///Cómo saber si el pescado está malo

Cómo saber si el pescado está malo

3 minutos | Ingerir alimentos en mal estado puede acarrear algún problema de salud, a veces grave. Por ello, es necesario conocer algunas sencillas señales para saber si algo está en mal estado. Hoy te contamos cómo saber si el pescado está malo.

El pescado es uno de los alimentos más peligrosos a la hora de ingerirlo cuando está en malas condiciones y vigilar la fecha de caducidad que nos recomiendan desde su compra es vital. Sin embargo, hay algunos signos que nos pueden indicar cómo saber si el pescado está malo. Para interpretarlos, debemos prestar atención al olor que emite, la apariencia y la textura.

Aun cuando confiemos en el buen oficio de nuestro pescadero, saber reconocer un pescado fresco y distinguirlo de uno que ya no pasa por su mejor momento o que incluso puede empezar a estar en mal estado no es tan difícil con un poco de capacidad de observación y experiencia. He aquí los principales rasgos de un pescado que no deberíamos comprar y mucho menos comer.

El pescado pasado huele mal

Cuando el pescado comienza a deteriorarse, emite un olor fuerte que recuerda al amoniaco, muy característico y fácil de reconocer. El pescado que ha salido hace poco del mar siempre tiene un olor salino y penetrante que puede ser muy intenso y potente, pero que nunca resulta desagradable o hediondo. ¡Así sabremos que el pescado está fresco!

Si no podemos comprobar el olor o estamos muy seguros de si es bueno, podemos entonces fijarnos en otras características.

El pescado cambia de color y pierde brillo

Cuando vemos que el color de los bordes del pescado se ha ido atenuando o tiñendo hacia tonos más marrones, amarillos o grisáceos, debemos sospechar que el pescado puede estar malo. Si además, observamos que el color de las branquias se han decolorado hacia el rojo o el marrón, están pegadas entre sí y han perdido el brillo, podemos confirmar nuestras sospechas.

La textura se altera

La textura es un elemento a tener en cuenta a la hora de saber si el pescado está malo, porque ofrece pistas muy elocuentes sobre su estado. En términos generales, la carne de un pescado fresco debe mantenerse tersa y compacta, sin perder su elasticidad natural. Si encontramos que la carne está muy fofa y flácida o bien que las vísceras están hinchadas, no deberíamos comer ese alimento. Si, además, los ojos del pez están hundidos y decolorados,  hay una alta probabilidad de que nuestro pescado se haya echado a perder.

Cómo evitar que el pescado se ponga malo

A nadie le gusta tirar comida, así que si no queremos que nos ocurra con nuestro pescado, lo que tenemos que hacer es cocinarlo y comerlo poco después de haberlo comprado. Si, por la razón que sea, no pudiésemos hacer esto, aún podríamos solucionar congelando nuestras piezas, de hecho, los restaurantes están obligados para evitar intoxicaciones. Así conservaremos todas sus propiedades en perfecto estado y no correríamos peligro ninguno de ingerirlo en mal estado. El principal riesgo de consumir pescado en mal estado, además del sabor desagradable, es el crecimiento bacteriano en él y que puede provocarnos indisposiciones de gravedad dispar, pero que en algunos casos pueden llegar a ser muy agudas.

Con estos consejos acerca de cómo saber que el pescado está malo podremos estar muy seguros de estar ingiriendo alimentos en buen estado. La misma seguridad nos da el Seguro de Salud MAPFRE, que con sus coberturas, protege nuestro hogar y el de los nuestros.

2020-09-23T10:18:08+02:007 agosto, 2019|

Comentarios (2)

  1. anónimo septiembre 7, 2016 en 12:35 pm

    Hola Enric. Si notas que la textura es rara y el sabor está algo ácido, sin duda el pescado está en mal estado. No obstante, siempre que tengas dudas, lo mejor es no arriesgar y ante la mínima sospecha desechar el pescado. Un saludo

  2. anónimo agosto 30, 2016 en 3:23 pm

    hola,

    he cocinado gallo sant pedro al horno y la textura parece pure ¿esta en mal estapo?

    salut

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.