Home > Jardinería > Plantas y flores exterior > Las gardenias: qué cuidados necesitan

Las gardenias: qué cuidados necesitan

Cómo cuidar las gardenias
6 Min de lectura
Aunque la gardenia es una planta muy conocida, no es apta para principiantes dada la dificultad de sus cuidados. Te contamos todo lo que debes saber para cultivar este arbusto de preciosas flores blancas.
Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avala como fuente de información veraz y práctica, ayudándote en tus tareas diarias sobre temas como bricolaje, limpieza del hogar y animales de compañía. | Web

El equipo de redacción de MAPFRE lleva más de diez años investigando y publicando artículos relacionados con el mundo del hogar, con temáticas como bricolaje, recetas de cocina y limpieza del hogar, entre otras. No te pierdas todos nuestros consejos y guías para hacer de tu casa el hogar con el que siempre has soñado.
Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avalan como fuente de información veraz y práctica, ayudándote en tus tareas diarias.

La gardenia es un arbusto de porte redondeado, de hoja perenne de color verde brillante y flores de color blanco crema deliciosamente perfumadas. Puede ser cultivada tanto en el interior de una vivienda como en la terraza o el jardín. En esta última ubicación puede alcanzar una altura de 2 metros.

La gardenia es originaria de China. Su nombre científico es Gardenia jasminoides, y el común o vulgar: Gardenia o Jazmín del Cabo.

La gardenia es una de las plantas más bellas que puedes cultivar por la hermosura y elegancia de sus flores. Pero su cultivo no es fácil, por lo que no es apta para jardineros principiantes. Las atenciones y cuidados que necesita se deben observar rigurosamente, ya que cualquier cambio o variación que se produzca en sus rutinas puede acabar con ella.

Cuidados de una gardenia

Sustrato

Al tratarse de una planta acidófila, necesita un terreno que sea ácido para desarrollarse adecuadamente, tanto si está plantada en maceta como en el jardín.

Un pH en torno a 5 puede ser suficiente para que la planta absorba los nutrientes con normalidad, de lo contrario sufrirá clorosis y sus hojas acabarán volviéndose amarillas.

Los sustratos comerciales más habituales son de tierra de castaño o brezo. Se aconseja que sea suelto y rico en materia orgánica para poder retener la humedad y favorecer la correcta aireación de las raíces.

Luz

Si la gardenia se cultiva en el interior, debe colocarse en un lugar muy iluminado, por ejemplo, cerca de una ventana, pero sin recibir sol de forma directa.

En cambio, si está plantada en el exterior, debe estar en un lugar de semisombra ya que tolera mal el sol directo del mediodía.

Temperatura

Al ser una planta tropical, la gardenia prefiere temperaturas cálidas y agradables, y no tolera las heladas ni el frío intenso. No obstante, florecerá más y mejor si los días son cálidos y las noches frescas.

Si en la zona donde vives los inviernos son duros, es mejor que la cultives en el interior.

Riego

Regadera con agua

Fuente: https://bit.ly/3LQ3e4S

La gardenia requiere un sustrato permanentemente húmedo, pero no encharcado, para lo que es imprescindible un buen drenaje, sobre todo si está plantada en el suelo.

Nunca le proporciones agua dura con un alto contenido en cal, sino que debes utilizar agua blanda, destilada o de lluvia. Si no te es posible, puedes acidificar el agua del grifo añadiéndoles unas gotas de zumo de limón o de vinagre.

Es conveniente también que pulverices sus hojas en verano, pero nunca cuando el sol le dé directamente a la planta, para evitar posibles quemaduras.

Abono

El abonado es uno de los cuidados más importantes que debes procurarle a la gardenia, ya que necesita un suelo rico y fértil para poder desarrollarse y florecer. Hazlo una vez al mes durante la primavera y el verano para promover la floración. Usa un fertilizante líquido especial para plantas acidófilas diluido en el agua de riego. También puedes utilizar abono orgánico como estiércol, humus de lombriz o compost.

Floración

Gardenias

Fuente: https://bit.ly/3siTTLf

Cuando llega el mes de mayo o junio, la planta se llena de grandes flores de color blanco crema que exhalan un agradable e intenso aroma similar al jazmín.

Poda

La gardenia necesita dos podas al año, una de mantenimiento y otra de floración.

La primera tiene el objetivo de mantener la forma del arbusto. Hazla a principios del invierno. Consiste en eliminar ramas en mal estado, cruzadas, enfermas o muertas.

La segunda es para favorecer la aparición de más flores. Realízala tras la floración, a mediados del verano, mediante la técnica del pinzado.

Problemas, plagas y enfermedades

Es fácil que la gardenia sufra el ataque de pulgones, cochinillas o arañas rojas, entre otras plagas. En cuanto detectes la presencia de alguno de estos insectos debes actuar rápidamente pulverizando toda la mata, sobre todo en las partes más jóvenes y en el envés de las hojas. Utiliza jabón potásico, un producto fitosanitario ecológico muy eficaz contra las plagas de insectos, que no es tóxico para personas ni animales.

La gardenia puede verse afectada por otros problemas y enfermedades, en especial por la clorosis férrica. Revisa frecuentemente tu planta para comprobar si las hojas se ponen amarillas, pero conservan los nervios verdes. Esto es un claro signo de que tu gardenia está sufriendo clorosis férrica, es decir, falta de hierro debido básicamente al pH incorrecto de la tierra.

Como solución rápida y temporal debes aplicar abono en forma de quelatos, aunque lo importante es acidificar el suelo lo antes posible. La turba rubia, de naturaleza ácida, puede ayudarte en esta tarea. Solo has de mezclarla con el sustrato existente, hasta volver a equilibrar el pH.

Hay que conocer todos estos cuidados para que tus gardenias florezcan en perfecto estado y nos embriaguen de su característico olor. Y para tu vivienda, la mejor protección es el Seguro de Hogar MAPFRE con las coberturas que se adaptan a tus necesidades y la de los tuyos.

CALCULA TU PRECIO

Calcula tu seguro ahora

Elige otro seguro a calcular

Publicado por Blog Hogar MAPFRE
- 9 Jun, 2022

Comentarios (1)

  1. Qué bonitas, aunque yo soy poco de flores y siempre confundo las gardenias con las rosas blancas.

Te puede interesar

Características de la yuca

7 Min de lectura

La yuca, o yuca pie de elefante, es una planta ornamental cada vez más presente en los hogares y cuyos orígenes se remontan a las zonas áridas de Norteamérica y Centroamérica. Un arbusto resistente y que no requiere excesivo riego, ideal para decorar los espacios de interior de nuestra vivienda.

Plantas de cacahuete

6 Min de lectura

Te contamos todo lo que debes saber para poder plantar cacahuetes paso a paso en tu jardín. A continuación, verás cuándo es el mejor momento para hacerlo y cuáles son sus cuidados básicos.

Suscríbete a nuestro boletín

Consigue tu recetario

1