///Conjuntivitis en gatos

Conjuntivitis en gatos

4 minutos | ¿Tiene conjuntivitis mi gato? ¿Por qué tiene legañas? ¿Qué puedo ponerle en los ojos? ¡Resolvemos todas tus dudas!

Empezaremos definiendo qué es la conjuntiva. Se trata de una membrana que tienen todos los gatos y cubre la parte anterior del globo ocular, y la parte interna de los párpados. Su función principal, además de lubricar, es proteger la córnea frente a agentes externos como pueden ser infecciones u otras causas que veremos más adelante.

La conjuntivitis es una inflamación de esta membrana. Es muy frecuente en gatos y puede aparecer tanto en cachorros como en adultos.

¿Cómo detectar una conjuntivitis?

A veces es difícil comprobar los ojos de los gatos, ya sea porque está asustado, o por dolor. Existen síntomas que, sin llegar a tocar el ojo, pueden darnos cierta información sobre algo que está ocurriendo y no va bien, como puede ser:

  • Que la membrana esté enrojecida en vez de color rosa claro.
  • Lagrimeo
  • Legañas, ya sean transparentes o mucopurulentas.
  • Ojos cerrados parcial o totalmente por dolor.
  • Molestia en un ojo o ambos, lo que hace que el gato no pare de tocarse con las extremidades anteriores.

¿Cuáles son las causas de una conjuntivitis?

Primer plano de ojos verdes en un gato atigrado

Cuando ya sabemos que el gato tiene conjuntivitis, a veces a parte del poner un tratamiento, debemos buscar la causa, ya que, si no, habrá veces en las que el tratamiento instaurado sea un “parche” y al retirarlo, volvamos al punto de partida.

Por ejemplo, en época de espigas, hay gatos que entran y salen de casa y es muy común que éstas se metan dentro del ojo, entre el globo ocular y la conjuntiva, provocando una conjuntivitis. El gato mejorará con colirios antibióticos y antinflamatorios, pero si no se extrae la espiga, la conjuntivitis recidivará provocando a la larga un daño mayor.

Las principales causas de conjuntivitis en gatos son:

Infecciosas

Suelen ser infecciones víricas o bacterianas, frecuentes en gatos cachorros o en adultos que no se encuentran en buenas condiciones y están inmunosuprimidos. Se transmiten de gato a gato y suele afectar a ambos ojos.

Éstas mejoran con tratamiento sintomático, y pueden reaparecer. Por eso también es importante un buen protocolo de vacunación para evitar que gatos sanos puedan contagiarse si entran en contacto con uno infectado (por ejemplo: un gato de casa entra en contacto con un gato cachorro recién adoptado con conjuntivitis).

Las más frecuentes son:

  • Herpesvirus felino.
  • Chlamydophila feliz.

En muchas ocasiones, estas infecciones van acompañadas de secreciones nasales y llegan a convertirse en infecciones respiratorias graves. Por eso, siempre frente a una conjuntivitis, aunque no parezca nada grave, lo ideal es asegurarse acudiendo al veterinario para que valore el mejor tratamiento lo antes posible.

No infecciosas

En las conjuntivitis no infecciosas, la conjuntiva está inflamada, pero la causa no es un agente vírico o bacteriano. Podemos englobar las siguientes causas:

  • Alérgenos: como pueden ser aerosoles, agentes irritantes, detergentes, etc. provocando pequeños folículos en la cara interna de la conjuntiva.
  • Cuerpos extraños: espiguillas, palos… (esta causa es importante en gatos que salen al exterior sobre todo en época de marzo a junio, donde existen abundantes hierbas secas y espigas que se introducen con facilidad en el ojo.)
  • Traumático: como arañazo de otro gato.

En este tipo de conjuntivitis es muy importante confirmar el estado de la córnea. Si tenemos “arenilla” o “un cuerpo extraño” a parte de la conjuntivitis, cada vez que el gato parpadea se puede hacer una úlcera en la córnea, provocando así un problema mayor añadido.

¿Qué puedo hacer si creo que mi gato tiene conjuntivitis?
Gato de color negro que está siendo revisado por un veterinario

Lo primero es intentar valorar el estado del ojo:

  • Ver si está abierto o cerrado.
  • Si tiene o no secreción.
  • Si es en un ojo o en ambos.
  • Si la cornea es transparente o vemos el iris de su color habitual o tiene alguna “telita” de color blanco o azulado.
  • Si el ojo parece inflamado.

En función de lo que veamos en el ojo, así haremos. Si solo tiene leve lagrimeo podremos limpiarlo con suero fisiológico con una gasa o incluso con agua tibia del grifo.

Si la legaña es verdosa e incluso tiene mocos, deberemos llevarlo cuanto antes al veterinario. Ten en cuenta que ellos comen por el olfato y si no pueden oler, dejarán de comer.

Tratamiento conjuntivitis

Normalmente y en función de la causa y de cómo esté el ojo, se realizarán pruebas complementarias. Entre otras, destacan:

  • Exploración completa del ojo o de ambos y conjuntiva.
  • Test fluoresceína para valorar posibles úlceras.

Dependiendo de estas pruebas, se instaurará un tratamiento que suele consistir en antibiótico tópico para el ojo, 2 o 3 veces al día, y antinflamatorio.

En algunas ocasiones, y debido a la gravedad, es necesario antibiótico sistémico o bien en comprimidos o bien en jarabe. Los ojos del gato son muy importantes. Existen lesiones que, si no se tratan a tiempo, pueden llegar a provocar cegueras permanentes y podrían haberse solucionado con un colirio. Por eso, es importante que, en este tipo de casos, siempre que haya dudas, acudamos al veterinario para que valore la gravedad de la situación y pueda darnos un tratamiento cuanto antes.

¿Conoces el Seguro de Mascotas MAPFRE y sus grandes coberturas? Si tienes dudas sobre si tu fiel amigo puede tener una cosa u otra, lo mejor es consultar a nuestros especialistas.

CALCULA TU PRECIO

Gema García Quintero
Veterinaria

2020-07-10T11:22:03+00:0022 junio, 2020|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.