Home > Jardinería > Jardines > Montar un parque infantil en el jardín: tipo de suelo y vallas
Niño con camiseta roja y peto vaquero subiendo a un tobogán

Montar un parque infantil en el jardín: tipo de suelo y vallas

canalHOGAR

  5 min 

26 Feb 2021
5 Min de lectura Con la llegada del buen tiempo, los más pequeños pasan más rato en el jardín de casa. Sácale todo el partido montando tu propio parque infantil. Te contamos cómo deben ser las vallas y el suelo para que sea seguro.

Colocar un bonito y divertido parque de juegos en el jardín de casa requiere cumplir unas normas de seguridad para proteger a los niños y que no les ocurra nada. En esta ocasión, hablaremos de los tipos de suelo y las vallas más recomendables para un parque infantil.

¿Qué suelo elegir?

El suelo del parque infantil es fundamental para evitar accidentes. Antiguamente eran de asfalto u hormigón, pero hoy es impensable encontrarlo de esos materiales, ya que son inseguros y peligrosos por su dureza. Actualmente, los suelos que podemos encontrar son los siguientes:

Arena y gravilla

Muy populares en el diseño de parques infantiles. Además de proteger del impacto de una caída, los suelos de arena sirven para que los niños jueguen con ella.

Para que este pavimento sea seguro, la arena debe estar suelta (no compacta) y tener un espesor de no menos de 40 cm.

No obstante, hay que tener en cuenta que este suelo requiere de mucho mantenimiento. Debe limpiarse con cierta periodicidad y hay que asegurarse de que mantenga siempre el espesor recomendado.

Césped

El césped natural, si es abundante y mullido, cumple a la perfección su misión como protección frente a impactos por caídas y, además, es estético. Pero para que se mantenga así hay que cuidarlo mucho, y más aún si va a ser pisado con frecuencia. En definitiva, puede resultar muy costoso.

Una alternativa es un césped artificial. En este caso, debe estar instalado sobre una base elástica, ya que por sí mismo, no amortigua suficientemente. Por otra parte, hay que puntualizar que durante el verano o en temporadas de mucho calor puede llegar a acumular una temperatura demasiado elevada.

Recubrimiento continuo de caucho

El pavimento continuo de caucho consigue la amortiguación perfecta que necesita un parque infantil para ser seguro. Se compone de varias capas que se aplican unas sobre otras dando la forma deseada. Además, se puede hacer de muchos colores, lo que ofrece un gran nivel de personalización.

La capa base se compone de caucho granulado procedente de neumáticos reciclados (denominado SBR) y poliuretano. Sobre ella se vierte una segunda capa de caucho granulado de etileno polipropileno (conocido como EPDM) en distintos colores.

Se trata de un sistema eficaz, resistente a los cambios ambientales y al tránsito de personas, y muy estético.

Losetas de caucho

Si buscas las bondades del recubrimiento de caucho, pero no quieres complicarte con la instalación, puedes recurrir a las losetas de caucho. Ofrecen la misma protección, pero su colocación es más sencilla.

Son placas de caucho que pueden encontrarse en diferentes medidas: 50 x 50 cm, 100 x 50 cm, o 100 x 100 cm. En cuanto al grosor, se recomienda que no sea inferior a 5 mm. Se ponen directamente sobre el suelo aplicando previamente un adhesivo.

Niña en un columpio

Fuente: https://bit.ly/3r4HfMP

Vallas para un parque infantil

Las vallas evitan que los niños salgan de la zona de juego y nos permiten tenerlos mejor controlados cuando estén en el parque. Estas pueden ser de los siguientes tipos:

Vallas de madera

Su aspecto natural es su mejor baza, ya que les confieren gran estética.

Sin embargo, aunque son duraderas, pueden perder su belleza con los cambios de temperatura, la humedad y el sol. Por ello, necesitan un tratamiento exhaustivo al menos una vez al año.

Vallas de acero galvanizado

Cuentan con un acabado resistente al clima, pueden permanecer sin oxidarse hasta 20 años y sus requisitos de mantenimiento son menores que las anteriores.

En cuanto a la parte estética, pueden diseñarse para que se parezcan a cualquier cosa que podamos imaginar, y los colores que admiten son muchísimos.

Vallas de polietileno

Destaca por su bajo precio, su gran durabilidad, ductilidad, resistencia al agua, al rompimiento, etc. Características todas ellas que explican por qué es uno de los plásticos más comunes en todo el mundo.

Su aplicación en vallas para parques infantiles conlleva grandes ventajas: aguanta mejor las inclemencias del tiempo que la madera y, además, se puede encontrar en un sinfín de formatos, diseños y colores.

Con todos estos consejos para organizar el parque infantil para niños, seguro que los más pequeños disfrutarán al máximo, y de forma segura. Y para responder rápidamente a cualquier percance que pudiera aparecer, el Seguro de Salud MAPFRE es tu mejor aliado.

También te puede interesar

Es recomendable seguir estos consejos para hacer tu casa segura.
¡No olvides contratar tu Seguro de hogar con MAPFRE que te ofrece asistencia en caso de rotura de cristales!

Comentarios (0)

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.