Cómo colocar el papel pintado, paso a paso

Publicado por Redacción, 05 Oct 2011

Hace años el papel pintado era lo más in en decoración de paredes del hogar. Luego, llegaron otras modas y pasó a un plano casi insignificante. Pero hoy en día, el estilo retro, por ejemplo, nos invita a retomar costumbres anteriores y el papel pintado vuelve a tener relevancia. De hecho, podemos utilizarlo como una manera fácil y económica de decorar una habitación o cualquier estancia del hogar. El mercado se encarga de ofrecernos multitud de variedades y modelos con acabados específicos para el tipo de pared que tengamos. Aquí os propondremos recomendaciones para que poner el papel pintado en tus paredes pueda resultarte lo más sencillo posible.

Lo primero que debemos hacer para comenzar nuestra tarea es retirar todos aquellos muebles o enseres que nos puedan dificultar la labor. Colócalos todos juntos en el centro de la habitación o el espacio de la casa elegido para decorar y protégelos con sábanas o papel.

 

 

Ten muy presente que, hasta que la cola del papel que pongamos no esté totalmente seca, no debemos recolocar los muebles y objetos en su sitio.

Material que necesitaremos

  • Papel pintado
  • Brocha para cola
  • Cola para papel
  • Cepillo para presionar el papel
  • Una mesa grande que nos sirva de apoyo
  • Tijeras (o cúter)
  • Escalera
  • Lápiz
  • Trapos
  • Regla metálica

Las paredes deberán estar totalmente lisas y uniformes para que el papel no remarque las imperfecciones o haga que sean más evidentes.

Si tenemos algunas grietas en la pared deberemos taparlas antes con yeso para tal fin, así como los agujeros que hayan podido quedar de los tornillos o alcayatas utilizadas para cuadros u objetos que estuvieran colgados.

Cómo preparar el papel a colocar

1. Cortaremos la altura de las tiras de papel a colocar haciendo un cálculo de unos 10 centímetros de más para repartir después entre el techo y el suelo. Lo mejor es que te ayudes de una regla metálica que te servirá para sujetar el extremo del rollo de papel.

2. Debes asegurarte de que el corte es bueno. Para ello, doblaremos la tira por la línea de corte y haremos coincidir los bordes laterales. Presionaremos fuerte con una regla o con el dedo y cortaremos con las tijeras.

Lo siguiente, encolar el papel

3. Sobre nuestra mesa de trabajo, marcamos la altura a la que debemos cortar las tiras de papel. Será una manera de ganar tiempo.

4. Cortaremos en tiras todo el rollo de papel. Si es estampado, las numeraremos para posteriormente saber el orden y que nos casen unas con otras.

5. Ponemos una tira de papel sobre la mesa y comenzamos la labor de encolar. Pondremos cola en media tira por la parte central hacia el extremo superior, por ejemplo y, después, hacia los bordes. Dejaremos que el papel se humedezca de manera uniforme.

6. Plegaremos la parte encolada hacia el centro de la tira de papel. Ten cuidado en este paso de no manchar la mesa ni ensuciar el papel.

7. Con la otra parte de la tira de papel haremos lo mismo y la plegaremos casi juntándola con la parte doblada.

8. Luego, colocaremos una tira sobre un brazo sin que sufra ningún percance y se nos desgarre. Subidos ya en la escalera, desplegaremos el extremo superior de la tira de papel y lo alineamos de forma precisa sobre la primera línea vertical marcada como referencia.

9. La recomendación es dejar unos cinco centímetros de papel sobre el techo, y quedará otra parte similar en el suelo. Desdoblamos después el resto de la tira y la alisaremos el papel contra la pared utilizando para ello un cepillo. De esa forma extraeremos las burbujas de aire. Importante: el movimiento del cepillo debe ser siempre de arriba a abajo y del centro a los laterales.

10. Una vez colocada la primera tira de papel, lo más aconsejable es hacer presión con un rodillo sobre las juntas para que se adhiera muy bien. Si quedara alguna burbuja aplicaremos un poco de cola con una jeringuilla y presionamos otra vez con el cepillo.

11. Luego, recortaremos los bordes de papel sobrante del techo y del suelo empleando el cúter o la cuchilla con la ayuda de la regla metálica. Si nos sobra cola por las juntas, limpiaremos con un trapo ligeramente humedecido en agua para evitar ensuciar el papel.

Con el resto de las tiras realizaremos el mismo proceso. Veréis qué bien os queda.



Linkedin Google Tuenti Meneame Email

Artículos Relacionados

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Dejar un comentario

Dejar un comentario

Su email nunca será publicado ni compartido.

Te recomendamos