Home > Cocina > Artículos > Consejos para congelar coliflor

Consejos para congelar coliflor

Consejos para congelar coliflor
3 Min de lectura
Los métodos de congelación no suelen ser muy complicados, sin embargo, merece la pena saber cuál es la forma más adecuada para congelar cada alimento. Estos consejos para congelar coliflor te permitirán tener siempre esta verdura disponible.
Logo Canal Hogar Mapfre
Blog hogar MAPFRE
Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avala como fuente de información veraz y práctica, ayudándote en tus tareas diarias sobre temas como bricolaje, limpieza del hogar y animales de compañía. | Web

El equipo de redacción de MAPFRE lleva más de diez años investigando y publicando artículos relacionados con el mundo del hogar, con temáticas como bricolaje, recetas de cocina y limpieza del hogar, entre otras. No te pierdas todos nuestros consejos y guías para hacer de tu casa el hogar con el que siempre has soñado.
Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avalan como fuente de información veraz y práctica, ayudándote en tus tareas diarias.

La coliflor puede guardarse congelada con total tranquilidad y seguridad, pero si sigues estos consejos para congelar  coliflor, lograrás que mantenga la máxima cantidad de sus nutrientes y su textura natural, evitando que quede blanda o se reseque por el frío:

Paso a paso

  1. Elige una coliflor fresca y de calidad. El estado en el que se encuentre la coliflor que vas a congelar es clave para  recuperar, después de la congelación, un alimento de calidad. Elige coliflores de tamaño pequeño o medio, y que presenten un aspecto saludable, totalmente blanco y sin manchas.
  2. Corta la coliflor al tamaño que desees, lo más adaptado posible al uso que necesites. Por ejemplo, si la vas a usar en guisos o sopas, puedes cortarla en trozos pequeños.
  3. Hierve la coliflor antes de congelarla para que el proceso de congelación no acabe con su color y textura. Llévala a ebullición -unos tres minutos suele ser suficiente- e inmediatamente corta la cocción echando la coliflor en un recipiente con hielo.
  4. Congela la coliflor en cantidades pequeñas, según el uso que vayas a darle, mejor que tengas que descongelar dos bolsas o recipientes, en caso de necesitar más cantidad de coliflor.
  5. Puedes utilizar bolsas de congelación o recipientes adecuados, saca todo el aire que sea posible. Si puedes utilizar una máquina para envasar al vacio, la congelación resultará mejor y la coliflor quedará mucho más natural, después de descongelar.

Con estos consejos para congelar coliflor, te aseguras una congelación segura, pero además podrás disfrutar de una coliflor natural y fresca en cualquier momento, conservando de la mejor manera su sabor, su textura y sus nutrientes naturales. Estos pasos pueden aplicarse en otras verduras, y en cualquier otro alimento que se pueda congelar.

Aunque el proceso de congelación sea perfecto, puede fallarte el congelador, o producirse un corte en el suministro eléctrico, esto arruinaría con mucha probabilidad todo el contenido de tu congelador, también la coliflor; pero si cuentas con esta cobertura en tu Seguro de Hogar MAPFRE, las consecuencias serán mínimas y todo estará solucionado de forma rápida y cómoda.

 

Calcula tu seguro ahora

Elige otro seguro a calcular

Publicado por Blog hogar MAPFRE
- 4 Jun, 2021

Comentarios (0)

Te puede interesar

Rodajas de berenjena sobre una tabla de madera

5 Min de lectura

¿Quieres saber cómo identificar una berenjena en mal estado? Te contamos algunos trucos para saber si está en condiciones de ser consumida y cómo debe conservarse correctamente para evitar problemas.

Mujer preparando un bizcocho esponjoso

5 Min de lectura

¿Te ha pasado alguna vez que al hacer un bizcocho no te sale como esperabas? ¿Te ha quedado crudo por dentro o la masa se ha convertido en un mazacote? Con estos trucos conseguirás que tu bizcocho casero esté siempre esponjoso.

Suscríbete a nuestro boletín

Consigue tu recetario

0