Inicio  /  Jardinería  /  Jardines  /  Plantas tapizantes pisables como alternativas al césped

Plantas tapizantes pisables como alternativas al césped

5 minutos | Si tu césped no prospera o, directamente, quieres evitar el gasto de dinero y tiempo que conlleva su mantenimiento, puedes optar por unas de las muchas alternativas al césped que existen. Se trata de plantas tapizantes cuyas necesidades hídricas y de siega son mucho menores.

El césped natural, con su verdor clorofílico y su espesor, brinda a cualquier jardín una belleza difícil de conseguir con otro sistema. Sin embargo, para disfrutar de ese manto perfecto, hay que extremar los cuidados y brindarle toda el agua que necesita. En definitiva, es un sistema muy costoso de mantener.

Para evitar este gasto, se suele recurrir al césped artificial, a los áridos y piedras decorativas e, incluso, al solado del suelo. Sin embargo, no hay por qué renunciar a la naturaleza viva: por suerte, existen muchas alternativas al césped que cumplen su función con bastante decencia y, lo mejor, son mucho más económicas.

Alternativas naturales al césped

Si no quieres renunciar a caminar descalzo sobre verde, pero evitas excederte en el gasto del jardín, estas alternativas al césped son tu mejor opción. Estas plantas también son tapizantes y se pueden pisotear sin problemas, pero requieren menos agua, abonos, y en algunos casos, no necesitan siega.

Lippia nodiflora

Phyla Nodiflora

Fuente: https://bit.ly/2YlP9G4

La Lippia nodiflora (Phyla Nodiflora) es, para muchos, la mejor sustituta del césped. De hecho, se la conoce también como la «bella alfombra».

Es una planta perenne herbácea resistente a la sequía y al pisoteo. Su mantenimiento es muy sencillo y no necesita segado. Además, de primavera a verano florece, llenando de notas rosadas el verde manto.

Si el jardín está a pleno sol, ésta es una excelente alternativa, ya que en esas condiciones crece muy tupida, a poca altura y tiene una floración abundante. No obstante, también se puede plantar a la sombra, aunque en este caso, los entrenudos serán más largos y la floración menos abundante.

Grama

Cynodon dactylon

Fuente: https://bit.ly/2YRn20i

La grama común (Cynodon dactylon) es una de las alternativas más utilizadas, pues se parece mucho al césped, aunque su acabado es más áspero.

Entre las bondades de esta gramínea destacan su gran resistencia a las altas temperaturas, al uso continuo (se puede pisar tanto como se quiera que seguirá mostrando un buen aspecto), su poca necesidad de agua y que su mantenimiento es muy simple.

Se caracteriza por sus hojas rígidas y vellosas en los extremos, con inflorescencias en forma de espiga. Florece durante el verano y el otoño, y en invierno, con temperaturas por debajo de los 10 grados, amarillea.

Dichondra

Dichondra repens

Fuente: https://bit.ly/37GSQct

La Dichondra (Dichondra repens) es una de las pocas alternativas al césped que no es una gramínea, sino que forma parte de las dicotiledóneas.

Esta planta originaria de Canarias es perenne, crece rápidamente, es muy tupida, y sus hojas de un verde brillante le dan un aspecto muy elegante.

Es una opción interesante, y no solo por su belleza, su alta resistencia a la sequía, y porque se puede pisar sin problemas; sino porque es poco propensa a sufrir plagas y enfermedades.

Otra de sus virtudes es que no crece demasiado en altura (hasta los 15 centímetros) por lo que no es necesario segarla.

Es perfecta para jardines muy soleados o climas cálidos.

Trébol enano

Trifolium repens

Fuente: https://bit.ly/37LG0JV

El Trébol enano (Trifolium repens), esa leguminosa tan odiada por invadir el césped, puede convertirse una gran aliada si lo que queremos es tapizar el suelo de verde. Acepta bastante bien el uso intenso y es poco exigente con la calidad del suelo, y soporta el frío mejor que la Dichondra y la grama.

Eso sí, hay que tener en cuenta que en época de floración atrae a las abejas.

Musgos

Musgo

Fuente: https://bit.ly/2YevXdt

Si vives en una zona húmeda, los musgos pueden ser una buena alternativa al césped, sobre todo si el jardín es muy sombrío. El resultado es el de un paisaje con un gran impacto visual y una textura inmejorable.

Aunque en sus inicios necesita tanta agua como el césped, una vez que está bien implantado requiere menos. Además, no necesita fertilizantes ni, mucho menos, que se siegue.

Resiste las pisadas, pero no lo suficiente.

Convalaria

Ophiopogon japonicus

Fuente: https://bit.ly/2zKu1Qh

La Convalaria (Ophiopogon japonicus) se asemeja mucho a un césped crecido que necesita urgentemente una siega. Sus hojas perennes, estrechas y largas de un color verde oscuro pueden llegar a medir 30 centímetros de altura, momento en el que se extienden horizontalmente, juntándose unas matas con otras y tupiendo así toda la superficie.

Se desarrolla mejor en suelos con pH ácido, neutro o alcalino, y con cierto grado de humedad.

Es ideal para lugares umbríos, por lo que se suele usar en aquellos jardines en los que la grama no prospera. Para que cubra rápido toda la superficie, se aconseja plantar las matas con una separación de unos 15 a 20 centímetros.

2020-07-29T11:28:35+00:0031 julio, 2020|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.