Inicio  /  Familia  /  Las mejores películas de ciencia ficción infantiles

Las mejores películas de ciencia ficción infantiles

6 minutos | ¿Os apetece una sesión de cine en familia? Pues no os perdáis esta selección con las mejores películas de ciencia ficción para niños. Una forma divertida de abrir la mente y hacer crecer la imaginación.

Las mejores películas de ciencia ficción nos muestran un hipotético mundo en el que los avances y los inventos superan los límites de nuestra imaginación. Algo que es sencillamente fascinante, y lo es más aún cuando el destinatario es un niño.

Robots, androides, naves espaciales, extraterrestres, o máquinas de última generación conforman el elenco de estas historias apasionantes y cargadas de suspense que tienen lugar, en la mayoría de los casos, en otros planetas o en dimensiones desconocidas.

El género de ciencia ficción (que no hay que confundir con las películas de fantasía) ayuda a los más pequeños a especular sobre el futuro, a imaginar nuevos mundos, y les motiva para enfrentarse a lo desconocido.

La ciencia ficción es un género futurista que no solo gusta a los adultos. A continuación repasaremos algunas de las mejores películas de este género que despertarán la imaginación de niños y adolescentes y, por qué no, también la de los más mayores.

Las mejores películas de ciencia ficción para niños

Superman (1979)

¿Qué niño no ha soñado alguna vez con ser un superhéroe capaz de volar? Superman fue el primer personaje cinematográfico que lo consiguió.

El pequeño Clark es un chico procedente de un planeta situado en una lejana galaxia que es enviado por sus padres a la Tierra ante la próxima e inevitable destrucción de su mundo.

En su nuevo hogar, se verá obligado a esconder su condición especial bajo la máscara del tímido periodista Clark Kent. Pero si alguien necesita su ayuda, deberá correr a la cabina de teléfonos más cercana (hoy lo tendría difícil) para ponerse su traje de superhéroe y salvar al mundo.

Todo es ingenuo, convencional y, si se quiere, hasta grotesco en el superhombre que no es ni pájaro ni avión, pero no es nada imposible para la mente de un niño.

La versión de 1979 fue la más popular (con ella se inició la era de Christopher Reeve) y la que nos dejó una BSO para la eternidad.

E.T. El Extraterrestre (1982)

Una de las películas más taquilleras de la historia. Desde su estreno en 1982 ha hecho llorar y emocionarse a generaciones enteras. La trama gira en torno a E.T., un pequeño y entrañable extraterrestre que viaja con su familia a La Tierra para hacer una expedición pacífica.

Cuando toca el momento de volver a su planeta, E.T. se pierde y no sube a la nave. Elliot y sus hermanos le ayudarán a ponerse en contacto con su casa para que vengan a rescatarlo, mientras él vive obsesionado por contactar con ellos a través de un teléfono de juguete.

Un clásico del maravilloso Steven Spielberg con una banda sonora inolvidable que todo niño debe ver alguna vez en su vida.

Parque jurásico (1993)

La película de Spielberg que desató la fiebre por los dinosaurios es otra de las mejores películas de ciencia ficción para niños de la historia.

El propietario de una empresa de bioingeniería decide construir su gran sueño: un parque de atracciones gigante en el que habiten las criaturas más espectaculares que han pisado La Tierra: los dinosaurios. Para ello, clonan diversas especies mediante la manipulación del ADN de la sangre de los dinosaurios encontrada en mosquitos fosilizados en ámbar.

Para demostrar que sus instalaciones son seguras, invitan a un equipo de científicos a la inauguración del mismo. Pero un boicot informático demuestra que el recinto no es tan seguro como parecía.

Aunque ahora estamos más que acostumbrados a las criaturas creadas por ordenador, en aquel momento las imágenes CG que ofrecía esta película dejaron a todo el mundo con la boca abierta. Pero lo mejor es que, a día de hoy, esos efectos siguen resultando muy efectivos.

