///10 alimentos que no pueden comer los gatos

10 alimentos que no pueden comer los gatos

4 minutos | Asegúrate tener muy claro qué no puede comer tu gato, puesto que hay una lista importante de alimentos que no deberían ingerir o solo en contadas ocasiones. Entre ellos, la leche. Si eres nuevo como dueño de gato, te interesa confirmar que lo sabes todo.

Consulta con tu veterinario qué no puede comer tu gato. Para empezar, te facilitamos una lista de los más perjudiciales. Muchas veces las creencias populares o mitos sobre los gatos y su alimentación no son muy acertados, ocurre con el pescado y con la leche, es mejor que no te dejes guiar por rumores y protejas a tu gato.

10 alimentos prohibidos para los gatos

Los gatos no son omnívoros como los humanos o los perros, esta es una de las confusiones más habituales respecto a estas mascotas. Los felinos son carnívoros, por los que es importante guiarse siempre por esta característica a la hora de preparar el menú de tu gatito. Cuidar la alimentación de tu mascota es la mejor formar de cuidar la salud de tu mascota y evitar algunas de las enfermedades más comunes.

1. Lácteos, ni siquiera leche

Los gatos desarrollan con la edad intolerancia a la lactosa, lo que significa que, aunque los gatitos de menor edad tienen que tomar leche para crecer y desarrollarse de forma saludable, con el paso de los meses, es un alimento que se va retirando y que no debe incluirse en el menú de un gato adulto.

Dado que existe leche sin lactosa, existe la oportunidad de darle este tipo de leche a un felino adulto, pero, aunque compres esta leche especial y adaptada para gatos debería ser algo esporádico y en poca cantidad cada vez.

2.  Espinas de pescado

Los gatos sí comen pescado, eso no es un mito. Sin embargo, hay que tener cuidado con las espinas u otros desperdicios que son peligrosos para los gatos. No se trata de su composición ni de que puedan intoxicar al gato, en este caso se trata de evitar que las espinas provoquen heridas o arañazos en los órganos internos del gato.

3. Fruta

Olvídate de los beneficios de los cítricos por su alto contenido en vitamina C, los gatos no deben tomar ni naranjas, ni limones ni pomelos. Los problemas estomacales serán la primera consecuencia si incorporas cítricos en la dieta de tu gato.

Ni el aguacate, ni las uvas ni las pasas son buenos para un gato. Si se las das de forma muy esporádica, pueden no afectarles, pero una ingesta habitual y abundante es malicioso para la salud de sus riñones, tremendamente sensibles.

4. Cebolla y ajo

El tiosulfato que se encuentra en la cebolla, las chalotas, el ajo y otros alimentos similares son agresivos para los gatos. Aunque pequeñas cantidades pueden no ser un problema, por lo general, se recomienda no incluirlo en las comidas de los gatos. Puede llegar a destruir los glóbulos rojos de tu mascota y a menudo es causa de anemias.

5. Verduras

El sistema digestivo de un gato es diferente al de los humanos, en el caso del tracto intestinal, tiene unas dimensiones menores, lo que no le permite digerir correctamente las verduras que por lo tanto les resultan tremendamente indigestas.

6. Alimentos con cafeína

En realidad, la sustancia que afecta a los gatos es la teobromina, pero para que no te pierdas con los alimentos que la tienen, son los mismos que los humanos controlamos por la cafeína: té, café o chocolate, fundamentalmente. Deshidratación, vómitos, etc. son los síntomas más habituales, cuando los gatos toman este tipo de alimentos. Una ingesta repetida podría incluso provocar una úlcera a tu gato.

Esto no significa que los excitantes no afecten a los gatos, la cafeína tampoco debe estar presente en un menú saludable de tu amigo gatuno. Un exceso de esta sustancia puede provocar en los animales desde incontinencia urinaria hasta la muerte.

7. Nada de azúcar o sal

Con respecto a la sal y el azúcar, es importante controlar alimentos como embutidos o platos preparados. Aunque es cierto que los gatos pueden comer, por ejemplo, pavo o jamón york, no debes abusar de este tipo de fiambre porque suelen tener altos porcentajes de sal y azúcar.

Los problemas renales o la hipertensión son consecuencia de una ingesta de sal, grasas y azúcares que un felino no puede digerir con facilidad ni seguridad.

8. Comida para perros

Aunque, hayas logrado la perfecta convivencia entre perros y gatos, es importante que nunca les intercambies la comida. La comida preparada para perros está pensada para ellos y sus necesidades. Los nutrientes que necesitan los felinos no sólo no están en este tipo de preparados, sino que además lo que es ideal para los canes puede ser tóxico para los gatos.

