Home > Jardinería > Plantas y flores exterior > Plantar guisantes paso a paso

Plantar guisantes paso a paso

Vaina de guisantes abierta en una planta
3 Min de lectura
¿Quieres plantar guisantes en tu huerto? Te contamos cómo puedes hacerlo paso a paso para obtener unas plantas saludables y ecológicas.
Logo Canal Hogar Mapfre
Blog hogar MAPFRE
Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avala como fuente de información veraz y práctica, ayudándote en tus tareas diarias sobre temas como bricolaje, limpieza del hogar y animales de compañía. | Web

El equipo de redacción de MAPFRE lleva más de diez años investigando y publicando artículos relacionados con el mundo del hogar, con temáticas como bricolaje, recetas de cocina y limpieza del hogar, entre otras. No te pierdas todos nuestros consejos y guías para hacer de tu casa el hogar con el que siempre has soñado.
Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avalan como fuente de información veraz y práctica, ayudándote en tus tareas diarias.

Los guisantes son leguminosas. El fruto de estos son las semillas que pueden consumirse de muchas formas y acompañando a multitud de comidas, ya sean estas de carne, pescado, verduras u otras legumbres como las lentejas. Se encuentran protegidos dentro de una vaina que nace de una planta llamada guisantera. Dentro de cada una de estas vainas podrás encontrar varias semillas que tienen importantes valores nutricionales.

Además, al haberlos cultivado en tu propio huerto, estos serán ecológicos y tendrán beneficios para el suelo al servir sus matas como abono natural y ayudar a fijar los niveles de nitrógeno.

En qué época plantar

En primer lugar, debes elegir la época en la que vas a realizar la siembra. Por lo general, los guisantes suelen plantarse en otoño, sobre todo, entre los meses de octubre y diciembre. Para el cultivo de los guisantes no será necesaria ninguna maceta, podrás plantarlas directamente sobre la tierra de tu huerto.

Cómo sembrarlos

A la hora de plantar debes tener en cuenta que las plantas de este tipo necesitan de una separación del al menos unos 50 centímetros entre ellas para que puedan crecer bien. Lo mejor es que las plantes en varias hileras y que dispongas de bastante espacio para su crecimiento.

Lo primero que deberás hacer es colocar las semillas directamente en la tierra haciendo un pequeño agujero en el que quepan 3 o 4 semillas. A continuación, deberás taparlas con unos 4 centímetros de tierra. Una vez realizada esta operación, repite hasta que hayas plantado todas las semillas que tenías preparadas.

Los guisantes necesitan bastante riego, pero este no debe ser continuado, es decir, es recomendable que lo espacies, pero cuando lo hagas, asegúrate de que lo has hecho con bastante agua. Para desarrollarse, es necesario contar con un clima fresco y húmedo en el que el frío no sea muy intenso.

Una vez superada la primera fase de crecimiento de las plantas y hayan aparecido las flores, deberás aumentar la frecuencia de riego, sobre todo, si el lugar en el que vives cuenta con un clima seco.

Las plantas de guisantes no necesitan demasiado fertilizantes, por lo que son sencillas de mantener. Gracias a sus raíces son capaces de mantener el nitrógeno de forma natural en la tierra y así disponer de los nutrientes que necesitan.

Cuándo puedo recolectarlas

Poco a poco las vainas irán creciendo y estarán listas unas 12 o 14 semanas después de haber procedido a su plantación. A la hora de recogerlas, ten en cuenta el tamaño y comprueba que dentro de ellas hay guisantes.

Podrás saberlo fácilmente tan solo con observarlas ya que las semillas del interior se marcan en la superficie de la vaina. Para recolectarlas es conveniente que lo hagas siempre de abajo a arriba y de las más cercanas al tallo a las más alejadas.

Calcula tu seguro ahora

Elige otro seguro a calcular

Publicado por Blog hogar MAPFRE
- 14 Abr, 2020

Comentarios (0)

Te puede interesar

mujer podando un olivo

6 Min de lectura

Si tienes un olivo en tu jardín, deberás tener en cuenta que es un árbol de crecimiento lento y que ofrece sus frutos pasados varios años. A su vez, es un árbol fuerte y duradero. Para mantener su vigorosidad será necesario realizar una poda cada cierto tiempo. Te contamos cómo debe hacerse.

Suscríbete a nuestro boletín

Consigue tu recetario

0