Home > MAPFRE en Familia > Parques infantiles para bebés: ¿cómo elegir el mejor?
Bebé gateando

Parques infantiles para bebés: ¿cómo elegir el mejor?

canalHOGAR

  6 min 

17 Abr 2021
6 Min de lectura Los parques infantiles son un recurso muy habitual en el desarrollo de los bebés, pero ¿qué beneficios aportan?, ¿cuáles son los más seguros?, ¿cómo elegir el más adecuado? Aquí damos respuesta a todas tus preguntas.

A los peques les encanta explorar su entorno y descubrir el mundo que les rodea. Lo hacen con los cinco sentidos: todo lo que para ellos es nuevo lo miran, lo tocan y puede que hasta se lo lleven a la boca. Para evitar riesgos, es necesario que estemos pendientes de ellos continuamente, pero, a veces no podemos ofrecerles una supervisión constante las 24 horas del día. Para estos casos, los parques infantiles son una buena solución, pues son un lugar seguro para que el bebé juegue y se mueva en un área cerrada y sin peligro.

¿Qué es un parque infantil para bebés?

Un parque infantil para bebés es una especie de cuna grande para jugar. Es un área delimitada y cerrada donde el niño puede estar con sus juguetes, practicar el movimiento sentado-de pie, observar lo que ocurre a su alrededor, y todo ello sin correr el riesgo de tocar algo peligroso, darse un golpe, o caerse de algún sitio. De esta forma, los padres pueden aprovechar ese momento para hacer alguna tarea, darse una ducha, atender una visita, etc. La supervisión tiene que seguir presente, pero ésta puede ser más relajada al saber que no corre tantos riesgos como si campara a sus anchas por toda la casa.

Si tu hijo es muy travieso y le encanta explorar más allá de sus posibilidades, con tu Seguro de Hogar MAPFRE puedes estar tranquilo, ya que incluye una cobertura de responsabilidad civil para hacer frente a los daños materiales y personales ocasionados a terceros, tanto por la vivienda asegurada como por alguno de sus ocupantes.

¿Cuándo poner al bebé en el parque?

Los parques infantiles pueden usarse cuando el bebé sea capaz de sentarse solo, es decir entre los 5 y 12 meses de vida. No debe ser una medida rutinaria: utilízalo solo de forma ocasional.

Además, hay que tener en cuenta algunos aspectos:

  • Coloca el parque en un lugar seguro, alejado de muebles, cortinas y otros objetos que puedan suponer un riesgo; y bloquea las ruedas antes de meter al peque.
  • No le dejes dentro más de 30 minutos.
  • Cambia el parque de sitio para que no vea siempre el mismo entorno.
  • Procura quedarte en la misma habitación del parque.

¿Cómo debe ser el parque infantil?

Los parques infantiles no son todos iguales. Para que sean seguros deben tener:

  • Estructura rígida y estable para evitar que vuelque. Lo mejor es elegir uno de aluminio, porque es ligero, pero duro.
  • Base rígida, pero acolchada.
  • Altura del interior de 60 cm o más para evitar que el niño se salga.
  • Malla homologada. Lo ideal es que sea pequeña para que no quede atrapado, pero lo suficientemente grande para que pueda agarrarse a ella para levantarse.
  • Materiales textiles o plásticos, pero siempre lavables.
  • Acolchamiento en barra superior y esquinas.
  • Colchoneta de algodón o fibras transpirables, no tóxicas e hipoalergénicas. Mejor si tiene una funda que se pueda quitar y lavar.
  • Freno en las ruedas (si incluye este extra).
  • Área grande, para que el bebé pueda moverse con libertad.
  • Opción de plegarse para transportarlo y guardarlo con facilidad.
  • Etiqueta de cumplimiento de la normativa de juguetes infantiles de España y de la UE.

Tipos de parques infantiles

Existen muchas variedades en el mercado actual, pero a grandes rasgos podemos clasificarlos en tres tipos:

  • Parque – cuna: se utiliza como parque plegable y como cuna de viaje. Es ligero, con base acolchada, pero muy pequeño, por lo que no se debe usar más allá de los 18 meses.

  • Parque rectangular, cuadrado o geométrico: es cómodo, resistente y tiene la base ligeramente elevada. La estructura puede ser metálica o plástica, y los laterales están delimitados con una malla. Puede ser plegable y con ruedas. Es una alternativa cómoda para el bebé, más espaciosa y de fácil transporte.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de los3ositos (@los3ositos)

  • Parque de paneles modulares o barras de seguridad: es aquel que carecen de base, solo tienen las paredes, y cuenta con enganches para añadir o quitar paneles según las necesidades del momento. Es una opción muy adaptable a los espacios, más grande que las anteriores y con una durabilidad mayor.

Pros y contras de los parques infantiles

La principal ventaja de los parques infantiles es la libertad que otorga a los padres para realizar otra actividad sabiendo que sus hijos están seguros.

En cuanto al bebé, el parque ofrece ciertas ventajas (cuando la alternativa es ponerle en una hamaca o sillita):

  • Estimula su desarrollo físico y psicomotricidad.
  • Combate el sedentarismo y reduce el riesgo de obesidad infantil.
  • Desarrolla su creatividad.
  • Aumenta la seguridad en sí mismo.

No obstante, más allá de la comodidad para los padres, lo mejor para el niño no es el parque, sino explorar el mundo que le rodea sin barreras. Por eso, debe ser una medida ocasional, que siempre es mejor que dejarle a sus anchas por la casa sin nuestro cuidado o aparcarlo en una hamaca.

Como puntos negativos del parque:

  • Limita la exploración del entorno.
  • Dificulta la interacción con los demás.

En definitiva, un parque infantil es un recurso práctico para determinadas situaciones, pero su uso debe hacerse siempre con medida y sentido común. No cabe duda de que, lo mejor para el bebé no es estar encerrado, sino jugar con sus padres y hermanos e interaccionar con ellos.

También te puede interesar

Es recomendable seguir estos consejos para hacer tu casa segura.
¡No olvides contratar tu Seguro de hogar con MAPFRE que te ofrece asistencia en caso de rotura de cristales!

Comentarios (0)

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.