///Cómo darse de alta del gas y cuánto cuesta

Cómo darse de alta del gas y cuánto cuesta

4 minutos | Si estrenas casa, es muy probable que te estés preguntando cuánto cuesta el alta del gas. Para disfrutar de agua caliente y/o calefacción a través de gas natural es imprescindible este trámite. No es complicado, pero tiene un coste y es necesario saber cómo hacerlo.

El alta del gas tiene un coste para el cliente, pero es diferente en cada caso como ocurre cuando tienes que dar de baja. Para saber cuánto te cuesta el suministro de gas en tu hogar influye tanto la comunidad autónoma en la que vivas cómo el tipo de vivienda que tengas y especialmente el consumo que harás de acuerdo con tus necesidades domésticas.

¿Qué tipo de alta necesitas?

Te has comprado una casa o has alquilado, pero necesitas dar de alta el suministro del gas para poder disfrutar de agua caliente y/o calefacción. Lo primero que hay que saber es que el precio del alta se obtiene al sumar dos conceptos: alta y acometida, pero no siempre ambos son necesarios. Como ocurre al contratar el seguro de hogar para tu casa es importante gestionar el alta adecuada para conseguir una tarifa óptima.

Derechos de acometida

Los derechos denominados de acometida solo tienes que pagarlos, si han pasado más de 5 años desde el último alta del suministro en el domicilio. Es decir, en caso de obras de nueva construcción o en casas antiguas que hace más de cinco años que no tienen registrada un alta en gas natural si es necesario

El precio del derecho de acometida es fijo en toda España, pero varía en función del tipo de tarifa que necesites y vayas a contratar. La tarifa se elige en función del consumo y este depende del tipo de vivienda y las necesidades de cada hogar, es lógico que una casa más grande y/o con más habitantes tenga un gasto superior de gas que las más pequeñas, por ejemplo.

Hay 4 tipos de tarifas actualmente el precio oscila entre los 120 de la más baja y casi 600 euros en la superior:

  • 1 para un consumo estimado de 5.000 kWh/año
  • 2 entre 5.000 y 15.000 kWh/año
  • 3 entre 15.000 y 50.00 kWh/año
  • 4 a partir de 50.000 kWh/año

El precio del alta

El coste del alta siempre debe pagarlo el titular del suministro y es obligatorio en todos los casos. No es un valor fijo ya que cambia en las diferentes comunidades autónomas y también en función de la tarifa de consumo que necesites.

Es importante que te informes de cuál es el precio en tu comunidad de acuerdo con la tarifa que tengas que contratar, pues es un valor que se actualiza de forma periódica. El coste en Murcia -69 euros-  y Andalucía -72 euros- para la tarifa 3.1 son las más económicas, mientras que la de Galicia con un precio de 106 euros es la más elevada. El precio medio supera los 80 euros en el territorio nacional, en Madrid asciende hasta los 91 euros, mientras que en Cataluña se queda por debajo de la media con 77 euros.

¿Dónde y cómo se solicita el alta del gas?

El alta del gas se hace en la empresa comercializadora elegida. En cada zona hay diferentes compañías que te pueden suministrar el gas y en las que puedes solicitar el alta. Aunque el trámite puede ser diferente en cada una de ellas, básicamente se trata de pedirlo, rellenar un formulario y esperar la visita de un empleado de la compañía para que revise la instalación y en su caso, la caldera, aunque este último paso no siempre es necesario y depende del tipo de instalación también.

En cada zona del país, como ocurre con la electricidad, hay diferentes distribuidoras.  Nedgia -Grupo Gas Natural- está presente en gran parte del país, pero hay otras como Nortegas, Madrileña de Gas o Gas Extremadura con su propia área de distribución.

Cuando se solicita el alta, se elige la tarifa que se quiere contratar, aunque por lo general no es el cliente el que la escoge, sino que es la empresa comercializadora la que decide cuál es la más adecuada. Cuando no es un alta nueva, la elección se basa en el consumo anterior y cuando es de cero o no hay referente, el instalador asigna una tarifa de consumo en función de una estimación por el tipo de inmueble y su equipamiento.

La tarifa de consumo que elijas puede cambiarse cada año, no es para siempre, de hecho, el cliente y también la propia compañía pueden cambiarla, por ejemplo, si el consumo es más elevado en el último año o si se registran nuevas necesidades, como la instalación de más radiadores tras una reforma.

2020-08-26T10:43:49+00:0018 diciembre, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.