Inicio  /  Cocina  /  Artículos  /  Cómo usar la cúrcuma en la cocina

Cómo usar la cúrcuma en la cocina

4 minutos | Descubre sus muchas propiedades para la salud y los diferentes usos y recetas en las que puedes usar la cúrcuma en tu cocina. ¡Te sorprenderán!

La cúrcuma es una especia de color amarillo-anaranjado, que tiene cabida prácticamente en cualquier plato que puedas elaborar en casa. Una de las especias más consumidas en países como India, China, Tíbet, y gran parte de Oriente medio, existen muchas formas de usar la cúrcuma para poder aprovechar sus múltiples beneficios para la salud.

Esta especia no solo aporta sabor y color a los diferentes platos. Su uso medicinal está también muy extendido, y es por esto que, cada vez, son más las culturas de diferentes países que se animan a usar la cúrcuma como ingrediente natural para prevenir algunas enfermedades.

Rica en antioxidantes y otras muchas sustancias con propiedades beneficiosas sobre la salud humana, hoy te contamos todos los detalles sobre la raíz de cúrcuma y cómo usar esta especia en polvo en tu cocina.

Descubre todo lo que puedes hacer con la cúrcuma en la cocina, y anímate a incluirla en tus platos favoritos en pequeñas dosis para aprovechar sus muchas ventajas.

¿Qué es la cúrcuma?

La raíz de cúrcuma seca en polvo que se emplea en la cocina como ingrediente procede de la raíz de una planta herbácea que suele crecer rápidamente en zonas de clima tropical.

Esta raíz que crece bajo tierra con una apariencia bulbosa es muy parecida a la raíz de jengibre, aunque en su interior presenta un color más anaranjado, con propiedades distintas.

La especia de la cúrcuma en forma de polvo es típica de La India. Es conocida también como azafrán indio, ya que cuando lo mezclamos en cualquier receta aporta un color rojo bastante intenso.

¿A qué sabe la cúrcuma?

En los países de origen de esta especia se suele usar la cúrcuma siempre en pequeñas cantidades, ya que con muy poco se puede detectar un sabor intenso. Aunque no hay establecida una dosis diaria que sea recomendable tomar, es conveniente no abusar demasiado.

Su sabor es muy característico, con un toque dulce y ligeramente picante, típico de la comida india y la oriental. Cuanta más cantidad de cúrcuma añadas, más picante se notará el sabor.

Aporta mucho aroma a los platos, resultando refrescante al tomarlos. Es común también emplear la cúrcuma en polvo para dar color, o bien usarla mezclada con otras especias para hacer curry en tu propio hogar.

Cómo usar la cúrcuma en la cocina

Existen muchas recetas de cocina en las que puedes usar la cúrcuma como parte de sus ingredientes. Ideal para elaborar platos con un toque oriental, o para potenciar el sabor de tus platos más clásicos en sustitución de otras especias o combinadas con estas.

Hacer tu propio curry

La cúrcuma es uno de los ingredientes principales de los curries asiáticos. Mezclar esta especia con otras que te gusten para tus platos, te permite hacer infinidad de combinaciones diferentes para elaborar tu curry favorito.

Una mezcla muy sencilla que puedes hacer en casa para adaptarla a un mayor número de elaboraciones occidentales es poner media cucharadita de polvo de cúrcuma con albahaca seca, pimienta negra, cardamomo, polvo de jengibre o de mostaza, o también apio o mostaza seca.

Prueba tus propias combinaciones para usarla en tu cocina de miles de formas distintas según el plato que cocines.

Color y sabor a tus platos

En España, estamos más acostumbrados a usar el azafrán en la cocina para dar color y sabor a los platos, pero también puedes usar la cúrcuma en cualquier elaboración culinaria sustituyendo esta otra especia.

Va genial como colorante y saborizante en paellas y otros platos de arroz, sopas, platos de pasta o arroz con un toque oriental o estofados de carne y verdura. Otras recetas con cúrcuma que puedes hacer en casa son los platos al horno como pasteles salados, carnes y quichés.

Aliños y salsas

La cúrcuma se utiliza en la India y otros países asiáticos para hacer deliciosas salsas con las que aderezar los platos. Para darle más sabor a tus ensaladas y verduras, prueba a mezclar con aceite de oliva para hacer un aliño de lo más delicioso y saludable.

Al tener cierto toque picante va muy bien con otros ingredientes grasos típicos de las salsas y aliños. Mézclala con yogur, añade unas gotas de limón y un poco de sal y pimienta, y tendrás una salsa ligera para tus verduras al vapor.

Alimentos que potencian la cúrcuma

Existen algunos alimentos que, al añadirlos a tus platos junto con la cúrcuma, potencian aún más su sabor y sus propiedades beneficiosas para la salud. Estos alimentos típicos de la dieta mediterránea son el ajo y la cebolla, dos de los más usados en las recetas tradicionales, que también puedes mezclar con cúrcuma.

Al igual que la raíz de jengibre, puedes probar a comprar cúrcuma fresca para poner en tus licuados o smoothies verdes, haciéndolos más deliciosos y potenciando sus beneficios.

Solo tienes que añadir una pequeña cantidad para que el sabor picante no esté muy marcado, destacando por encima de este su toque más dulzón que contrasta con las frutas y las verduras de tus batidos.

Anímate a usar la cúrcuma en cualquier elaboración culinaria, aprovechando las muchas ventajas que este alimento contiene.

Una mínima cantidad puede tener un gran efecto sobre tu organismo, no solo a nivel de sabor o aroma, sino también para el mantenimiento de tu salud a largo plazo.

2019-11-11T18:10:38+00:005 noviembre, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.