Qué hacer con la fianza si los inquilinos dejan el piso en menos de un año

Publicado por Virginia González, 12 Nov 2012

Si los inquilinos abandonan el piso antes de un año, se puede producir una situación incómoda porque quizá no sabemos qué hacer con la fianza que dieron al principio. 

LO QUE DEBES SABER...
  • Avisos: con 30 días de antelación y causas justificadas por escrito.
  • Fianza: si existe causa de fuerza mayor se devolverá el importe al inquilino, una vez se compruebe el estado del piso.
  • Excepciones: si se realiza un abandono por causa injustificada, el propietario puede pedir una indemnización y quedarse la fianza.

 

Puede pasar que en ocasiones un inquilino se vea obligado a salir del piso antes de pasar el primer año. ¿Cómo reaccionar ante este hecho? ¿Qué pasaría con la fianza?

 

Lo que hay que saber

Por lo general, un propietario puede solicitar al inquilino la realización de un contrato de un año y debe cumplirse por ambas partes. Pero como todos sabemos hay excepciones contempladas por la ley, en las que pese a que el contrato establezca que el inquilino debe residir en la vivienda durante al menos un año, la persona en alquiler tiene también derecho a rescindir el contrato, siempre que sea por una causa justificada.

Hay que tener presente el hecho de que la persona que alquila el piso debe avisar con 30 días de antelación antes de que finalice el periodo o cualquiera de las prórrogas. De esta forma el propietario tendrá tiempo de poder reaccionar ante este cambio y buscar a otras personas para ocupar la casa.

En cuanto deis el aviso de marcharos tendréis también que elaborar un escrito en el que se informe de la fecha de aviso y de abandono de la casa, así como de las causas que llevan a este hecho. Deberá ir firmado por el propietario, lo mejor es que si no podéis coincidir para la firma, lo enviéis por correo certificado y constará legalmente.

Entre las causas por las que se puede abandonar el piso están:

- Por incumplimiento de las condiciones del piso por parte del casero. Siempre que estén reflejadas en el contrato (por ello es fundamental que todo lo acordado quede reflejado en el mismo).

- Por traslado a otra localidad, comunidad autónoma o país, ya sea por trabajo, por muerte de un familiar o por cualquier otra causa de fuerza mayor.

¿Y la fianza qué?

Según la ley el arrendador está obligado a devolver al arrendatario la cantidad estipulada de la fianza en el momento de la devolución de las llaves, una vez haya comprobado el estado del piso y saber que no necesita reparar o sustituir nada y que todas las cuentas quedan saldadas (los gastos de luz, agua, etc.).

Si el inquilino se ve obligado a abandonar el piso antes de tiempo, lo mejor es siempre llegar a un acuerdo con el propietario. Que exponga bien los motivos por los que ha de abandonar la vivienda e intentar solucionarlo amistosamente. Lógicamente se debe cumplir la duración del contrato, en caso contrario el propietario podría reclamar una indemnización por incumplimiento y quedarse con la fianza si no existen causas justificadas.



Linkedin Google Tuenti Meneame Email

Artículos Relacionados

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Dejar un comentario

Dejar un comentario

Su email nunca será publicado ni compartido.