Dulce de membrillo casero

Inicio  /  Cocina  /  Recetas  /  Frutas y Postres  /  Dulce de membrillo casero

Dulce de membrillo casero

El dulce de membrillo es un postre ideal o un acompañamiento exquisito para quesos. Esta fruta no puede comerse cruda, por lo que te mostramos cómo puedes cocinarla y aprovecharte de uno de los frutos más interesantes del verano ya que solo se da de agosto a octubre.

Cuenco con dulce de membrillo y fruto al fondo
El dulce de membrillo es un postre ideal o un acompañamiento exquisito para quesos. Esta fruta no puede comerse cruda, por lo que te mostramos cómo puedes cocinarla y aprovecharte de uno de los frutos más interesantes del verano ya que solo se da de agosto a octubre.
Dificultad Fácil
Temperatura Frío
Cocinado Guiso
Bebidas que acompañan Agua, Vino blanco
Coste Medio (entre 3 y 15 Euros)
Receta para Todos
Fecha señalada Meriendas
Tiempo 20minutos
El dulce de membrillo es un postre ideal o un acompañamiento exquisito para quesos. Esta fruta no puede comerse cruda, por lo que te mostramos cómo puedes cocinarla y aprovecharte de uno de los frutos más interesantes del verano ya que solo se da de agosto a octubre.
Dificultad Fácil
Temperatura Frío
Cocinado Guiso
Bebidas que acompañan Agua, Vino blanco
Coste Medio (entre 3 y 15 Euros)
Receta para Todos
Fecha señalada Meriendas
Tiempo 20minutos
Ingredientes
  • 1 kg Membrillos
  • 1 kg Azúcar
  • 1 Limón
  • 1 chorro vino blanco
Elaboración
  1. Para comenzar a elaborar tu propio dulce de membrillo casero, deberás lavar los membrillos. Debes hacerlo muy bien, frotándolos con las manos bajo el grifo para eliminar todos los rastros de tierra o impurezas que se puedan encontrar adheridos a su piel ya que lo elaboraremos con esta.
  2. A continuación, y con los membrillos ya limpios, deberás cortarlos en forma de cubos de un tamaño mediano. Retira las semillas y el corazón y coloca los trozos que has cortado en una olla suficientemente honda para poder albergar la cantidad que necesites. Cubre con agua los trozos que has colocado en la olla.
  3. Tras ello, deberás encender el fuego y dejar que el agua llegue a su punto de ebullición, cuando se encuentre en él, deberás dejar que los trozos se cocinen durante 10 minutos. En el caso de que no estén muy maduros, algo que notarás porque no tienen su color amarillo, necesitarán un poco más de tiempo para que se cuezan correctamente. Puedes comprobar fácilmente su punto de cocción si estos ya están blandos. En ese momento, deberás retirarlos del fuego.
  4. Una vez cocinados deberás escurrir el agua usada para la cocción y colocar la carne del membrillo cocinada en una batidora para conseguir que la mezcla sea homogénea y no queden muchos grumos. Para suavizarla aún más puedes pasarla por un colador chino logrando con ello que la textura sea mucho más suave.
  5. Ahora, toca cocinar la masa de nuevo. Coloca el membrillo cocinado en una cazuela, añade el azúcar. Deja que todo se cocine a fuego muy lento. Para evitar que se pegue es necesario que remuevas con frecuencia. Después de aproximadamente 15 minutos el azúcar se habrá disuelto y se habrá mezclado con la masa de membrillo cocido.
  6. Mientras se cocinan los ingredientes prepara zumo de limón en un exprimidor y mézclalo con un chorrito de vino blanco. Cuando el membrillo y el azúcar se hayan integrado añade el limón y el vino y deja que el alcohol se reduzca a fuego lento durante otros dos minutos.
  7. Trascurrido este tiempo retira la mezcla del fuego y colócala dentro de un molde. Este debe ser suficientemente grande para albergar la cantidad que has hecho. Deja que se enfríe durante unos minutos a temperatura ambiente. Una vez que ha pasado este tiempo deberás introducirlo en el frigorífico. Transcurridas unas horas ya podrás disfrutar de tu dulce de membrillo casero como más te guste.
Elaboración
  1. Para comenzar a elaborar tu propio dulce de membrillo casero, deberás lavar los membrillos. Debes hacerlo muy bien, frotándolos con las manos bajo el grifo para eliminar todos los rastros de tierra o impurezas que se puedan encontrar adheridos a su piel ya que lo elaboraremos con esta.
  2. A continuación, y con los membrillos ya limpios, deberás cortarlos en forma de cubos de un tamaño mediano. Retira las semillas y el corazón y coloca los trozos que has cortado en una olla suficientemente honda para poder albergar la cantidad que necesites. Cubre con agua los trozos que has colocado en la olla.
  3. Tras ello, deberás encender el fuego y dejar que el agua llegue a su punto de ebullición, cuando se encuentre en él, deberás dejar que los trozos se cocinen durante 10 minutos. En el caso de que no estén muy maduros, algo que notarás porque no tienen su color amarillo, necesitarán un poco más de tiempo para que se cuezan correctamente. Puedes comprobar fácilmente su punto de cocción si estos ya están blandos. En ese momento, deberás retirarlos del fuego.
  4. Una vez cocinados deberás escurrir el agua usada para la cocción y colocar la carne del membrillo cocinada en una batidora para conseguir que la mezcla sea homogénea y no queden muchos grumos. Para suavizarla aún más puedes pasarla por un colador chino logrando con ello que la textura sea mucho más suave.
  5. Ahora, toca cocinar la masa de nuevo. Coloca el membrillo cocinado en una cazuela, añade el azúcar. Deja que todo se cocine a fuego muy lento. Para evitar que se pegue es necesario que remuevas con frecuencia. Después de aproximadamente 15 minutos el azúcar se habrá disuelto y se habrá mezclado con la masa de membrillo cocido.
  6. Mientras se cocinan los ingredientes prepara zumo de limón en un exprimidor y mézclalo con un chorrito de vino blanco. Cuando el membrillo y el azúcar se hayan integrado añade el limón y el vino y deja que el alcohol se reduzca a fuego lento durante otros dos minutos.
  7. Trascurrido este tiempo retira la mezcla del fuego y colócala dentro de un molde. Este debe ser suficientemente grande para albergar la cantidad que has hecho. Deja que se enfríe durante unos minutos a temperatura ambiente. Una vez que ha pasado este tiempo deberás introducirlo en el frigorífico. Transcurridas unas horas ya podrás disfrutar de tu dulce de membrillo casero como más te guste.
Ingredientes
  • 1 kg Membrillos
  • 1 kg Azúcar
  • 1 Limón
  • 1 chorro vino blanco
2019-06-11T18:54:55+02:0014 junio, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar