Inicio  /  Cocina  /  Artículos  /  Batch cooking, te interesa practicarlo si llevas tupper

Batch cooking, te interesa practicarlo si llevas tupper

¿Te aburre la cocina? ¿Tienes poco tiempo para elaborar recetas sanas y equilibradas? ¿Eres de los que come siempre lo mismo? Entonces te interesa saber qué es el ‘batch cooking’ y de qué forma puede simplificar tu vida y mejorar tu dieta.

El ritmo de vida actual, tan agitado e intenso, con jornadas de trabajo eternas y una conciliación difícil de llevar a cabo, hace que en muchos casos nos veamos obligados a restar tiempo de la cocina en detrimento de una dieta sana y equilibrada. Si este es tu caso, te interesa saber qué es el batch cooking y qué debes hacer para aplicarlo a tu vida.

¿Qué es el batch cooking?

El batch cooking (cocinar por bloques) es un término que describe de forma muy gráfica una nueva forma de cocinar que permite elaborar en un solo día las recetas de toda una semana. Así que, si eres de los que se aburre con la cocina o de los que no tiene tiempo suficiente para dedicarle, no cabe duda de que éste es tu método.

El bath cooking, también conocido como meal prep, consiste en invertir medio día a la semana en organizar y preparar los menús de toda la semana. El resultado es un catálogo de comidas y cenas sanas, variadas y equilibradas que podrás rematar cada día sin grandes complicaciones y en muy poco tiempo.

¿Es lo mismo que congelar platos ya elaborados?

No, este método no consiste en elaborar platos concretos, meterlos en un tupper y congelarlos, sino en preparar los elementos de cada receta para que estén listos para usar cuando sea necesario.

Mano de mujer con cuchillo cortando un pimiento rojo sobre una tabla de madera
El batch cooking puede involucrar desde lavar, pelar y cortar hasta asar, hervir o cocinar los ingredientes. La principal diferencia con los platos congelados es que con estos tienes el plato ya hecho y listo para comer (después de descongelarlo), mientras que con el batch cooking dispones de variadas combinaciones de comidas para cada día.

Es decir, la primera opción sería un plato de espaguetis a la boloñesa, y la segunda, conservar por separado la pasta, la carne y la salsa, de forma que se puedan combinar con otros ingredientes y obtener así una gran variedad de menús.

El batch cooking por tanto te permite elaborar un plan de comidas muy detallado y exacto o simplemente preparar algunas cosas dejando espacio para la improvisación. La elección es solo tuya.

Beneficios de practicar batch cooking

Tupper con verduras y pollo

La idea del batch cooking trae consigo varios beneficios:

  • Ahorra tiempo y dinero. Dedicar un par de horas a la semana a preparar toda la comida de los próximos días ayuda a optimizar recursos en términos de tiempo y energía utilizada. Por ejemplo, horneando varios platos a la vez. Además, te permitirá podrás planificar qué es lo que necesitas comprar realmente y qué es lo que puedes usar de lo que ya tienes en tu nevera.
  • Ayuda a llevar una dieta variada. Muchas personas por falta de tiempo consumen productos precocinados cargados de aditivos o, en el mejor de los casos, recurren siempre a las mismas recetas por tener una elaboración más sencilla. Pero esta técnica te obliga a organizarte, a planificar los menús a una semana vista, lo que te permite reflexionar sobre tus necesidades y seguir una alimentación saludable bien estructurada.
  • Facilita el consumo de productos frescos. Cocinar por completo tus propias recetas te ayudará a prescindir de los productos pre-elaborados y a incluir en tu dieta más alimentos frescos.

La clave del batch cooking: congelar de forma eficiente

El batch cooking es un excelente aliado a la hora de simplificar tiempo en la cocina. En un solo día puedes cortar y preparar todo tipo de ingredientes: zanahorias, tomates, cebolla, pimientos verdes, etc., guardarlos en bolsas y congelarlos.

Así, cuando quieras elaborar un risotto con sustancia, tan solo tienes que sacar los paquetes necesarios y echarlos a la sartén. Pero también puedes dejar un sofrito preparado, una salsa de tomate cien por cien casera, un caldo de cocido para hacer sopas deliciosas.

Cuchara de palo con una porción de un plato de ensaladilla rusa

Todo (o casi todo) se puede dejar preparado para conservarlo en frío. Las bolsas zip son la mejor forma de tenerlo todo organizado en el congelador, ya que al ser transparentes te dejan ver fácilmente su contenido y, además, ocupan menos espacio que un tupper.

Para mantener la calidad de los alimentos, es aconsejable dejarlos enfriar antes de meterlos en el congelador, extraer bien el aire de la bolsa antes de cerrarla y no olvidar que, aunque esté congelado, todo tiene una fecha de caducidad, por lo que no se debe almacenar durante mucho tiempo.

Ideas de batch cooking: alimentos recomendables

En general, todos los alimentos son aptos para practicar batch cooking. Sin embargo, hay algunos más versátiles a la hora de preparar diferentes recetas, o que se conservan bien incluso después de ser congelados. Para seguir una dieta variada esta es nuestra recomendación:

Dos cacerolas con comida

Legumbres

Incluye en tu dieta lentejas, garbanzos, guisantes, o habas – entre otros muchos tipos de legumbres -. Una vez hervidas pueden congelarse para después servir de condimento en ensaladas o para ganar tiempo en la preparación de guisos y potajes.

Farináceos

Los cereales y derivados integrales (como pan, pasta, arroz, cuscús, o copos de cereales) y los tubérculos (patata, yuca…) se pueden cocinar hervidos y congelarse para más tarde añadirles verduras, conservas, semillas, frutas, etc.

Verduras

Son tanto un plato principal como una guarnición, por lo que son muy versátiles. Hay varias opciones de preparación: se puede hornear cada tipo de verdura en recipientes separados para después tener mayor flexibilidad a la hora de hacer las mezclas de cada plato; pero también se pueden hervir, cocinar al vapor, preparar en papillote, o incluso hacer purés y cremas, una buena opción para almacenar grandes cantidades.

Huevos

Los huevos, ricos en proteínas y lípidos, se pueden conservar en frío tanto cocidos, como pasados por agua, a la plancha, revueltos o en tortilla. Después, servirá de complemento para otra serie de recetas, como revuelto de champiñones, ensalada de tomate y huevo duro, etc.

Carnes y pescados

Cocínalos a la plancha, al horno o como más te guste, y ten en cuenta que si se acompañan de cebolla, tomate, pimiento o alguna especia o hierba aromática se conservan mejor. Después, a la hora de usarlos, puedes añadir un sencillo caldo, unas verduras salteadas o una salsa para darles sabor, o usarlos como base para otras recetas, como wok de verduras con pollo laminado, lasaña de carne picada, pollo al curry, salmón con pisto, etc.

Aliños y snaks

Prepara aliños diferentes para tus ensaladas o platos de pasta, como pesto, vinagretas, salsa boloñesa, bechamel o cualquier otro, y congélalos en bolsas listas para usar. Y para evitar el picoteo de alimentos procesados, opta por congelar también snaks, como patés o humus, así como masa de bizcochos o galletas.

Como ves, el batch cooking te ayuda a ahorrar tiempo y a optimizar esfuerzos en la cocina. Así, para preparar una cena o el tupper que llevarás al trabajo al día siguiente solo tienes que descongelar los alimentos preparados necesarios y hacer las mezclas que más te gusten. Además, te aseguras una dieta sana, variada y equilibrada, tan importante para mantener tu estado de salud en las mejores condiciones.

2019-07-08T10:14:52+00:001 noviembre, 2018|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.