Home > Mascotas > Gatos > Gato himalayo

Gato himalayo

Gato himalayo subido sobre una cama, con una estantería de fondo
5 Min de lectura
Los gatos himalayos son unos felinos adorables, pero hay que saber tratarlos y educarlos. Descubre cómo son estos gatos, de dónde vienen y qué cuidados necesitan.
Veterinaria Gema Garcia La Mota
Gema García Quintero
Veterinaria Cofundadora de Clínica Veterinaria La Mota

Licenciada en Veterinaria desde 2009 y especializada en pequeños animales, perros, gatos y roedores. Cuenta con su propia clínica veterinaria, donde dan servicio de consulta, pruebas de laboratorio y diagnóstico, hospitalización y cirugía.

Los gatos himalayos se caracterizan por ser gatos de raza persa en cuanto a su morfología y pelo, pero con los colores de un gato siamés.

Por ejemplo, su nariz es más chata, tienen las orejas separadas y el pelo largo, características habituales de los persas, mientras que los colores y sus llamativos ojos azules son más propias de los siameses.

El tamaño del gato himalayo es mediano o grande y se caracteriza por tener un cuerpo musculoso.

En el caso de que estén esterilizados, tenderán a ser más grandes y robustos aún, si no se cuida bien su alimentación, pueden llegar a pesar 6 kilos.

Son animales tranquilos, buenos y de carácter pacífico, les gusta estar en un asiento cómodo o sofá largos periodos de tiempo.

En función de cómo se críen, también buscan horas de juego y suelen tener más afinidad con una persona de la casa, a la que seguirán a todas partes.

Cuidado del pelo

Siempre que elijamos un gato de este tipo, tendremos que plantearnos si podemos dedicarle el tiempo y cuidados que necesitan:

Cepillado a diario

Cuando tenemos un gato con este tipo de pelo, debemos cepillarle a diario. Con esto evitaremos la formación de nudos que puedan pegarse a la piel provocando posibles dermatitis.

También nos servirá para eliminar pelo muerto de su manto.

Limpieza de ojos

Primer plano de un gato himalayo mirando fijamente con los ojos de color azul

 

Estos felinos, al tener cruce de persa, tienen la nariz más o menos chata. Esto dará lugar a que tengan más secreción lacrimal que otro tipo de gatos.

Habrá que limpiarlo a diario para evitar que se formen legañas.

Utilizar malta

La malta es una pasta que se suministra a los gatos vía oral una o dos veces por semana, en función del pelo del gato.

Actúa como un laxante natural, ayudando a que las bolas de pelo que el gato traga al asearse, puedan pasar por el tránsito intestinal sin quedar obstruidas.

Este tipo de razas debe tomar malta prácticamente de manera obligatoria para evitar estos problemas.

Alimentación: ¿qué deben comer?

Deben comer alimento para gatos, es decir, se les puede premiar con atún, sardinas, pescado o incluso dieta casera, pero es importante saber qué complicaciones puede haber en el futuro.

La comida de los gatos, cuanto más húmeda sea mejor, es decir, a nivel renal les vendría mejor comer solo dieta húmeda, pero para la boca y también para hacerlo más completo se añaden piensos de distintas marcas comerciales que harán que cubra todas las necesidades que tenga.

Cada gato debería tener su propia dieta, la que más se adecúe a su estado de salud, a su etapa de vida, a sus problemas metabólicos, digestivos, renales

Existe gran variedad de marcas tanto en húmedo como en seco que podemos elegir en función de:

  • Si el gato está esterilizado o no.
  • Si tiene problemas digestivos, renales, etc.
  • Si se trata de un gato adulto, kitten o senior.
  • Si es un gato normal o con sobrepeso.
  • Otras variedades.

En el caso del gato himalayo tendremos que valorar cuál es la alimentación correcta en función de todos los parámetros anteriores.

Enfermedades: ¿cuáles son las patologías más frecuentes en esta raza?

No existen como tal dos o tres enfermedades típicas en esta raza. Pero al pensar en su morfología tendremos que vigilar las siguientes complicaciones que podamos encontrar:

Problemas oculares

Al tener la cara tan chata, los conductos lacrimales no drenarán al 100 x 100, pudiendo provocar más lagrimeo de lo normal e incluso acumulación de legañas o conjuntivitis asociadas.

Problemas respiratorios

A veces, estos gatos se parecen más al persa y son muy chatos, esto hace que los cornetes nasales puedan estar más cerrados de lo que deberían y provocan dificultades respiratorias, ronquidos, etc.

Problemas renales

Los persas pueden sufrir enfermedad poliquística renal. Se trata de un problema hereditario que afecta sobre todo a esta raza.

Problemas digestivos

Debido a su largo pelaje, debemos controlar con malta que no haya vómitos recurrentes de bolas de pelo, ya que si esto fuese así habría que consultar con un veterinario.

Si tienes dudas, recuerda que MAPFRE cuenta con un seguro para mascotas, que cubre, entre otras cosas, daños al animal por accidente, robo o extravío, defensa jurídica, etc.

Cada raza es un mundo, pero este gato es ideal para tenerlo de compañía sobre todo en casos es que busquemos un compañero tranquilo y relajado. A pesar de sus cuidados y de las patologías que pueden aparecer, es un gato perfecto para elegirlo como un gran amigo.

 

 

Calcula tu seguro ahora

Elige otro seguro a calcular

Publicado por Gema García Quintero
- 11 Ene, 2021

Comentarios (0)

Te puede interesar

Gato azul ruso tumbado sobre un calefactor

5 Min de lectura

El gato azul ruso destaca por su porte y elegancia, y enamora por su carácter cariñoso y amigable. ¡Conoce más detalles de este magnífico felino!

gato en el veterinario

5 Min de lectura

Si tienes un gato es importante que conozcas las enfermedades más frecuentes de estos animales para poder actuar y tratarle en caso de que lo necesite. La Panleucopedia felina es una de las importantes, por eso debes conocer cuáles son sus síntomas, cómo se diagnostica, cuál es el tratamiento y cómo se previene. ¡Toma nota!

Gato atigrado sobre césped

5 Min de lectura

El calicivirus felino es un tipo de gripe felina muy común y contagiosa. Si no se trata a tiempo, puede ser grave. Te explicamos cuáles son sus síntomas y cómo tratar la enfermedad.

Suscríbete a nuestro boletín

Consigue tu recetario

0