Cómo recargar pilas para que vuelvan a funcionar

Inicio  /  Hogar  /  Ahorro en el hogar  /  Cómo recargar pilas para que vuelvan a funcionar

Cómo recargar pilas para que vuelvan a funcionar

A pesar de todo lo que ha avanzado la tecnología en los últimos años, todavía existen muchos dispositivos que necesitan pilas para poder funcionar. El principal inconveniente es que estas tienen una duración determinada y, en muchos casos, es imprescindible cambiarlas por otras nuevas para que el aparato en cuestión pueda seguir usándose.  Sin embargo, hay una alternativa: recargar pilas usadas.

Básicamente podemos diferenciar dos tipos de pilas: las recargables y las desechables. En este artículo te enseñamos a recargar las pilas desechables, aquellas que supuestamente no se pueden recargar y que normalmente tiraríamos una vez agotada su carga.

Una pila no deja de ser un pequeño acumulador que una vez vacío pierde su función de transmitir la energía que contiene, como hacen los de las placas solares. No obstante, hay algunos trucos para prolongar un poco su uso, especialmente cuando nos encontremos en una situación que dificulte su reemplazo inmediato. Y que además puede ahorrarte algo de dinero.

Cómo recargar pilas desechables o «no recargables»

A la hora de recargar las pilas que ya están gastadas, hay dos métodos posibles: a través del calor o a través del frío.

Recargar pilas usando calor

Se puede utilizar directamente la luz solar. Para ello, tenemos que situar la parte de la pila de carga positiva de manera que la luz del sol incida directamente sobre ella. En las condiciones adecuadas de temperatura, podremos llegar a conseguir hasta dos horas más de vida de las pilas gastadas. Esto es especialmente útil cuando estamos fuera de casa y no disponemos de pilas de repuesto.

Cargar pilas en el congelador

Las bajas temperaturas ayudan a condensar la carga de la pila. En este caso, la solución es más breve que si usamos calor, ya que solo conseguiremos unos minutos extra, pero para una urgencia es una opción muy válida. Para darle más vida a las pilas gastadas mediante el frío, tendremos que envolverlas en papel absorbente y en papel de aluminio (para que no les afecte la humedad) y meterlas en el congelador.

Las dejaremos todo el tiempo que nos sea posible y luego retiraremos solo el papel de aluminio. Después, esperaremos unos minutos para que el papel absorbente acabe con la posible humedad. A continuación, ya podremos probar las pilas otra vez, consiguiendo al menos unos minutos de uso que, en algunas ocasiones, pueden ser muy de agradecer.

Pilas recargables

En el mercado hay pilas que están especialmente destinadas a su recarga continuada una vez que se agotan. La manera en que se recargan es a través de un cargador, que puede ser similar al que podemos usar para la batería del móvil, o bien solar o incluso a través de un puerto USB que conectemos al ordenador. Este cargador se conecta a la corriente, que recarga las pilas y deja las pilas listas para un nuevo uso.

Al usar estas pilas, tenemos que asegurarnos de que se agotan por completo antes de recargarlas, además de no dejarlas cargando más tiempo del necesario. De esta manera, durarán el mayor tiempo posible. Como es lógico, un paquete de pilas recargables con su correspondiente cargador sale más caro que su equivalente en pilas desechables, pero la inversión acaba saliendo rentable bastante pronto. Una opción interesante, pese a que muchos consumidores no suelen tenerla en cuenta.

Sin embargo, aunque tarde mucho más, llegará el momento en que ellas también se agoten. Cuando llegue el momento, sigue siempre nuestros consejos de reciclaje.

2019-07-19T13:43:12+02:0019 julio, 2019|

Comentario (1)

  1. mariagarcia421 marzo 13, 2015 en 11:43 am - Responder

    En mi casa, desde que probamos las pilas recargables ya no usamos otras. Son muy útiles para los mandos a distancia o para todos esos productos que consumen mucha energía. Me gusta mucho recomendarlas.

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar