///Bao, lo último de la gastronomía asiática

Bao, lo último de la gastronomía asiática

4 minutos | El Bao (o Bun) inunda las cartas de muchos restaurantes asiáticos y de fusión y raro es el que aún no ha probado uno de estos bocadillos esponjosos. ¿Y tú? ¿Sabes en qué consiste este pequeño manjar? Te lo contamos.

Hay platos que se ponen de moda y que acaban inundando las cartas de todos los restaurantes. Y eso es lo que ocurre con el Bao bun, el bocadillo asiático que lleva un tiempo en la cresta de la ola, también conocido como bocadillo taiwanés o mollete chino. Es perfecto para completar tu menú asiático, ya que su pan esponjoso y sus rellenos melosos hacen de este manjar un rico bocado capaz de abrir el apetito a cualquiera, pero, ¿qué es exactamente?

Bao Bun, el bocadillo asiático por excelencia

Bao es la abreviatura del término Gua bao, cuyo significado literal es «cortar pan”. Y de eso es de lo que se trata: de un bollito de pan cocinado al vapor, partido por la mitad y relleno de panceta de cerdo con suan cai o chucrut (un encurtido de repollo de tradición china), cilantro y cacahuetes fritos muy picados. Esa es, al menos la receta tradicional, aunque en la actualidad hay infinitas versiones.

¿Cuál es su origen?

En realidad, no hay unanimidad sobre el origen exacto de este rico bocado. En Taiwán, por ejemplo, cuentan con un producto idéntico denominado Hó͘-kā-ti, que significa “el tigre muerde al cerdo”, ya que la forma del bocadillo parece una boca y el relleno es carne de cerdo.

No obstante, parece ser que la versión más extendida es la que sitúa su nacimiento en la ciudad china de Fuzhou, capital de la provincia de Fujian.

¿Cómo ha llegado a otras partes del mundo?

La expansión del Bao bun se debe, en gran medida, a la tendencia del street food, cada vez más presente en nuestro modo de vida. En Asia, estos mini bocados se adquieren en los puestos callejeros de comida rápida y se degustan mientras se callejea por la ciudad. Su consumo no requiere de grandes delicadezas: se puede comer con las manos y su precio hace que sea un manjar al alcance de cualquiera.

    Sin embargo, su popularidad se debe al trabajo de innovación llevado a cabo por el chef coreano-americano David Chang, que desde que incluyó el Bao en su carta rebautizándolo como Pork Belly Buns, lo convirtió en uno de los imprescindibles para cualquier foodie que se precie. Si tienes la oportunidad de viajar a Nueva York, Wahington, Sydney o Torontono, no dejes de visitar sus restaurantes Momofuku para disfrutar de este plato en su versión más innovadora.

    ¿De qué se compone el Bao?

    Este bocadillo callejero de forma ovalada y doblada por la mitad se compone de un pan que se elabora con harina de trigo, agua, aceite, vinagre, leche y un poco de levadura.

    Su nota distintiva es que se cocina al vapor (normalmente en vaporeras de bambú), lo que hace que aumente su tamaño y adquiera esa textura esponjosa que lo hace tan especial. Aunque el efecto jugoso dura poco, ya que cuando se enfría, el Bao se convierte en un pan seco y chicloso.

    Por eso, éste es un plato que hay que tomar recién hecho. Pero, a pesar de su fugacidad, esta forma de cocinar el pan hace que sea un alimento muy saludable y que mantenga intactos los nutrientes presentes en todos los ingredientes.

    En cuanto al relleno, la cocina de fusión ha facilitado la incorporación de nuevos ingredientes, más allá de la panceta, el cilantro o los cacahuetes de la receta tradicional.

    ¿Cómo hacer Bao bun en casa?

    El principal secreto del Bao reside en su masa, suave, dulce, y muy fácil de preparar, siempre que se preste la atención correcta a las fermentaciones. Si quieres sorprender a tus invitados con una propuesta muy trendy, o simplemente quieres darte un capricho, esto es lo que debes hacer para preparar tus propios Baos. Ten en cuenta que, para poder elaborar esta receta, necesitas tener en casa una vaporera.

    Receta de Bao bun, paso a paso

    • Mezcla 6 gramos de levadura fresca con 25 gramos de agua tibia (que no supere los 40 grados).
    • Sobre una superficie limpia, mezcla 125 gramos de harina floja, 2 gramos de levadura en polvo, 10 gramos de azúcar y una pizca de sal, y forma un volcán.
    • En el centro del volcán vierte la lavadura que habías disuelto en el primer paso, 45 gramos de leche y 12 gramos de aceite de girasol.
    • Amasa hasta obtener una masa suave y lisa.
    • Haz una bola con la masa, métela en un bol y cúbrelo con papel film, que tendrás que agujerear para que la masa respire y fermente. Deja en reposo durante al menos una hora.
    • Pasado ese tiempo, vuelve a amasar y forma varias bolas de unos 40 gramos cada una.
    • Con ayuda de un rodillo, estira cada bola hasta dándole la característica forma ovalada.
    • Barniza la superficie con aceite y pliega el pan (para que no se peque cuando lo vayas a poner al vapor) y deja que repose 30 minutos.

    Para hacer tus Bao al vapor:

    • Pon agua en una olla grande y llévala a ebullición.
    • Pon papel vegetal en casa piso de la vaporera y coloca encima los panes sin que se toquen entre sí.
    • Mete la vaporera en la olla y deja hervir durante 5 minutos.
    • Una vez vaporizados, deja que los Bao reposen un poco en la vaporera para que no se desinflen.

    Una vez hechos tus panes, puedes meter el relleno que más te guste.

    2020-01-31T12:54:46+02:009 abril, 2019|

    Deja un comentario

    Información básica sobre Protección de Datos:
    En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.