///¿Sabes cómo eliminar las malas hierbas para siempre?

¿Sabes cómo eliminar las malas hierbas para siempre?

5 minutos | Eliminar las malas hierbas para siempre es sencillo si sabes cómo hacerlo. Las claves no están en el uso de potentes herbicidas, algo que puede solucionarse con productos y métodos de trabajo ecológicos.

Eliminar las malas hierbas para siempre es más fácil de lo que imaginas. Las malas hierbas no son dañinas para ningún cultivo ni jardín, pero su mala fama les precede. Se trata de plantas que no deberían estar ahí y que entran en conflicto con los cultivos que estás realizando en tu jardín.

¿Qué son las malas hierbas?

No podemos calificarlas como malas, ya que no buscan ningún mal para los cultivos, por lo que una denominación más correcta de este tipo de plantas sería la de:

  • Hierbas competidoras: son las que se enfrentan en recursos con las plantas de tu jardín o tu huerto.
  • Plantas adventicias: estas aparecen de forma accidental o inesperada en medio del cultivo o jardín.
  • Plantas y hierbas espontáneas: son aquellas que surgen por sí mismas sin que nadie las haya plantado.

Es normal que existan hierbas de este tipo en tu jardín o en tu huerto, pero el problema debe tratarse cuanto antes para evitar que estas sean más fuertes que las que has plantado y por tanto acaben obteniendo los recursos que necesitan tus plantas para crecer: como el agua, la luz, el espacio o los nutrientes.

Si no actúas ante ellas, el peligro es inminente, ya que este tipo de hierbas y plantas son mucho más resistentes y están adaptadas de manera más eficaz que el resto de plantas o frutos que hayas podido plantar. Además son más eficientes a la hora de obtener los nutrientes necesarios y el agua, lo que les ayuda a crecer de forma más rápida y reproducirse con más facilidad, colonizando por completo cualquier cultivo.

¿Por qué aparecen las malas hierbas?

El motivo de su aparición puede ser variado por lo que debemos conocerlo para poder solucionarlo. Una de las principales causas por las que pueden aparecer malas hierbas es porque en el suelo existan semillas de hierbas adventicias, es decir, semillas que se han quedado enterradas y que proceden de plantas cultivadas en esa tierra en años anteriores.

Para que estas semillas se puedan germinar, es necesario que se encuentren a pocos centímetros de la superficie. Si rastrillamos la zona, es posible que estas emerjan a la superficie y aparezcan de nuevo.

Cómo eliminar las malas hierbas

     

    La eliminación de las mismas requiere trabajo, sobre todo si se trata de huertos o cultivos. Si alguna vez has tenido que eliminarlas en este tipo de superficies seguro que has optado por arrancarlas de raíz con las manos o utilizando herramientas para ello. Esta ha sido la forma más extendida de todas para acabar con estas hierbas. Sin embargo, en este caso el problema de este método es que requiere mucho esfuerzo y sobre todo tiempo para poder acabar con todos estos vegetales no deseados.

    Los herbicidas y productos químicos, por su parte, son mucho más efectivos a la hora de acabar con las malas hierbas. El uso de este tipo de productos es muy cómodo ya que se aplica con una fumigadora sin esfuerzo y en muy poco tiempo. La pega es que su efectividad es tan solo temporal, y será necesario que realices varias fumigaciones del espacio destinado al cultivo o el jardín a lo largo del año. Además, su principal desventaja es que su uso es muy peligroso para el medio ambiente, además de suponer un riesgo para la salud de las personas que estén en contacto con las plantas o las consuman. Aunque es un método muy extendido, sobre todo en grandes explotaciones, no es el más eficaz.

    En la actualidad, los expertos en jardín y huerto recomiendan una tercera vía para acabar con las malas hierbas para siempre, o al menos durante mucho tiempo de forma sencilla y ecológica y capaz de ayudar al suelo a regenerarse y a producir más nutrientes.

    Como ya has leído, las semillas del fondo del suelo aparecen en la superficie después de rastillarlas o eliminarlas para volver a generarse, por ello, la solución pasa por no realizar esta acción. Aunque te parezca poco efectivo, si tienes un huerto en tu jardín y no realizas ningún tipo de laboreo ayudarás a tus cultivos.

    • Al no labrar la tierra evitas que se modifique la estructura natural de esta.
    • Mayor fertilidad y materia orgánica para las plantas.
    • Se conserva la humedad: al mover la tierra el agua en superficie se evapora por la acción del sol.
    • El suelo será más equilibrado y evitarás enfermedades y plagas para las plantas.

    Por otro lado, que el suelo esté expuesto al sol, al aire y al agua puede ayudar a que las malas hierbas se acumulen en tu zona de cultivo. Esta solución es válida para huertos domésticos ya que la podrás realizar correctamente.  Para evitar que las malas hierbas que hayan podido quedar se puedan desarrollar, es importante eliminar su fuente de iluminación y la mejor solución será cubrir el suelo para evitar que germinen. Puedes hacerlo de distintas maneras, las más ecológicas son las que pasan por cubrir tu huerto con restos de carácter vegetal o mallas anti-hierba.

    Además de conseguir acabar con las malas hierbas en tu huerto, tendrás otras ventajas:

    • Ahorro de agua: al conservarse mejor la humedad no será necesario que riegues tanto
    • Aumenta la temperatura del suelo: si quieres que esta aumente de forma más eficaz, la mejor opción es que cubras el terreno con mallas de color negro. Si utilizas cobertura vegetal, esta será capaz de mantener el suelo más fresco durante el día y conservar el calor por la noche. En el invierno, las raíces de las plantas estarán más protegidas.
    • El suelo no se compacta con la lluvia
    • Las coberturas vegetales aportan nutrientes al suelo

    Otras alternativas naturales a los herbicidas

    jardín y huertos descuidados

    Además de este método, podrás utilizar otros remedios caseros como herbicidas naturales y bastante duraderos.

    Harina de trigo

    Es muy eficaz, viértela por el suelo del huerto para que nada crezca bajo ella. Antes de llevar a cabo esta acción, asegúrate de que tus semillas ya se encuentran germinadas para proceder a su aplicación en aquellas zonas donde se encuentren las malas hierbas.

    Agua hirviendo

    Para que sea eficaz deberás poner una cazuela a hervir, cuando alcance la temperatura viértela con cuidado sobre las malas hierbas. Debes tener cuidado dónde la usas, porque acabará también con el resto de plantas que haya alrededor. Te será muy útil cuando quieras eliminar las hierbas que aparecen en los bordillos de la acera o en un patio enlosado.

    2018-12-26T14:22:24+02:0028 diciembre, 2018|

    Deja un comentario

    Información básica sobre Protección de Datos:
    En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.