///Trucos para que tu perro no ataque a otras mascotas

Trucos para que tu perro no ataque a otras mascotas

4 minutos | Ante los ataques de perros hay que actuar con rapidez y solicitar la ayuda de un adiestrador canino. Pero además hay una serie de medidas que podemos tomar nosotros.

Hay perros que muestran agresividad hacia otros perros u otras mascotas provocando situaciones incómodas y estresantes para sus dueños que se ven impotentes para controlar a sus canes. La agresividad en perros es hasta cierto punto normal, pero si es excesiva es algo que no se debe tomar a la ligera, porque dependiendo del tamaño y raza del animal puede representar un peligro grave.

Lo más conveniente ante los ataques de perros en estos casos es actuar con la máxima celeridad y acudir a un adiestrador canino porque sólo un especialista puede identificar la causa del problema y adoptar las medidas más convenientes y eficaces para conseguir encauzar ese mal comportamiento y cambiar  su conducta.

No hay que olvidar que el dueño de una mascota es responsable de la misma y de su comportamiento y por tal motivo se puede ver envuelto en denuncias y reclamaciones. Por eso, resulta fundamental contar con un respaldo, como el Seguro para Mascotas MAPFRE que, además de la cobertura de responsabilidad jurídica por daños a terceros, ofrece beneficios y ventajas adicionales que protegen ante cualquier percance relacionado con el animal.

Además, hay que proporcionar a la mascota una buena educación ya desde que es un cachorrito y continuar con ella incluso en la edad adulta.

Ataques de perros: causas

Para saber qué es lo que desencadena ese comportamiento agresivo, lo primero que hay que hacer es observar detenidamente al perro.

    En la mayoría de los casos, los ataques de perros se deben a una mala socialización, a problemas de inseguridad, de dominio, necesidad de marcar el territorio, etc.

    Un perro bien alimentado, hidratado, que pueda disponer de un cubículo confortable, libre de enfermedades como la rabia, que realice habitualmente ejercicio, difícilmente sufrirá estrés y tensión acumulada, que son algunas de las causas generadoras de la agresividad.

    La falta de socialización es, quizás, la causa más importante de los ataques de perros. El desarrollo futuro de cada perro está determinado principalmente por el proceso de socialización y educación que se producen en las primeras catorce semanas de vida, de tal manera que si este ha faltado será muy difícil educar o adiestrar al perro posteriormente.

    Esta situación se da, principalmente, en perros separados desde pequeño de sus padres y hermanos, con los que no han podido relacionarse y tampoco han aprendido a interaccionar con personas, ni a relacionarse con otros animales.

    Asimismo, el miedo a una experiencia traumática o a que esté tan alterado que se sienta amenazado por todo, pueden ser otras de las causas por las que un perro se vuelva agresivo.

    Cómo actuar ante los ataques de perros

    Tres perros sentados mirando a cámara

    ¿Qué hacer si tu perro ataca a otro o sospechas que puede hacerlo? En primer lugar, como método de prevención, lo mejor es no llevarlo a un lugar donde haya muchos perros; utilizar una bozal y una correa o mejor un arnés para tener el control sobre él en todo momento en previsión de que pueda producirse algún problema; no corregirlo porque no entenderá el motivo, ni castigarlo, porque solo se conseguirá abrumarlo ante una situación estresante para él; tampoco darle tirones de la correa, pues se le puede lastimar.

    Expondremos algunos consejos para tratar que tu perro no desarrolle conductas agresivas hacia sus congéneres, o hacia personas y otros animales.

    • Los perros son animales que necesitan tener un líder. Hay que entrenarlos para que sepan que tú eres quien manda, que deben seguirte y obedecerte cuando quieres algo. Debemos mostrarnos autoritarios, pero tranquilos para que no se pongan nerviosos, ya que un perro nervioso puede entrar en pánico y ser impredecible. Algún ejercicio para demostrarle esa autoridad puede ser entrar detrás de nosotros en una habitación, no dejarle ir delante de nosotros cuando salimos de paseo, comer antes que él, etc.
    • Hay que favorecer que el perro conozca bien su entorno; permitirle olisquear el suelo, plantas, o rastros, que se acostumbre a los estímulos ambientales, como sirenas de emergencias, aviones, ruidos del hogar, sonidos estridentes, etc., porque esa habituación le proporcionará tranquilidad y relajación.
    • Premiarle cuando su comportamiento sea positivo con un regalito en forma de golosina.
    • Desde el principio hay que intentar, sin forzar la situación, que se relacione con otros perros tranquilos. Presentarle también a otros animales para que se relacione con ellos dentro de un ambiente controlado. No consentir que muerda a personas o perros cuando juega. Si coge esa mala costumbre, bastará con regañarle cuando lo haga, y dejar el juego por unos minutos.
    • Los perros necesitan hacer ejercicio diario dependiendo este de la raza, edad o salud, para que puedan quemar el exceso de grasas y fortalecer su vínculo con nosotros, favoreciendo de esta manera que llegue a ser un perro tranquilo.
    • No pegarle nunca para corregirle. Si un perro sufre malos tratos terminará por ser agresivo y el problema no se corregirá, sino que aumentará.
    • No es conveniente dejar al perro solo durante largos períodos de tiempo, porque es un animal sociable y necesita de nuestra compañía. Si se siente abandonado puede llegar a padecer estrés y desarrollar malos hábitos o que se vuelva inestable y violento.
    • En algunos casos muy especiales, puede ser necesaria la castración para corregir el problema.

    En definitiva, hay que invertir tiempo y paciencia en su educación para conseguir que sea un perro tranquilo, equilibrado y obediente con el que podamos disfrutar. Y si a pesar de todos nuestros esfuerzos y cuidados no lo conseguimos, tenemos la opción de recurrir a un adiestrador canino que con su experiencia y profesionalidad seguro que nos facilitará el trabajo.

    2019-05-08T11:43:23+02:007 junio, 2018|

    Deja un comentario

    Información básica sobre Protección de Datos:
    En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.