///Tipos de puertas para la entrada de casa

Tipos de puertas para la entrada de casa

5 minutos | Elegir el tipo de puerta perfecta para tu hogar no es tan complicado como parece; una vez que conozcas los tipos de puertas para la entrada de tu casa, solo queda escoger el idóneo según el tipo de vivienda y estilo.

La variedad de tipos de puertas de entrada para la casa es muy amplia. Las hay de diferentes materiales, niveles de seguridad, sistemas de cierre y acabados estéticos. Para elegir correctamente, debes fijarte que tu puerta cumpla dos funciones principales: la estética, ya que es la imagen que proyectamos a los demás, y la seguridad. La primera, depende de los gustos personales de cada uno, pero la segunda requiere un análisis más profundo. A continuación, vamos a ver qué aspectos son importantes.

¿Cuál es el nivel de seguridad recomendado?

¿Se trata de un piso situado en una comunidad de vecinos? ¿Tiene vigilancia 24 horas? ¿Está en una zona concurrida? Evidentemente, cuantos más riesgos existan, mayor debe ser el nivel de seguridad.

Para cuantificar la seguridad de las puertas se utiliza la Normativa Europea UNE-EN 1630, que clasifica los distintos tipos de puertas en función de la resistencia que oponen a los intentos manuales de efracción. Para hacer la clasificación, se intenta abrir una puerta usando herramientas específicas durante un determinado tiempo, que es el que le llevaría al ladrón abrirla. Así, cuanto mayor tiempo aguante la puerta, mayor será su resistencia (RC).

El grado de resistencia va del 1 al 6, siendo RC1 la de menos aguante, y la RC6, la de máxima seguridad. Por ejemplo, para viviendas bastaría con una puerta RC3 o RC4, mientras que para un negocio sería más aconsejable un grado RC5 o RC6.

Marco, hoja y cierre de una puerta

El marco, la hoja y el cierre determinan también el grado de seguridad.

Marco

Es el elemento que se coloca empotrado en el vano de la puerta. El travesaño sirve para dar soporte a la puerta y los laterales, para fijar las bisagras y cerraduras.

Es uno de los elementos más susceptibles de ser forzados por ladrones mediante el método del apalancamiento, que consiste en insertar una herramienta entre el marco y la hoja para hacer palanca. Con esto, consiguen abrir una puerta de madera en veinte segundos y una de acero, en dos minutos, por lo que la elección del material es de vital importancia.

Hoja

La hoja de la puerta consta de una estructura interna compuesta por un número determinado de puntos de soldadura. Ésos están distribuidos de tal manera que la fuerza ejercida sobre uno de ellos se transmite hacia los demás puntos. Es decir, que cuantos más ramales tenga, mejor será la distribución de la carga y, por tanto, más difícil será violentarla.

Además, el tipo de material también es determinante. Una estructura de acero, por ejemplo, es más resistente que una de madera.

Sistema de cierre

Es el conjunto de anclajes situados en el marco de la puerta, la cerradura, y las bisagras. Dado que la inmensa mayoría de los accesos de los ladrones se consiguen forzando el sistema de cierre, es donde hay que prestar mayor atención.

Lo aconsejable es disponer de varios sistemas de cierre independientes en la misma puerta. Así, si se fuerza uno, los demás siguen cumpliendo su función.

Entre los tipos de cerraduras podemos destacar las siguientes:

  • De sobreponer: quedan al descubierto por el lado que da hacia dentro de la casa. Se utilizan en puertas finas (no más de cuatro centímetros) y son muy vulnerables.
  • Embutidas: se colocan empotradas en la puerta. En la parte externa solo se ve el hueco para la llave, y en la interna hay una manivela que abre la puerta. Lo recomendable es adquirir un modelo antibumping.
  • Multipunto: constan de una barra que recorre verticalmente la puerta y que tiene varios anclajes situados a diferentes alturas. Esta distribución hace que sean muy seguras, ya que obstaculizan las palancas. Se suelen colocar en puertas blindadas o acorazadas.
  • Digitales: se accionan mediante huella digital, o con un mando o un móvil. Son muy seguras y, al no tener que reservar un espacio para la llave, son invisibles, lo que impide que los ladrones puedan acceder a ellas.
  • Cerrojos: sirven para complementar la cerradura elegida. El resultado son dos sistemas de apertura con dos llaves diferentes. Algunos cerrojos incluyen una cadena.

Tipos de puertas para la entrada

Según los parámetros vistos anteriormente, se pueden diferenciar dos tipos de puertas que destacan por su nivel de seguridad:

Blindadas

Están fabricadas con un material incombustible y están reforzadas con dos chapas de acero de dos milímetros de grosor a ambos lados de la puerta.

Las cerraduras suelen constar de un cilindro que impide su extracción y pueden llegar a soportar hasta media tonelada de peso. Las llaves se fabrican a medida para cada puerta concreta, lo que dificulta hacer una copia.

Pueden bloquearse por los cuatro costados (es decir, las barras se mueven al unísono: una hacia arriba, otra hacia abajo, otra hacia las bisagras y la última hacia la cerradura) o por varillas roscadas con un capuchón de plomo. Las más seguras son las primeras.

Acorazadas

 

Ver esta publicación en Instagram

 

#PuertaAcorazada#PuertaPivotante#PuertaSeguridad

Una publicación compartida de CARPINTERIA MIRAFLORES (@carpinteria_miraflores) el

Ofrecen mayor nivel de seguridad y, por tanto, son más caras.

Su estructura, tubos y chapa son de acero y hormigón, y, además, cuentan con diversas aleaciones y rigidizadores que se insertan en la superficie para hacerla más robusta. Después, se pueden revestir con el material que se desee -generalmente madera- para darle otro acabado más estético.

Las bisagras están diseñadas a prueba de apertura mediante palancas. Además, tanto el marco como los anclajes son de hierro, lo que, combinado con la estructura de acero, hace que este tipo de puertas sean prácticamente infranqueables.

Su sistema de cierre está encastrado en el marco y cuenta con sistema de bloqueo por los cuatro costados.

En cuanto a la cerradura, ésta puede ser de combinación de discos (permiten realizar infinitas combinaciones) y cerradura electrónica (se pueden programar mediante un código).

2020-08-06T09:57:09+02:0015 julio, 2020|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.