Los tejados de chapa: ventajas, desventajas y colocación

Publicado por canalHOGAR, 15 Oct 2015

Albañilería, tejados de chapa

¿Estás pensando en colocar placas de chapa en tu tejado? Si es así, sigue leyendo y descubre más sobre los tejados de chapa, así como sus ventajas, desventajas y colocación. Después de ello podrás decidir si es una buena opción.

En muchas ocasiones, los tejados de chapa son una solución para poner en el tejado, pero antes de adelantarte en su colocación, es necesario conocer sus ventajas y desventajas.

Entre sus ventajas podemos destacar que son bastante económicos, muy manejables, duraderos y muy fáciles de colocar. También tenemos que mencionar su versatilidad y adaptabilidad. Entre todos los tipos de materiales, las chapas más comunes son las de zinc o galvanizadas, caracterizadas por su alta durabilidad, resistencia a la corrosión y las inclemencias del tiempo.

Sin embargo, en la otra cara de la moneda tenemos que este tipo de tejados, si no están bien aislados, transmiten al interior del hogar mucho calor en verano y frío en invierno. Por ello, es necesario aislar térmicamente el área sobre la cual se van a colocar las placas de chapa.

Otras desventajas de este tipo de tejados pueden provenir si no se colocan adecuadamente. En ese caso, ante una racha fuerte de viento o abundante lluvia, el aire puede llevarse las placas o inundarse la estancia en el segundo caso.

Dado que la colocación es primordial, a continuación detallamos paso a paso cómo hay que hacerlo. Los elementos que deberás tener en cuenta son: los solapes, los apoyos, los desagües, las terminaciones y la pendiente del tejado.

1. Los apoyos: será necesario colocar varias chapas en tu tejado, por lo que la separación máxima entre los apoyos de las chapas debe ser de entre 105 y 115 centímetros. En los apoyos también es imprescindible usar correas para sujetar las chapas entre paredes o estancias de la casa. Para ello, deberemos instalar incluso vigas.

2. Los solapes: van necesariamente unidos a la pendiente del tejado. Los solapes entre placas de chapas serán de un mínimo de 30 centímetros en caso de que no se pueda cubrir la totalidad del largo (horizontal) del tejado, siendo por ello la pendiente de entre 15 y 20 centímetros por cada 100 centímetros. Los solapes también pueden ser en vertical.

3. Los desagües: en función de la forma que tengan las placas de chapa, el agua que caiga de la lluvia será expulsada bien hacia fuera o hacia un canalón que la dirigirá hacia el embudo para ser desaguada. Si no hay canalón, deberás instalarlo tú mismo o de lo contrario el agua caerá libremente hacia el exterior.

4. Las terminaciones: con este nombre se conocen los tramos finales de las chapas, que pueden acabar al aire libre o contra un muro o pared. La segunda terminación deberá ser sellada con cemento del llamado hidrofugado (repelente del agua, es decir, impermeable e impide que el agua de lluvia se filtre y forme goteras en el interior del hogar).

Con esta información ya puedes valorar si los tejados de chapa con sus ventajas, desventajas y colocación son idóneos para tu vivienda. Además, para que tu casa esté totalmente protegida, no dudes en contratar un Seguro de Hogar MAPFRE. ¡Te informamos sin ningún compromiso de la póliza que más se ajusta a ti!



Linkedin Google Tuenti Meneame Email

Artículos Relacionados

Comentarios (0)

Todavía no se ha publicado ningún comentario, sé el primero en escribir un comentario.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Dejar un comentario

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

Su email nunca será publicado ni compartido

* Todos los campos son obligatorios

Te recomendamos