Inicio  /  Mascotas  /  Gatos  /  Aprende a descifrar el maullido del gato y su significado

Aprende a descifrar el maullido del gato y su significado

A diferencia de lo que sucede con los perros, el lenguaje de los gatos resulta más complicado de interpretar. Por eso, si queremos tener una comunicación mucho más clara con nuestra mascota, debemos aprender a interpretar el maullido del gato y su significado.

Según algunos estudios realizados desde hace años, los gatos son capaces de emitir más de sesenta maullidos diferentes, cada uno de ellos con un significado concreto. Esto, unido al lenguaje corporal, permite al gato comunicarse tanto con otros animales como con sus dueños. Vamos a dar algunas pistas sobre los maullidos de nuestros gatos y su significado para descifrar los mensajes que ocultan.

Los principales maullidos del gato y su significado

Los maullidos del gato tienen un significado diferente en función de la duración, la entonación y la intensidad del mismo. Y no solo eso, además son capaces de averiguar nuestro estado de ánimo por el tono, el volumen o la intensidad que usemos al hablar.

De esta forma, podemos mantener auténticas conversaciones con nuestra mascota en las que podemos hablarles y ellos nos contestarán. Éstas serán más o menos largas en función de la raza del animal. Por ejemplo, el siamés se caracteriza por ser muy “hablador”.

Si quieres disfrutar de la tranquilidad y estar cubierto ante cualquier percance relacionado con tu gato, puedes obtener más información del seguro de Mapfre para mascotas.

Maullido: llamada de atención sobre algo

El maullido (maiu) es el sonido por excelencia de los gatos. De hecho, en el antiguo Egipto estos felinos eran conocidos como “miu”. Los gatos abren y cierran la boca gradualmente emitiendo este característico sonido que puede durar desde una fracción de segundo a varios segundos.

Su significado es muy amplio, y generalmente lo usan para llamar la atención sobre algo en concreto. Por ejemplo, si maúllan delante de una puerta cerrada, están pidiendo que se la abramos; o si lo hacen frente a su comedero vacío, están demandando comida.

Maullido agudo: ¡Socorro!

Con este sonido los gatos de menos de un mes de vida avisan a su madre de algún peligro o situación de emergencia por la que están pasando. Según su forma de entonarlo, puede indicar situaciones más concretas que la madre entiende a la perfección.

Por ejemplo, si el gatito tiene mucho frío, emitirá un maullido excesivamente agudo; si ha quedado atrapado en algún sitio, el maullido será agudo y prolongado; y si se ha quedado solo, maullará con un volumen muy alto e igualmente agudo.

Grito agudo y alto: dolor

Cuando el gato se hace daño, lanza y grito muy agudo y repentino, con un volumen excesivamente alto.

Este sonido también lo emiten cuando finalizan el apareamiento.

Ronroneo: emoción intensa (buena o mala)

Este sonido, o más bien vibración, es una especie de ronquido suave que emiten los gatos cuando se sienten seguros y protegidos. Suelen hacerlo cuando son acariciados, comen, o están amamantando a sus crías, pero también ronronean cuando están heridos o enfermos, e incluso cuando las gatas están de parto, lo que significa que este sonido no expresa únicamente emociones placenteras.

Lo más probable es que el ronroneo exprese una emoción intensa, ya sea buena o mala, en la que el gato busca la atención de otro dejándole claro que no es una amenaza en esos momentos. Para entenderlo, es muy similar a nuestra sonrisa: unas veces podemos sonreír de felicidad, y otras por nerviosismo o incomodidad.

Ronroneo corto: saludo amistoso

Cuando el gato hace una especie de maullido o ronroneo sin abrir la boca, con un tono ascendente y muy breve (dura menos de un segundo) está diciendo “hola” en idioma gatuno. Este saludo amistoso lo usan tanto con otros gatos como con las personas.

Lamento intenso: llamada sexual

Cuando las hormonas están a flor de piel, tanto gatos como gatas emiten un lamento intenso y dilatado como reclamo para su pareja y, en el caso de los machos, también para advertir a otros machos de su presencia.

Bufido: amenaza

El bufido es una especie de silbido o respiración fuerte de apenas un segundo de duración que emiten los gatos al abrir completamente la boca y expulsar aire bruscamente.

Este sonido tan agresivo no es otra cosa que una amenaza, como un aviso al enemigo de que ante el más mínimo peligro va a defenderse con uñas y dientes. Pero es eso, un aviso, es decir, la intención del gato es amenazar y evitar así la pelea.

Gruñido: advertencia o pequeña amenaza

Si el gato está enfadado o se siente incómodo por algo emitirá un gruñido suave, que puede ser más o menos largo, y que va dirigido tanto a personas como a animales. Como en el caso anterior, es el aviso previo al ataque, pero en menor intensidad.

Cacareo: frustración

No es fácil describir este sonido, pero seguro que quien lo ha oído alguna vez sabe perfectamente de lo que estamos hablando. Se trata de una serie de sonidos agudos que siempre van acompañados de un movimiento vibrante de la mandíbula. Indica un estado de excitación muy elevado y la frustración de no poder conseguir lo que se quiere. Suelen emitirlo, por ejemplo, cuando observa a una presa sabiendo que no pueden alcanzarla porque hay una barrera o por cualquier otro motivo.

2020-02-18T10:12:56+02:0013 febrero, 2020|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.