestre

Publicado por Covadonga Carrasco, 11 Jul 2012

A diferencia de lo que se pudiera pensar, las tortugas requieren de numerosos cuidados, especialmente uno, que es el lugar en el que pasarán la mayoría del tiempo, su terrario. Hoy queremos que sepas cuál es el terrario perfecto para la felicidad de tu tortuga terrestre.

LO QUE DEBES SABER...
  • Ventilación: lejos de las corrientes pero con rejillas en el terrario.
  • Lámpara: da luz, calor y permite absorber la vitamina D3.
  • Sustrato: de arena o trozos de madera. Cuidar que no lo coma.
  • Agua: suficientemente grande para poder bañarse. 
  • Resguardo: podemos crear una pequeña "casita" para que descanse.

 

Lo primero que debemos tener en cuenta es que el terrario ha de ser de las dimensiones apropiadas al tamaño de la tortuga.

Cuanto más espacio tenga, más podrá moverse y mejor estado físico tendrá ya que las tortugas, aunque son animales pausados, requieren de cierto fortalecimiento de sus músculos mediante el ejercicio, para fijar el calcio de sus huesos y evitar acumular grasas.

 

La importancia de la ventilación del terrario

El terrario también ha de estar bien ventilado pero sin que se produzcan corrientes de aire, que podrían constipar a la tortuga. Para ello es necesario instalar rejillas de ventilación.

En cuanto a las paredes del terrario, debe tener una altura suficiente para que la tortuga no pueda salir, y deben ser lisas para que tampoco pueda trepar, especialmente por la zona de las esquinas. Una mala caída puede resultar fatal para la tortuga terrestre.

Algunas de las urnas de cristal y los acuarios cerrados que podemos comprar en una tienda no son muy beneficiosos para estas especies, ya que además de tener un espacio muy reducido retienen demasiada humedad y no cuentan con ventilación. Por eso es importante que, a la hora de comprarlo, elijamos terrarios con las características que hemos comentado anteriormente.

Otro detalle a tener en cuenta es que el terrario de nuestra mascota no debe estar al alcance de niños o del resto de mascotas que convivan con nosotros. Las tortugas terrestres son animales tranquilos que pueden tener problemas de salud si son sobresaltadas de manera constante.

La importancia del calor y la luz

En cuanto al sustrato necesario, lo ideal es mezclar tierra del jardín y arena. Aunque en las tiendas de animales encontraréis otro tipo de sustratos que también les pueden ir muy bien. Es fundamental vigilar que la tortuga no intenta comerse el sustrato, lo que puede dañar su intestino. Si esto ocurre, cambia la tierra por otro tipo de sustrato que no vaya a comerse, como el hecho a base de pequeños trocitos de madera.

En cuanto a la iluminación, las tortugas la necesitan porque además de luz les proporciona calor y podrán absorber la vitamina D3, algo que este tipo de animales necesitan constantemente, especialmente en invierno. Las lámparas de vapor de mercurio especiales para reptiles son muy buenas para este tipo de animal, ya que proporcionan luz visible, radiación UVA, UVB y calor al mismo tiempo. Lo ideal es mantenerla encendida durante 8 o 9 horas diarias y colocarla aproximadamente a 30 o 40 cm. del animal apuntando hacia una zona del terrario. Así, la tortuga tendrá dentro de su casa una zona con más calor y otra con menos y podrá desplazarse según necesite.

La lámpara es de vital importancia en tortugas que se encuentran habitualmente en el interior de las casas, ya que necesitan el contacto con la luz solar para fortalecerse. Por ello, siempre que sea posible, debemos dejar a nuestro animal bajo la luz directa del sol un rato cada día, siempre teniendo cerca agua y un lugar para resguardarse. 

En invierno, el terrario puede completarse con una manta eléctrica especial para ellos. Se trata de una placa conectada a la corriente que desprende calor. Al situarla debajo del propio terrario (solo en la mitad, para que pueda decidir si quiere o no calor) el calor subirá por las paredes creando una especie de efecto invernadero en el interior que la mantendrá caliente en los meses más fríos.

¿Qué debe tener un terrario?

Además, un buen terrario debe incluir una zona para la comida y otra zona con agua. Lo recomendado sería que el lugar donde pongamos el agua sea de fácil acceso para ella y suficientemente grande para que pueda bañarse en ella si lo desea.

Otra cosa importante en el terrario es proporcionar a nuestra tortuga terrestre un lugar para guarecerse. A las tortugas les gusta pasar largas horas en tranquilidad y soledad, especialmente en invierno, por lo que serán felices si se les habilita una "casita" dentro del terrario en el que cobijarse cuando les apetezca.

Como ves, las tortugas terrestres necesitan vivir en un habitat pensado para ellas, pero no será muy difícil que consigas que esté feliz y sana. Ante cualquier duda lo mejor es recurrir a un veterinario especialista en exóticos.



Linkedin Google Tuenti Meneame Email

Artículos Relacionados

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Dejar un comentario

Dejar un comentario

Su email nunca será publicado ni compartido.

Te recomendamos