El gigante de hierro (1999)

En la ciudad de Rockwell, un robot gigante cae del cielo venido de otro planeta. Hogarth, un niño de nueve años, decide llevárselo a su casa y cuidarle. Pronto se da cuenta de que debe esconderlo para que el gobierno no lo capture y le haga un análisis que podría acabar con su vida.

Lo cierto es que El gigante de hierro no tuvo una buena recaudación en su estreno, pero para muchos es una de las mejores películas de animación de ciencia ficción. Esto se debe a que, aunque su estética tradicional contrasta con las nuevas generaciones de películas animadas (algo que, por otra parte, le confiere cierta gracia), la historia está muy bien desarrollada y los personajes están muy bien construidos.

Titan A.E. (2000)

En el año 3028, los Drej –criaturas venidas de otra galaxia- destruyen La Tierra. Solo quedan unos pocos supervivientes a merced de la cruel raza extraterrestre. Quince años más tarde, el joven Cale descubre en el interior de un anillo que le legó su padre las coordenadas de la misteriosa nave espacial Titán, la última esperanza de salvación de la humanidad.

Titan A.E. es otra de esas películas que no funcionó en taquilla pero que, con el tiempo, ha conseguido cosechar buenas críticas, quizá porque hay aspectos que solo se aprecian con la perspectiva adecuada. En este caso, estamos ante una película infantil atípica y recomendable para los niños (mayores de 12 años) que disfrutan con las historias de Star Wars o Marvel.

Con una ambientación de ciencia ficción clásica, algo difícil de encontrar en las cintas destinadas a los más pequeños, con la raza humana al borde de la extinción, numerosas criaturas extraterrestres, naves espaciales y mundos sorprendentes englobado en una estética casi ciberpunk.

El planeta del tesoro (2002)

Si La isla del tesoro hizo soñar a miles de niños con piratas, corsarios, mapas del tesoro y cofres llenos de monedas, El planeta del tesoro hace lo propio, pero esta vez con un botín legendario e interplanetario.

Jim Hawkins, un muchacho de 15 años amante de los libros de piratas, se topa con un hombre gravemente herido al que no puede salvar de una muerte segura. Antes de morir, el hombre le confía un mapa que conduce a un fabuloso tesoro pirata, el legendario ‘Botín de los Mil Mundos’. Hawkins se embarcará en un galeón espacial para emprender un fantástico viaje que atravesará supernovas, agujeros negros y terribles tempestades cósmicas, para llegar al tesoro.

WALL•E: Batallón de limpieza (2008)

En el año 2800, La Tierra es un planeta devastado y sin vida en el que varios robots trabajan para limpiarlo de basura. Uno de ellos es el pequeño WALL•E, que descubre una nueva misión en su vida cuando se encuentra con una robot exploradora llamada EVE. Ambos inician un viaje por la galaxia en el que vivirán una emocionante e inolvidable aventura.

Los primeros sesenta minutos de este clásico imperecedero son de otro mundo. Impecables. La cinta estuvo nominada a seis premios Oscar.

Mazinger Z: Infinity (2018)

Con una estética manga fiel a sus orígenes, Koji Kabuto se vuelve a poner a los mandos de su robot Manzinger Z para salvar a la humanidad del malvado Doctor Infierno y su Imperio del Mal. Tras descubrir una extraña forma de vida en el Monte Fuji, Kabuto tiene que enfrentarse a un peligro desconocido y escoger entre volver a ser el héroe o convertirse en un dios.

A los padres les encantará ver que para la versión cinematográfica se ha tenido la deferencia de mantener la mítica banda sonora de la serie de los setenta.

Con estas recomendaciones, los mundos más fascinantes e imposibles estarán presentes en tu sesión de cine familiar en casa. Además, con el Seguro de Hogar MAPFRE contarás con las mejores coberturas para garantizar el bienestar de todos los que viven en casa y garantizar una velada tranquila.

2020-05-08T09:27:46+00:0024 octubre, 2018|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.