Inicio  /  Jardinería  /  Plantas y flores de exterior  /  Cuándo se siembran las patatas

Cuándo se siembran las patatas

4 minutos | Si te animas a hacer tu huerto en casa, la patata es una de las opciones más indicadas para empezar en la tarea. Te contamos cuándo se siembran las patatas, qué riego necesitan y otra serie de indicaciones para que consigas la mejor cosecha.

La patata es una de las opciones más indicadas para los principiantes en el cultivo de hortalizas en los huertos urbanos ya que no implica grandes complicaciones. Basta con saber cuándo se siembran las patatas y algunos conceptos básicos para obtener una cosecha más que aceptable que se puede consumir durante todo el año en casa.

Tener un huerto urbano es algo más que una afición para muchas personas. Es un aliciente para comer sano, ya que se favorece el consumo de las verduras que se cultivan en él. Y para los niños supone una forma excelente de familiarizarse con aquellos alimentos que les producen tanto rechazo. Participar de su siembra, ver cómo crece la planta y después llevar esos productos al plato es una tarea muy instructora que sirve de excusa perfecta para pasar un buen rato en familia.

Si quieres experimentar la satisfacción de alimentarte con tu propia cosecha, pero esta es tu primera toma de contacto con este universo, lo mejor es que optes por algo fácil, como el cultivo de la patata. Además de ser fácil, este alimento es muy versátil, lo que te permitirá darle muchas salidas en diferentes recetas.

Cuándo se siembra la patata

     

    Saber cuándo se siembra la patata es el primer paso para conseguir una cosecha excelente. La fecha más indicada depende la climatología del lugar en el que se vaya a cultivar. Es decir, si el clima es suave, se pueden hacer varias plantaciones al año, pero si es más extremo, estas plantaciones se reducen a los meses más benignos del año en cuanto a temperaturas.

    Para calcular con exactitud cuándo se siembran las patatas, es conveniente consultar las estadísticas climáticas del lugar. Los servicios de meteorología suelen ofrecer datos relevantes al respecto en sus páginas webs.

    La siembra de patatas debe hacerse en la época en que ya no hayan heladas, es decir al comienzo de la primavera. En España, en las zonas mediterráneas esta época suele comprender desde principios de febrero hasta finales de marzo, mientras que en las zonas cantábricas, puede retrasarse un par de semanas.

    También hay que tener en cuenta las fases de la luna, ya que los tubérculos crecen mejor si se siembran en luna menguante, es decir entre luna llena y luna nueva.

    Una vez que se sabe cuándo se siembran las patatas, hay que preparar la tierra seis meses antes. Hay que ararla y removerla para que se airee bien, además de abonar la superficie con composta orgánica para que sea lo más fértil posible, ya que este tubérculo necesita de un buen suelo para dar los mejores resultados. Pasado un tiempo, hay que remover de nuevo la tierra y, unos días antes de la siembra, volver a esparcir estiércol.

    Cómo se siembran las patatas

    Saber cuándo se siembran las patatas es clave a la hora de obtener buenos resultados, pero también lo es cumplir con los plazos necesarios y atender correctamente a todos sus cuidados.

    Estos son los pasos que debes seguir:

    1.- Busca un lugar aireado y con abundante luz para que las patatas germinen mejor.

    2.- Cuando hayan pasado tres semanas, escoge las patatas que tengan los mejores brotes para plantarlas. Si las piezas son muy muy grandes, se pueden cortar en varios trozos, siempre que queden al menos un par de brotes por trozo. Los cortes deben realizarse un par de días antes la siembra para que cicatricen bien.

    3.-  Realiza una pequeña zanja de unos 7 centímetros de profundidad y 25 de ancho. Llénala de agua y, cuando se filtre, vuélvela a inundar. Así se aporta la humedad suficiente hasta que aparezcan los primeros brotes.

    4.- Cuando la tierra se haya tragado toda el agua coloca las patatas con una distancia de 25 centímetros.

    5.- Tapa las patatas con tierra mezclada con estiércol y haz unos pequeños caballones. Hay que tener en cuenta que cuando la planta va creciendo hay que añadir tierra a los lados del caballón para que las raíces tengan sitio para crecer dónde no les dé el sol.

    Cómo regar

    El cultivo de la patata necesita agua, pero sin excesos. Lo ideal es conseguir riegos uniformes y a baja presión. Vierte agua siempre que sea necesario para que la tierra esté húmeda, pero sin encharcamientos, ya que los suelos anegados solo traen problemas como hongos y otras enfermedades.

    Un truco para aumentar la producción de patata es reducir el riego al principio del cultivo.

    El momento de la cosecha

    Pasados unos 120 a 150 días, empieza la cosecha. Sabrás que la patata está en su momento óptimo porque la planta ya habrá entrado en flor y se habrá empezado a amarillear o a secarse. Para su recogida, puedes usar una azada con la que ayudarte a sacar las patatas de los caballones.

    Ya solo te queda disfrutar de un producto de primera calidad con la satisfacción de haberlo elaborado por ti mismo.

    Para contar con las mejores garantías, recuerda que tu Seguro de Hogar MAPFRE también vela por tu jardín. Elige las coberturas que mejor se adaptan a tu estilo de vida y disfruta de tu huerto con total tranquilidad.

    2020-01-31T11:25:34+00:0028 diciembre, 2018|

    Deja un comentario

    Información básica sobre Protección de Datos:
    En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.