Home > Jardinería > Jardines > Tapar la piscina en invierno: ¿sí o no?

Tapar la piscina en invierno: ¿sí o no?

piscina cubierta con una lona
4 Min de lectura
Tapar la piscina en invierno es la mejor alternativa por diferentes motivos. Sin embargo, también hay que tener en cuenta algunos inconvenientes para valorar la posibilidad de vaciarla cuando finaliza la temporada estival. A continuación, te ayudamos a despejar todas tus dudas.
Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avala como fuente de información veraz y práctica, ayudándote en tus tareas diarias sobre temas como bricolaje, limpieza del hogar y animales de compañía. | Web

El equipo de redacción de MAPFRE lleva más de diez años investigando y publicando artículos relacionados con el mundo del hogar, con temáticas como bricolaje, recetas de cocina y limpieza del hogar, entre otras. No te pierdas todos nuestros consejos y guías para hacer de tu casa el hogar con el que siempre has soñado.
Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avalan como fuente de información veraz y práctica, ayudándote en tus tareas diarias.

Cuando termina el verano es el momento de decidir si tapar la piscina o vaciar el agua hasta la próxima temporada de baño. En ambos casos, el objetivo es preparar el estanque para los meses de invierno en los que no se va a utilizar. La primera opción suele ser la más indicada para garantizar su mantenimiento y seguridad, aunque conviene analizar los pros y los contras.

¿Por qué es recomendable cubrir la piscina en invierno?

A la hora de preparar la piscina para el invierno no siempre es necesario vaciarla. De hecho, si el agua se encuentra en buenas condiciones es preferible mantenerla y cubrir la piscina. En este caso, es imprescindible colocar el tipo de cubierta que mejor encaje en el espacio, ya que supone las siguientes ventajas:

  • Si se tapa la piscina se reduce considerablemente el nivel de suciedad que se acumula en el agua. Además de evitar la caída de hojas, ramas e insectos, también minimiza el desarrollo de algas.
  • La lona u otra modalidad de recubrimiento incrementa la seguridad en la zona, puesto que actúa como una barrera frente a posibles accidentes de niños y mascotas, sobre todo.
  • Cuando una piscina permanece cubierta, se reduce la evaporación del agua, lo que repercute en un ahorro en el consumo.
  • Disminuye el gasto que se debe realizar en productos químicos para volver a poner a punto la piscina en el siguiente verano.
  • También supone un ahorro de dinero en el momento de llenar la piscina, ya que no es necesario emplear tanta cantidad de agua como si se hubiera vaciado al finalizar la temporada de baño anterior.
  • Se minimizan los problemas estructurales en el vaso que aparecen con bastante frecuencia cuando se desocupa por completo. Esto se produce debido a que desaparece la presión que ejerce el agua sobre las paredes y la base.

Inconvenientes de tapar la piscina

En otros casos, es preferible vaciar la piscina cuando finaliza la temporada de baño por los siguientes motivos:

  • En las zonas donde las temperaturas suelen bajar de cero grados durante el invierno es recomendable descargar el agua del vaso para que las heladas no provoquen daños en la superficie.
  • Es preferible no tapar la piscina cuando es necesario limpiarla y desinfectarla a fondo, así como también si es preciso arreglar alguna grieta o fisura. Cuando el agua o el estanque no se encuentran en perfecto estado es conveniente ponerla a punto antes de que llegue el invierno.
  • Debe tenerse en cuenta el precio de la cubierta que, por norma general, suele ser alto. No obstante, es importante hacer números para concluir si merece la pena realizar dicha inversión o pagar la factura del agua con motivo del llenado de la piscina cada año.
  • Además de la lona o el recubrimiento que se utilice para tapar la piscina, también es necesario colocar otros elementos, como tensores elásticos y anclajes, para garantizar una correcta tensión. Es fundamental considerar que el montaje y la retirada de una cubierta no suele ser fácil, ya que se necesita emplear cierto tiempo y esfuerzo.

Independientemente de que se elija tapar la piscina o vaciarla, no hay que olvidarse de realizar un mantenimiento mínimo durante los meses más fríos. Esto se traduce en la necesidad de continuar poniendo en marcha la depuradora cada cierto tiempo o limpiar la superficie para que no se acumule demasiada suciedad si no hay agua. Todos estos problemas pueden evitarse con una piscina de interior.

Para disfrutar al máximo de este tipo de instalaciones, no solo es importante procurar un adecuado mantenimiento, sino también contar con un Seguro de Hogar MAPFRE. Todas las coberturas contratadas se extienden también a las piscinas cuando son de uso privativo y doméstico.

Calcula tu seguro ahora

Elige otro seguro a calcular

Publicado por Blog Hogar MAPFRE
- 18 Sep, 2021

Comentarios (0)

Te puede interesar

Mariposas sobre flores moradas

5 Min de lectura

¿Quieres tener tu jardín lleno de mariposas? Es posible, tan solo debes contar con variedades de plantas que sean atractivas para ellas. A continuación, te contamos cuáles son las mejores plantas para atraer mariposas.

Escalera en el jardín

6 Min de lectura

¿Te acabas de comprar un terreno para construir una vivienda pero no sabes cómo salvar el desnivel del jardín? Las diferencias de cota pueden ser un verdadero quebradero de cabeza para arquitectos, diseñadores y paisajistas.

Suscríbete a nuestro boletín

Consigue tu recetario

0