///¿Cómo cortar una piña? Paso a paso y un truco

¿Cómo cortar una piña? Paso a paso y un truco

4 minutos | Te has lanzado a la aventura tropical en la frutería y ahora te preguntas cómo cortar una piña. No hay problema. Aunque si nunca lo has hecho y te dejas llevar por el exterior que presenta esta fruta, puede parecer que estás en un aprieto, la realidad es que es fácil.

Hay diferentes técnicas para saber cómo cortar una piña. Hasta hace unos años era una fruta más bien exótica y no tan frecuente en España, a menudo se reservaba para eventos o momentos especiales. Sin embargo, se ha popularizado y ahora es habitual.

Esto hace que sea fácil de comprar, a buen precio y muy versátil a la hora de incluir en la dieta. ¿Ya la has probado caramelizada como guarnición estrella?

Paso a paso: ¿Cómo cortar una piña?

Piña cortada en rodajas

Paso 1: Prepara el mejor espacio y el instrumento adecuado

Lo más sencillo y también  lo más seguro y rápido es utilizar una tabla de cocina – de esos elementos que no deben faltar en tu cocina – para poder partir la piña. Los cocineros profesionales recuerdan que es importante emprender este tipo de tareas con espacio y material adecuado, para hacerlo en las condiciones propicias y con seguridad.

El cuchillo es clave para cortar una piña sin problemas y en cuestión de minutos. Elige mejor uno que no tenga sierra, largo, ancho y bien afilado para poder cortar con facilidad, evitando hacer demasiada fuerza.

Paso 2: Corte parte superior e inferior.

Lo primero es librarse de las hojas superiores de la piña. Simplemente tumba la fruta sobre la tabla y corta por debajo del nacimiento de las hojas. No es necesario cortar más allá de un par de centímetros, después de las hojas.

Para cortar la parte inferior y así conseguir una base sobre la que sujetar la pieza de pie secciona también la parte de abajo. Evita cortar mucho para no perder gran cantidad de piña y aprovechar al máximo la fruta.

Paso 3: Pelar

La piel de la piña es dura, gruesa y áspera; pero si la quitas con un corte suave, pero efectivo no es difícil de limpiar. Coloca la piña de pie, apoyada sobre la base. Sujeta la fruta por la parte superior con una mano y ve pelándola con movimientos de arriba hacia abajo, apurando entre ellos, para que quede lo menos posible de piel exterior entre tus secciones.

Cuando hayas pelado todo el alrededor de la piña, seguro que te quedan algunos restos que puedes extirpar de forma sencilla con un cuchillo más pequeño. Aunque siempre la facilidad para quitar el exterior de esta fruta va a depender en gran medida de que esté en su punto exacto de madurez. Tanto si está demasiado dura como muy blanda, el trabajo será  más complicado.

Paso 4: Hacer rodajas

No hay una sola forma de presentar, emplatar o comer piña. Pero las rodajas son la más tradicional y básica, especialmente si eres novato cortando. Además, a partir de las rodajas, luego puedes hacer cubos o trozos más pequeños, si lo previeres.

Solo tienes que tumbar la piña e ir cortando de forma horizontal, notarás que la parte central es bastante más dura, pero podrás ir partiendo. Lo más recomendable es hacer rodajas más o menos iguales en grosor, de no más de dos centímetros para que pueda comerse con comodidad.

Truco para los más inexpertos para cortar piña

Truco y accesorios para cortar piña

El corte y preparación de la piña no es complicado, si lo intentas, tú mismo, lo vas a comprobar. No obstante, debes saber que si lo intentas y lo ves imposible o te cuesta realmente mucho, hay algunos aparatos específicos para esta tarea que te pueden ayudar mucho, aunque tendrás que hacerle espacio en tu cocina y comprarlos.

El cortador, pelador y vaciador de piñas puedes encontrarlo por un presupuesto que ronda los 10 euros en Internet y en comercios de menaje aunque depende del material que esté hecho y el diseño, siendo los de acero algo más caros, pero más duraderos y eficaces. Las ventajas de contar con esta herramienta son múltiples y si te vas a hacer fan de la piña es muy probable que te interese.

  • Tiene tres funciones principales: pela, vacía y corta.
  • Deja la cáscara exterior entera para que puedas usarla como cuenco decorativo para servir postres o cócteles, por ejemplo.
  • Corta las rodajas de forma homogénea y perfecta.
  • El tiempo y la fuerza que tendrás que emplear para preparar la piña con este artilugio específico serán mínimos.
  • El uso, el mantenimiento y la limpieza del aparato no es un problema. Es muy sencillo y rápido.

Tanto si decides pelar y cortar la piña de forma manual como si te pasas a la herramienta específica para prepararla, disfrutarás de una fruta sana y saludable. Especialmente versátil hoy que puede aparecer en postres, cócteles, ensaladas, principales y pastas por ejemplo.

2019-10-15T15:17:59+02:0028 noviembre, 2018|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.