9. Carne con huesos pequeños

Hay que evitar que los gatos se atraganten, por lo que los huesos pequeños de la carne son altamente peligrosos para ellos. Recuerda limpiar en detalle la carne y siempre cocinarla sin sal, por supuesto. Si quieres compartir recetas con tu gato, el pollo o el pavo cocinado muy bien y siempre sin sal son buenas alternativas.

10. Alcohol y cualquier tipo de estimulante

No es buena idea ofrecer ni estimulantes ni relajantes a los gatos, ya que ninguna droga sentará bien a tu mascota ni le ayudará con una situación de falta de tranquilidad o exceso de agresividad. En estos casos, debes consultar con el veterinario que te ofrecerá remedios adecuados para solucionar con seguridad y sin poner en peligro la salud de tu gato.

Evitar esta lista de 10 alimentos te ayudará a mejorar la salud y el bienestar de tu gato. Si te preocupan los temas de intoxicaciones o mala digestión ten en cuenta que hay plantas tóxicas que tenemos en casa que pueden perjudicar a niños y gatos. Si tienes dudas, apuesta por la comida preparada y específica para gatos antes de introducir comidas de humanos en su dieta.

Pero, sobre todo, no olvides contratar el Seguro de Mascotas MAPFRE que pone a tu disposición un servicio de asesoramiento y orientación veterinaria para cualquier consulta sobre los cuidados, prevención y otros aspectos relacionados con tu gato.

CALCULA TU PRECIO

2020-09-23T10:32:11+00:008 agosto, 2020|

Comentarios (10)

  1. Salvador gomila Martínez mayo 26, 2020 en 10:50 pm - Responder

    Buenas noches el domingo pasado falleció mi gato de un ańo aproximadamente empezó con los ojos lagrima y se lis limpiaba con manzanilla y el viernes pasado se quedó afónico y le dolía su barriga y se aislaba, el sábado se perdió no contestaba comia veía agua pero el desenlace fue terrible no me imaginaba yo eso tenía gatos toda la vida en fin una pena animalito

    • canalHOGAR mayo 28, 2020 en 11:33 am - Responder

      Hola Salvador,
      Sentimos la perdida de tu gato. Muchas gracias por compartir tu comentario. Un saludo

  2. Sonia Maria Ruiz mayo 25, 2020 en 10:44 pm - Responder

    A uno de mis gatos, le gustan las aceitunas, si le llega, el aroma se sienta, a mi lado y maulla pidiéndome y no para, hasta, que, se come un par de, ellas, lógicamente, después de que yo les haya quitado los huesos. ¿Es perjudicial para él, comerlas?

    • canalHOGAR mayo 27, 2020 en 8:26 am - Responder

      Hola Sonia, esa sobrealimentación de comidas de humanos no es recomendable para tu gatito, por lo que debe producirse solo en momentos puntuales y nunca como hábito. Un saludo.

  3. Bea fondevilla octubre 22, 2019 en 9:10 pm - Responder

    Antes de ayer me encontré en el jardín a uno de mis gatos muerto, no tenía ninguna herida ni ningún golpe aparente. Lo que tenia al lado es una cabeza de tórtola y le faltaba casi todo el cuerpo yo no encuentro otra explicación más que se atragantó y se asfixió. Unas horas antes estaba perfecto no estaba enfermo ni nada. Estoy fatal intentando asumirlo…

    • canalHOGAR noviembre 4, 2019 en 5:06 pm - Responder

      Hola Bea, sentimos la pérdida de un gatito. Un saludo.

  4. Núria Ginestà septiembre 25, 2019 en 6:02 pm - Responder

    Me parece extraño que se aconseje que los gatos no coman huesos pequeños. Qué clase de huesos tienen los roedores? Y los pájaros? Y las lagartijas? Mi gato caza siempre que le da la gana y, después de jugar un buen rato con ellos, se los come!

    • canalHOGAR octubre 3, 2019 en 9:11 am - Responder

      Hola Nuria, gracias por tu aportación. Un saludo.

    • Nuria Martin octubre 6, 2019 en 12:37 am - Responder

      El problema de los huesos es si están cocinados, que es cuando se reblandecen y hastillan (por lo que pueden provocar atragantamientos). Pero en crudo no pasa nada, por eso a tu gato no le pasa nada si se come un animalito que acaba de cazar…

      • canalHOGAR octubre 8, 2019 en 9:55 am - Responder

        Hola Nuria, gracias por compartir tu opinión. Un saludo.

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.