Home > Cocina > Artículos > Cómo preparar Mate tú mismo paso a paso

Cómo preparar Mate tú mismo paso a paso

Mate de calabaza
4 Min de lectura
El mate es una bebida muy popular en Argentina. Si eres fan de esta infusión deberás saber que prepararlo de manera correcta conlleva una serie de pasos y de utensilios adecuados para conseguirlo, además de contar con una yerba mate de calidad.
Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avala como fuente de información veraz y práctica, ayudándote en tus tareas diarias sobre temas como bricolaje, limpieza del hogar y animales de compañía. | Web

El equipo de redacción de MAPFRE lleva más de diez años investigando y publicando artículos relacionados con el mundo del hogar, con temáticas como bricolaje, recetas de cocina y limpieza del hogar, entre otras. No te pierdas todos nuestros consejos y guías para hacer de tu casa el hogar con el que siempre has soñado.
Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avalan como fuente de información veraz y práctica, ayudándote en tus tareas diarias.

Cómo preparar mate

Para preparar Mate de manera adecuada será necesario contar con elementos específicos para ello. El principal, sin duda será el mate, una hierba con un sabor especial muy popular en Argentina.

Preparación del mate (recipiente)

En primer lugar, hay que saber que el mate es el nombre que recibe el recipiente utilizado para elaborar esta bebida, originariamente es de calabaza, pero hoy en día los hay de madera, de guampa, de vidrio, de latón esmaltado…

recipientes de mate

En este recipiente hay que añadir el agua y la yerba del mismo nombre. Para ello será necesario:

  • Dejar que el mate repose durante al menos 24 horas en el interior del recipiente. Deberás colocar agua caliente con la yerba para que pueda impregnarse su sabor. Este proceso ayuda también a cerrar los poros del mate de manera natural.
  • Transcurrido este tiempo, repetir de nuevo el proceso y lavar el recipiente antes de su uso.

Elaboración

Una vez que el recipiente ya haya sido preparado para su uso, podrás elaborar tu yerba de mate para poder consumirla. Este proceso requiere de tiempo, por lo que es recomendable que lo hagas con mucho mimo y paciencia.

  • Llena el recipiente con yerba mate tres cuartos de su capacidad. Si te gusta con un sabor más intenso puedes añadir una mayor cantidad para que sea más fuerte.
  • Con la mano, tapa la boca del mate y agítalo para que la hierba más fina se pueda esparcir por la superficie. Esto hará que la bombilla (caña usada para beber) no se obstruya.
  • Inclina el mate de manera que la yerba se sitúe en un lateral.
  • Calienta un poco de agua y controla la temperatura. Esta debe estar templada, aproximadamente a unos 40 grados.
  • Añade el agua al mate manteniendo la inclinación y deja que repose durante unos dos minutos.
  • Mientras tanto, calienta agua a una temperatura de entre 70 y 85 grados y añádela al recipiente de manera que esta ocupe más o menos la mitad.
  • Tras ello y siempre manteniendo la inclinación, introduce la bombilla. Esta debe tocar con su extremo inferior el fondo del mate de manera que el filtro que incluye en esta zona quede rodeado de yerba. La bombilla debe permanecer en esta posición en todo momento, por lo que no deberás utilizarla para revolver la mezcla.
  • Ahora añade más agua caliente (entre 75 y 80 grados) hasta completar ¾ de la capacidad del mate.

infusión de mate

Variante del mate

Puedes incluir azúcar o menta para darle otro punto ya que puede resultar un poco amargo si no se ha consumido con anterioridad. Y para aprovecharlo al máximo, puedes ir añadiendo más agua, a medida que lo vayas consumiendo, pero siempre manteniendo la temperatura indicada.

Ya sabes hacer mate como un verdadero profesional, ahora podrás disfrutar de esta infusión los días más fríos en casa, viendo una peli bajo la manta, por ejemplo.

Calcula tu seguro ahora

Elige otro seguro a calcular

Publicado por Blog Hogar MAPFRE
- 9 Nov, 2022

Comentarios (0)

Te puede interesar

Manzanas, uvas, naranjas y plátanos

4 Min de lectura

Si estás cansado de encontrar frutas y verduras estropeadas en tu frutero o en el lugar donde habitualmente las guardes, es posible que el etileno sea el problema. Te contamos qué frutas desprenden etileno y cómo almacenarlas.

Suscríbete a nuestro boletín

Consigue tu recetario

0