///Diarreas en gatos: síntomas, tipos y causas

Diarreas en gatos: síntomas, tipos y causas

4 minutos | ¿Por qué mi gato tiene diarrea? ¿Qué puede estar pasando? ¿Cómo debo tratarlo?

Las heces de un gato deberían tener una textura consistente, de color marrón y debe tener una frecuencia entre 2 y 4 veces al día. Tan malo es un aumento de la frecuencia como un gato cuyas deposiciones son solo una vez al día.

Tendremos que pensar que, si esas heces están en el colon mucho tiempo, esto dará lugar a estreñimiento en el gato, todo lo contrario, al problema de las diarreas.

¿Qué síntomas puede tener un gato con diarrea?

Los principales síntomas de diarrea en un felino son:

  • Heces pastosas o líquidas, acompañadas o no de heces con sangre.
  • Ver al animal con cierto decaimiento y anorexia.
  • Aumento de la frecuencia de las deposiciones. En vez de hacer caca 2 o 3 veces al día, pueden llegar a hacer 10. En el caso de los cachorros, el número de deposiciones es normal que estén aumentadas, pero siempre que mantengan una textura consistente y buen color.

Cuando un gato tiene diarrea, podemos observar en estas que el color puede variar a marrón, amarillento, verdoso e incluso mantener el color normal.

La diarrea es un síntoma de alarma, puede indicar una enfermedad en el gato. Si el intestino no funciona, y no se absorbe el agua de los alimentos, provocará una deshidratación que irá asociada a una mal nutrición si no se soluciona a tiempo el problema.

¿Cómo se califican las diarreas?

Podemos clasificar las diarreas en dos tipos y así después intentar buscar la causa más frecuente.

Diarreas de intestino grueso

Son características porque presentan:

  • Moco.
  • La frecuencia en estos casos de las deposiciones si está aumentada, y no aguantan a hacerlo en el arenero, escapándose en cualquier sitio.
  • Tienen un volumen normal o a veces aumentado.
  • En ocasiones, se ponen en posición (tenesmo), pero no defecan nada.
  • No suelen cursar con vómitos ni diarreas.
  • No es normal que pierdan peso.

Diarreas de intestino delgado

En este caso, los síntomas son los siguientes:

  • La frecuencia de deposición es la misma, pero en vez de hacerlas duras son blanditas.
  • El volumen puede estar aumentado y ser diarreas con más cantidad que de manera normal.
  • Suelen ir acompañadas de vómitos y de diarreas.
  • Si continúan en el tiempo y no se tratan, el gato perderá peso.

¿Cuáles son las causas de diarrea en gatos?
Gato atigrado sobre la mesa del veterinario con una medicación intravenosa.

Las causas de diarrea en gato son muchas, en función de la edad y de si es un animal indoor o entra y sale de casa.

En cualquier caso, estas son las más frecuentes:

  • Causas alimentarias: cambio en la dieta habitual, ingesta de alimentos grasos… en ocasiones, pueden ingerir cuerpos extraños, plantas, etc. que las provoquen.
  • Causas parasitarias:
    • Giardias
    • Isospora
    • Toxoplasma
  • Causas víricas:
    • Panleucopenia
    • Calicivirus
    • Leucemia
    • Inmunodeficiencia
  • Reacción a fármacos: como pueden ser antiparasitarios, antibióticos, antinflamatorios, etc.
  • Causas inflamatorias: son inflamaciones del digestivo que hacen que no haya una buena absorción.
    • Pancreatitis.
    • Enfermedad inflamatoria intestinal.
  • Neoplasia

¿Qué pruebas puede realizar mi veterinario?

Lo más básico es hacer un coprológico para detectar si hay parásitos o huevos de parásitos en las heces.

Otras pruebas posibles e importantes pueden ser:

  • Hemograma y bioquímica
  • Ácido fólico y cobalamina.
  • Tiroides en gatos de más de 7 años.
  • Muy importante descartar una leucemia e inmunodeficiencia de base.
  • Cultivos de heces: si no mejoran con tratamiento también es una opción para valorar.

Junto a la historia clínica se realizará un plan para descartar las abundantes causas de la diarrea en el gato y así poner el tratamiento oportuno.

  • Probióticos.
  • Antibióticos.
  • Dieta especial.

¿Qué podemos hacer en casa?

Cuando detectamos que las heces del gato cambian de consistencia, puede que no sea de manera repentina y sea un día más blando, otro pastosa y al final llegar a ser líquida.

Si tenemos un buen protocolo de desparasitación y de vacunas, el gato no ha perdido el apetito y de ánimo está bien, podemos intentar instaurar una dieta blanda (si aún no ha pasado a las heces líquidas).

Existen en el mercado dietas gastrointestinales para gatos que a veces funcionan y la diarrea puede mejorar. No obstante, si el gato está decaído, no come o las heces son muy liquidas, lo ideal sería acudir al veterinario para evitar que se deshidrate y poner el mejor tratamiento en cada caso.

Además, MAPFRE cuenta con un Seguro para Mascotas, gracias al cual podrás estar tranquilo sabiendo que tu mejor amigo peludo está en buenas manos. ¡Si quieres conocer sus ventajas visita www.mapfre.es!

CALCULA TU PRECIO

Gema García Quintero
Veterinaria

2020-07-10T11:24:04+00:0030 junio, 2020|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.