¿Se puede freír sin aceite?

Inicio  /  Hogar  /  Ahorro en el hogar  /  ¿Se puede freír sin aceite?

¿Se puede freír sin aceite?

Freír sin aceite no es exactamente freír, advierten los expertos en técnicas culinarias: la fritura en el sentido estricto y tradicional exige el uso de aceite. Sin embargo, es cierto que puedes conseguir resultados muy similares en sabor, aspecto y textura con alternativas.

¿Cómo se puede freír sin aceite? Hay varias alternativas para conseguir resultados de frito en tus patatas o alitas de pollo, sin tener que usar aceite o usando hasta un 80 por ciento menos de lo que usas ahora. Descubre otras formas de cocinar más ligeras y saludables.

Técnicas para freír sin aceite

Si lo que quieres es conseguir la textura crujiente del frito sin aceite, y el sabor característico, es importante que tengas la mente abierta a otras formas de conseguir resultados muy similares, aunque nunca van a ser los mismos. Los cocineros recuerdan que, a menudo, se pueden conseguir incluso mejores acabados al eliminar el aceite o el exceso de este en el alimento que se cocina, resultando más ligeros y digestivos en la mayoría de los casos.

Freidora de aire

La innovación en la industria culinaria ha permitido mejorar los instrumentos de cocina para dar respuesta a las necesidades del consumidor que quiere acabados de fritura, pero sin tener que usar aceite. La freidora de aire o freidora sin aceite es el ejemplo más claro.

Este tipo de pequeño electrodoméstico permite freír patatas, croquetas, empanadillas… sin usar nada de aceite o solo unas gotas. El resultado es bastante positivo, según confirman los usuarios de este tipo de aparatos.

El funcionamiento es similar al de un pequeño horno o microondas, destaca su sencillez, limpieza y comodidad. Hay una gran oferta de freidoras de aire, su precio ronda los 150 euros dependiendo de la potencia, el tamaño y la marca que elijas. Es importante que valores el uso que vas a darle para saber si es una buena inversión para tu hogar.

Sartenes sin aceite

No todas las sartenes permiten freír sin aceite o con muy poco, pero si te decantas por un modelo de alta gama y máximo recubrimiento antiadherente, sí podrías hacerlo. No obstante, tendrás que acostumbrarte a cocinar a temperaturas medias, siempre controlando la sartén y el contenido y no todos los alimentos pueden hacerse con este tipo de técnica.

Una sartén que no precisa de aceite es recomendable usarla para hacer alimentos con alta cantidad de líquidos como salsas o verduras, pero es complicado que consigas carnes o pescados en su punto con este tipo de sartén y sin aceite. Tampoco son aptas para fritos tradicionales como croquetas o empanadillas.

Otros líquidos, alternativas al aceite

Sustituir el aceite por otro líquido como agua o zumo de limón también es posible, pero en este caso, ni el sabor ni el acabado es el mismo. Además, tendrás que tener sumo cuidado con la temperatura y es posible que el resultado no sea de tu agrado.

En caso de poner agua o zumo de limón en la sartén, tiene que ser en poca cantidad y solo para evitar que los alimentos se peguen a la sartén, pero no conseguirás freír en el sentido tradicional. El acabado será similar a la plancha o cocina al vapor. Totalmente contraindicado para rebozados.

Alternativas a la fritura

Tanto si consultas con tu médico de confianza como si lo haces con tu entrenador personal, es casi seguro que te recomendarán que directamente evites la fritura y enriquezcas tus menús semanales con otras recetas que incluyan otras técnicas como el vapor, la plancha o el horneado.

Freír no es la única forma de preparar pescado, patata o carne. El horno y la plancha no exigen usar aceite y puedes conseguir acabados tan sabrosos o más que con la sartén y el aceite.

Ventajas de freír sin aceite

Aunque las tendencias siempre parecen una cuestión solo de moda, también en lo que a la cocina y la alimentación se refiere, en el caso de minimizar el uso de aceite en la preparación de comidas, hay un buen número de razones que explican su éxito y que haya convencido a muchos y cada día a más. No solo es una cuestión de bienestar, aunque también.

Menos calorías

Freír en abundante aceite aporta a los alimentos calorías extras y grasas a los platos que preparas. No hace falta que estés a dieta o que necesites perder peso para apostar por una reducción de calorías que no son necesarias en tu rutina diaria y que a menudo, se relacionan con problemas de salud.

Más rápido

Cuando pones la sartén con aceite para freír, tienes que esperar un buen rato hasta que el aceite está en su punto, además, debes estar siempre presente durante esta etapa para evitar accidentes domésticos muy graves. Freír requiere una atención constante, sin embargo, usar el horno o una freidora sin aceite te permite programar la cocina, mientras la comida se hace, tú puedes aprovechar para hacer cualquier otra cosa con seguridad y tranquilidad.

Eficiencia energética

Las cocinas, sean del tipo que sean consumen altas cantidades de luz, gas, carbón… Si se compara con otras opciones como el horno, el gasto energético es siempre mayor al cocinar en sartén. Si quieres ser eficiente y ver reducidas tus facturas, freír no te interesa.

Cómodo y limpio

Limpiar la sartén, la cocina, la campana, la zona de cerca de dónde hayas frito… Si te pasas a la cocina sin aceite, recogerás y limpiaras después de preparar la comida de forma mucho más rápida y sencilla. La grasa del aceite persiste en los cacharros y utensilios, y además, hay que tener mucho cuidado al manipular el aceite, también después de freír.

¿Te interesa pasarte a la cocina con menos aceite frito? Ahora es una decisión que debes tomar tú, ahora ya sabes cómo conseguirlo con los mejores resultados y sin tener que renunciar a tus platos preferidos.

2019-12-02T11:41:32+02:0025 noviembre, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.