Inicio  /  Mascotas  /  Perros  /  Cómo hacer y usar la alfombra de olfato

Cómo hacer y usar la alfombra de olfato

4 minutos | La alfombra de olfato para perros es una herramienta muy útil para jugar con tu perro, ayudarle a calmarse y gestionar, por ejemplo, un exceso de nervios. Te proponemos que descubras cómo hacer y utilizar este tipo de recurso con tu mascota.

Ejercitando el olfato tu perro puede calmarse, y para hacerlo te enseñamos cómo hacer una alfombra de olfato para canes y cómo usarla en beneficio propio y de tu mascota.

¿Cómo hacer una alfombra de olfato?

Ten en cuenta que las alfombras de olfato son bastante populares y las puedes comprar en cualquier tienda especializada por un presupuesto que ronda los 30 euros. En cualquier caso, si decides apostar por el DIY, no te llevará mucho tiempo hacerla y podrás elegir tamaño y estilo, haciendo un recurso totalmente personalizado.

Material y herramientas para hacer alfombras de olfato

  • Unas rejillas de plástico o similar

Se trata de la base sobre la que se monta la alfombra por lo que tiene que ser de las medidas y resistencia que prefieras y necesites. Lo más habitual es comprar rejilla de plástico de la que se vende en los almacenes de bricolaje y/o jardinería para proteger o dar intimidad  a un jardín, guiar plantas o poner los cacharros a escurrir. Debe ser una lámina de plástico resistente y más o menos rígido con muchos agujeros de igual tamaño.

  • Trapillo

Los rollos de trapillo –algodón en cuerda- se venden en cualquier bazar a precio muy asequible y de muchos colores por lo que puedes elegir según tus preferencias y/o las de tu mascota. Es posible también hacer tu mismo trapillo reciclando viejas camisetas de algodón. Dependiendo del tamaño de alfombra necesitas más cantidad o menos, pero calcula que para una alfombra tipo felpudo con un rollo puede ser suficiente.

  • Tijeras

Paso a paso para hacer alfombra olfativa para perro

No te preocupes porque hacer una alfombra de olfato para tu perro es muy sencillo, lleva un poco de tiempo y dedicación, pero nada más. Solo es cuestión de hacer nudos.

    1. Corta el trapillo

     

    Elige la medida que tendrá el “césped” de tu alfombra de olfato. Ten en cuenta que debe recordar a la hierba natural y más bien sin cuidar o salvaje, es decir, alta y no cuidada. Es importante en este punto tener en cuenta los gustos de tu mascota en cuanto a altura de la hierba, es esencial que sea atractiva para él. Rondando los 8 centímetros es una medida bastante habitual para acertar.

    Corta un buen número de trozos de los centímetros elegidos de trapillo. Si vas a usar varios colores, hazte primero un dibujo del diseño por ejemplo por franjas o zonas para saber cuántas tiras de cada color vas a necesitar.

    No te agobies, si por el tamaño de la alfombra no sabes exactamente cuántas tiras necesitas, aunque puedes contar los huecos. Corta algunas y si luego necesitas más, vuelves a este paso.

      1. Coloca las tiras en la rejilla

    La técnica para construir la alfombra es sencilla: ves colocando las tiras por filas en los agujeros de la rejilla de forma que puedes hacer un nudo sencillo para que el trapillo vaya quedando fijado a la base.  A medida que pongas más y más, verás como la alfombra se hace más esponjosa, tupida y mullida.

    ¿Cómo utilizar una alfombra olfativa para perros?

    Fuente: https://bit.ly/2I9RA8w

    Tanto si has comprado la alfombra como si las has hecho tú mismo, el siguiente paso es saber cómo usarla. Lo mejor será que el veterinario de tu perro o su adiestrador te enseñe los mejores juegos y trucos adecuados a tu mascota.

    Si para empezar quieres probar la alfombra de olfato ya, empieza por algunos juegos sencillos y básicos para que tanto tu perro como tú os acostumbréis a este nuevo recurso. La alfombra de olfato imita a un césped o hierba natural en la que los perros suelen jugar a husmear cuando salen al aire libre. De forma natural, los perros usan su olfato para rastrear posibles restos de comida que les puedan gustar. Este es el tipo de actividad que debes recrear en la alfombra.

        • Presenta la alfombra a tu mascota como un nuevo juego, hazlo de forma atractiva y cuando el perro este receptivo y de buen ánimo para que se atreva a probarlo.
        • Distribuye comida o golosinas de las que tu perro prefiera entre los flecos de la alfombra.
        • El alimento que escondas en la alfombra, al principio, es mejor que sea bastante y concentrado en una sola zona: lo más sencillo para animar a la mascota. Luego, paulatinamente, distribuye menos cantidad, pero en más sitios para ir retando a tu mascota y que le resulte atractivo y divertido siempre.
        • No fuerces a tu perro a usar la alfombra y sobre todo, no le satures con un uso prolongado. 15 minutos puede ser suficiente.
        • Las alfombras son un recurso para mejorar el carácter de tu perro, calmar sus nervios o mejorar estados den ansiedad; pero no son un milagro. Para casos graves es necesario que combines con otras vías o terapias. Consulta a tu veterinario de confianza.

    La alfombra de olfato es divertida y muy aconsejable especialmente si tu perro tiene que estar mucho tiempo dentro de casa, encontrará una nueva forma de divertirse y activar su sentido del olfato.

    2019-02-22T11:19:14+00:0012 febrero, 2019|

    Deja un comentario

    Información básica sobre Protección de Datos:
    En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.