Home > Bricolaje > Fontanería > Acumuladores de calor: tipos, pros y contras

Acumuladores de calor: tipos, pros y contras

Acumulador electrónico negro
6 Min de lectura
¿Sabes qué son los acumuladores de calor y cómo funcionan? Presta atención ya que te mostramos cuáles son sus ventajas e inconvenientes.
Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avala como fuente de información veraz y práctica, ayudándote en tus tareas diarias sobre temas como bricolaje, limpieza del hogar y animales de compañía. | Web

El equipo de redacción de MAPFRE lleva más de diez años investigando y publicando artículos relacionados con el mundo del hogar, con temáticas como bricolaje, recetas de cocina y limpieza del hogar, entre otras. No te pierdas todos nuestros consejos y guías para hacer de tu casa el hogar con el que siempre has soñado.
Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avalan como fuente de información veraz y práctica, ayudándote en tus tareas diarias.

Cuando pensamos en un sistema de calefacción para nuestro hogar, lo hacemos buscando las mejores garantías de confort y consumo. Es decir, conseguir una calefacción que nos haga estar a gusto en casa y que a la vez permita optimizar al máximo los recursos.

En la actualidad, nos encontramos con multitud de opciones para que puedan adecuarse a todo tipo de espacios y viviendas. En esta ocasión, queremos mostrarte qué son los acumuladores de calor, las ventajas y desventajas que tienen y los tipos que puedes encontrar en el mercado.

¿Qué es un acumulador de calor?

Los acumuladores de calor son dispositivos de calefacción que permiten el almacenamiento de energía térmica en su interior. Son aparatos eléctricos que se conectan a la corriente y adquieren la electricidad cuando esta es más económica para desprender el calor a la estancia durante las 24 horas del día.

A través de ellos podremos lograr una temperatura agradable, duradera y, sobre todo estable, ya que permiten optimizar al máximo el aprovechamiento de las tarifas eléctricas. Esto se consigue gracias a que la carga de energía sucede durante un periodo de tiempo determinado que podemos elegir y que debemos hacer coincidir con nuestra tarifa.

El calor acumulado se irá desprendiendo a lo largo del día y de la noche o atendiendo a las preferencias horarias del propietario.

Acumulador eléctrico con termostato

https://cutt.ly/Jg7ug0y

 

Ventajas de los acumuladores de calor

  • Se instalan fácil y rápidamente: no es necesario realizar reformas u obras de gran magnitud para instalarlos. Bastará con disponer de una toma de corriente para colocarlos en cualquier parte de la casa. Algunos incluyen ruedas para poder moverse y otros se mantienen anclados a la pared con unos soportes.
  • Son eficientes: están pensados para aprovechar al máximo las tarifas eléctricas, sobre todo aquellas que cuentan con discriminación horaria. Es decir, se ajustan a los momentos en los que la electricidad es más barata.
  • Liberan calor durante las 24 horas
  • No contaminan: al no tratarse de un sistema de combustión no emiten humos a la atmósfera.
  • No requieren tuberías ni depósitos de combustible para su funcionamiento.
  • No necesitan mantenimiento.
  • Son programables: puedes establecer las franjas horarias que más te interesen como usuario.

Desventajas de los acumuladores de calor

  • Descarga de calor: cada vez son más eficientes, pero, su principal inconveniente es que desprenden calor, aunque no se encuentren en la franja señalada.
  • Precio elevado: este tipo de equipos son más caros que otros sistemas de calefacción, sobre todo a la hora de realizar la instalación.
  • Consumo elevado en stand by: si queremos evitarlo, la mejor opción es apagarlo. Esto se da sobre todo en los sistemas más antiguos, en los actuales es posible establecer el encendido y apagado de los mismos para evitar estos problemas.

Tipos de acumuladores

Con el objetivo de adaptarse a las necesidades de los distintos usuarios, los acumuladores que podemos encontrar en el mercado en la actualidad pueden ser de varios tipos.

Acumuladores de calor estáticos

Son los más numerosos y sencillos en cuanto a funcionamiento. Este tipo de dispositivos acumulan el calor y lo irradian a la estancia durante el resto del día. El principal inconveniente de este tipo es que tan solo el 25 por ciento de ese calor es controlado por el usuario. A pesar de ello, se produce una temperatura adecuada que permite una distribución homogénea.

Acumuladores de calor dinámicos

Son los más modernos y los más demandados ya que permiten una eficiencia mayor. Estos cuentan con un buen aislamiento térmico que garantiza que el 85 por ciento del calor que se acumula se acabe traduciendo en energía desprendida en la casa. Están equipados con una turbina que garantiza que los recursos se optimicen.  Por otro lado, son programables al cien por cien y podemos ajustar fácilmente la temperatura a la hora del día con gran precisión.

Acumulador de calor o emisor térmico

Tienen un funcionamiento bastante similar: ambos sistemas de calefacción se conectan a la red eléctrica y emiten calor de forma rápida y eficaz.

La principal diferencia reside en el consumo. Un emisor térmico suele estar hecho de aluminio, que es un buen conductor térmico y tiene un factor de transmisión del calor muy elevado, esto, junto a que lo podemos regular y programar, ajustándonos a las franjas más baratas hace que tenga un consumo menor.

Por otro lado, un acumulador de calor se basa en la discriminación de la franja horaria, por lo que utiliza las horas de consumo más baratas para calentar el calor que posteriormente emitirá.

La elección entre uno y otro dependerá del tipo de calor que necesitemos, si es constante a lo largo del día la mejor opción es un acumulador de calor, mientras que si es más puntual, incluso para una vivienda ocasional, un emisor térmico es lo ideal.

Estar a gusto en casa pasa por disponer de un buen sistema de calefacción, pero también por la tranquilidad que te proporciona saber que cuentas con el Seguro de Hogar MAPFRE, que incluye en sus coberturas la asistencia urgente, el incendio inmobiliario, los daños materiales o la responsabilidad civil entre otras cosas. Descubre aquí todas sus ventajas.

Calcula tu seguro ahora

Elige otro seguro a calcular

Publicado por Blog Hogar MAPFRE
- 21 Nov, 2021

Comentarios (0)

Te puede interesar

Materiales y herramientas para una instalación eléctrica

6 Min de lectura

¿Estás listo para instalar tu lavadora, pero no sabes dónde colocar el desagüe? Aquí encontrarás consejos muy valiosos para una instalación eficaz.

Lavabo sobre encimera en el baño

6 Min de lectura

¿Quieres instalar un lavabo en casa y desconoces a qué altura deberías colocarlo? Sigue nuestra guía y conoce algunas medidas óptimas para cada situación.

Suscríbete a nuestro boletín

Consigue tu recetario

0