Home > Mascotas > Otras mascotas > Consejos para cuidar de un hurón bebé

Consejos para cuidar de un hurón bebé

Dos hurones bebés sobre un suelo de hojas seca
7 Min de lectura
Los hurones son animales muy inteligentes, juguetones y curiosos. Los cachorros duermen mucho y necesitan de cuidados especiales ¡Te lo contamos!
Claudia Jurado de la Fuente, veterinaria
Claudia Jurado De la Fuente
Veterinaria especializada en animales exóticos y salvajes de la Clínica Zarzaquemada

Licenciada en Veterinaria en el 2010 y con titulo de especialización de animales exóticos y salvajes por la UCM. Veterinaria senior en la Clínica Zarzaquemada

El hurón pertenece a la familia Mustelidae. Son animales carnívoros que viven de 8 a 10 años en cautiverio.

Los hurones se pasan hasta el 75% del día durmiendo (sobre todo en la época de cachorros); suelen ser muy activos durante períodos cortos de tiempo y luego duermen profundamente durante varias horas. El resto de su tiempo lo dedican a explorar su entorno y jugar.

Hurón bebé sobre una mano humana

Las consideraciones que deberemos tener en cuenta para un buen cuidado del hurón bebé son: un alojamiento seguro, una buena nutrición y atención veterinaria adecuada.

Alojamiento

En jaulas

El alojamiento de estos animales cuando son bebés puede ser en jaulas más pequeñas, pero lo ideal es tener ya una adecuada para cuando vayan creciendo.

Los hurones necesitarán jaulas grandes (con dos o 3 pisos es lo ideal), espaciosas y con al menos 75-90 cm de altura y 40-45 cm de anchura y un mínimo de 45 cm de altura en cada una de las plantas para poder ponerse de pie. Si se decide coger una jaula de varios pisos cuando son muy bebés se podrían limitar las alturas y a medida que vayan creciendo, ir dándole más espacio.

Hurón metido en una jaula

Dentro de la jaula, la dividiremos en varios espacios, por un lado, pondremos el comedero y bebedero (siempre anclados), por otro lado, dejaremos una zona de descanso (camas de material suave) y por último, una zona de arenero siempre alejado de la zona de descanso.

El suelo del recinto debe contar con una base sólida (eliminando las rejillas) debiendo cubrirse con virutas de madera o serrín (evitando la madera de cedro o de pino, ya que pueden ser toxicas), lecho de papel de periódico o pellets de papel reciclado. Lo que nunca podremos usar es arena de gatos.

Para la zona de descanso, podemos poner hamacas, toalla o alguna ropa vieja, pero siempre deberemos evitar que este tipo de tejidos tengan rasgones o bordes deshilvanados que puedan ocasionar la estrangulación del animal.

En casa

Un hurón puede estar suelto dentro de casa, siempre que se cumplan unas condiciones:

  • Bloquear el acceso a todos los lugares que puedan ser peligrosos: detrás de la nevera donde hay cables, desagües, enchufes, terrazas…
  • A los hurones les gusta escarbar la tierra, por lo que si existen plantas en el entorno se deben proteger con una rejilla
  • También deberemos poner mucha atención cuando abras neveras, lavadoras, armarios... ya que pueden haberse quedado dentro jugando o dormidos

La propia naturaleza de los hurones implica que necesitan un ambiente con suficientes estímulos para evitar el aburrimiento y el consiguiente desarrollo de comportamientos anómalos, sobre todo cuando hablamos de cachorros.

Estos animales siempre están altamente motivados para explorar túneles y madrigueras, de manera que su entorno debería estar equipado con elementos como tubos de cartón (rollos de papel higiénico o de cocina), bolsas de papel y trozos de tubería de fibra (siempre mirando que sean lo suficientemente anchos para que no se queden atascados). Cuando son bebés esta curiosidad se multiplica.

¿Cómo debe ser la alimentación de un hurón bebé?

El destete no debería ser antes de las 6 semanas de edad, por lo que no deberíamos adquirir un hurón antes de esta edad. Si adquirimos uno antes de esta edad, deberíamos darle leche de gatos. Este tipo de animal tiene un tracto intestinal muy rápido por lo que habría que hacer tomas cada 2 o 3 horas.

El hurón es un carnívoro estricto, requiere una dieta alta en proteína (30%-35%) y grasa bruta (15%-20%), con escasa fibra bruta (inferior al 4% de materia seca).

Lo ideal es coger un pienso comercial para hurones bebés de alta gama. A la hora de mirar la composición, habrá que fijarse en que el índice de proteínas sea adecuado y además que sea de proteína animal y no vegetal, esto es muy importante debido a que una deficiencia de proteína animal podría acarrear problemas en el pelo, en el esqueleto o, enfermedades gastrointestinales.

Hurón comiendo de un comedero

Es importante que los hurones después del destete ya no ingieran productos lácteos. La mayoría de los hurones son intolerantes a la lactosa y parecen incapaces de utilizar las proteínas proporcionadas por la leche y sus derivados.

La calidad de las proteínas en los alimentos comerciales suele marcar su precio. La proteína de alta calidad proveniente del músculo es más cara que la proteína de baja calidad (plumas, semillas, o tejido no digerible).

En la etapa de crecimiento es fundamental que la comida sea de alta calidad, garantizando así el correcto desarrollo del animal, los piensos pensados para animales jóvenes estarán formulados con un nivel mayor de proteínas.

¿Qué atención veterinaria requiere?

Al adquirir un hurón bebé, se debería acudir a la clínica veterinaria cuanto antes. La primera consulta se revisará que el animal no presente ninguna patología visible ni ectoparásitos y hacer un chequeo de las heces para descartar parásitos intestinales.

Con 8 semanas de vida se empieza el protocolo de vacunación. En los hurones se recomienda vacunar contra el virus del moquillo. Y de ahí, una primera vacunación que consiste en 3 dosis separadas en 3 semanas a partir de la octava semana de edad y una revacunación anual.

La vacuna de la rabia es obligatoria en algunas comunidades autónomas y la primera dosis se pone a los 3 meses y se revacunaría anualmente.

El microchip es el sistema de identificación del animal, y es obligatorio.

No es recomendable sacar al hurón a la calle hasta terminar la primovacunación de moquillo.

Cuando comience a salir a la calle se recomienda la administración de antiparasitarios externos.

Como sabes MAPFRE, cuenta con un Seguro para Mascotas con una amplia red de Centros Veterinarios en los que podrán ayudarte y asesorarte en todas tus dudas.

Calcula tu seguro ahora

Elige otro seguro a calcular

Publicado por Claudia Jurado De la Fuente
- 25 Abr, 2024

Comentarios (0)

Te puede interesar

Jaulas para loros

6 Min de lectura

Uno de los detalles más importantes a tener en cuenta en el caso de tener pájaros como mascotas es la calidad de su jaula. Hoy queremos hacer hincapié en cómo debe ser la jaula de un ave muy especial, el loro.

Suscríbete a nuestro boletín

Consigue tu recetario

0