Inicio  /  Bricolaje  /  Carpintería  /  Técnicas para eliminar pintura de la madera

Técnicas para eliminar pintura de la madera

A la hora de hacer una reparación en un mueble, el primer paso es quitar la pintura de la madera. Te contamos cuáles son las mejores técnicas para no dañar el material, logrando un resultado profesional.

Quitar pintura de la madera es una de las tareas de bricolaje más complicadas, pero no es imposible. Existen algunas técnicas que pueden ser de gran ayuda según el tipo de madera, su dureza, la cantidad de capas de pintura, y el estado en que se encuentra la pintura que la recubre.

Si estás pensando en darle una nueva vida a un mueble viejo que tienes en tu hogar, o si simplemente quieres cambiar el color de la madera, tendrás que saber cómo.

Descubre cómo quitar pintura de la madera fácilmente, con las técnicas que usan los profesionales en bricolaje.

Método mecánico para quitar pintura de la madera

La forma más efectiva de quitar pintura de madera es a través del lijado. Este método mecánico nos permite eliminar las capas más superficiales, devolviendo a la madera su aspecto natural sin dañarla.

Para poner en práctica esta técnica quita pintura tienes dos opciones: usar papel de lija para hacerlo a mano o emplear una lijadora eléctrica.

Lijado a mano

El lijado a mano es la mejor técnica para no dañar la madera vieja o delicada. Permite mayor precisión para que la madera mantenga su integridad.

Comienza usando una lija de grano grueso para actuar sobre las primeras capas de pintura. Pásala sin ejercer demasiada presión para no provocar calor sobre la superficie.

Si te resulta más cómodo, utiliza una lija con taco de madera o de caucho para controlar mejor la presión ejercida y no deformar la superficie. Es muy útil cuando es más complicado diferenciar el color natural de la madera sin dañarla.

A medida que vayas retirando la pintura y acercándote a la madera natural, podrás emplear lijas de grano más fino para terminar de pulirla.

Una vez terminado, podrás volver a aplicar una capa de barniz sobre la madera, o cubrirla con la pintura que desees.

Lijadora eléctrica

Una forma de hacer el trabajo de lijado mucho más rápido y fácil es usar una lijadora eléctrica. Es la mejor herramienta para lijar una superficie amplia de una sola vez. Un consejo profesional es que utilices una lija que no sea muy gruesa para controlar mejor el trabajo.

Es muy importante que sigas las vetas de la madera mientras lijas para no rayar ni estropear la superficie. Para capas gruesas de pintura, puedes comenzar usando una lija de grano grueso, pero a medida que las capas se vayan retirando, colocar sobre la lija eléctrica un papel de grano más fino para mayor precisión.

Para las zonas más complicadas como pequeños recovecos y esquinas, recurre mejor al lijado manual.

Método químico para quitar pintura de la madera

Las maderas con molduras, superficies curvas y otros detalles muy pequeños, como por ejemplo un marco de madera, se pueden tratar mejor usando un decapante, un método químico que levanta la pintura y permite retirarla fácilmente.

Los decapantes de pintura son productos químicos que pueden resultar bastante agresivos con la madera, por lo que hay evitar usar removedores de pintura en madera delicada y objetos de gran valor si no tienes experiencia previa usando estos productos.

Cómo usar un decapante para pintura

Para tu seguridad, te recomendamos que uses guantes de trabajo para manipular productos químicos, que protejas bien tu piel, tus ojos, y trabajes con removedor de pintura en un lugar bien ventilado.

Comienza aplicando el producto con un pincel en la zona a tratar, dejándolo actuar unos 15 minutos o según el tiempo indicado por el fabricante. Verás como poco a poco la pintura se va arrugando. Es el momento de retirarla usando una espátula.

Para ayudarte en las zonas de más difícil acceso, usa alguna herramienta más fina o un estropajo de metal. Deja toda la superficie de pintura, y cuando esté limpia, enjuaga con agua para retirar los restos del producto químico. No te olvides de darle un buen acabado lijando la superficie.

Método térmico para quitar pintura de la madera

Una alternativa al método químico es usar una pistola de calor para remover pintura seca fácilmente. Se puede emplear para quitar varias capas sobre cualquier tipo de superficie, eso sí, teniendo mucho cuidado porque como pasa cuando pintamos con pistola que salen burbujas si nos pasamos, podemos quemar la madera sin querer.

Cómo usar una pistola de calor con seguridad

Las pistolas de calor son herramientas de bricolaje que emiten una gran cantidad de calor, que se puede dirigir de forma segura hacia un punto concreto. Para evitar quemaduras, se debe mantener siempre a unos 10 o 15 cm de distancia de la superficie a tratar, manteniéndola con cierta inclinación y no más de unos minutos.

Cuando veas que la pintura comienza a arrugarse, es el momento de actuar con una espátula para retirarla. Ten mucho cuidado de no dañar la madera mientras estés manipulándola con la espátula. No dirijas la pistola en funcionamiento sobre la madera desnuda para evitar que se queme o se manche.

Repite este proceso en toda la superficie hasta lograr eliminar el grueso de la pintura. Posiblemente sea necesario hacer un lijado sobre la madera para terminar de retirar todos los restos, dejando la superficie totalmente lisa.

Sin embargo, verás que la pintura sale más rápido con esta técnica que suele ser muy útil para tratar grandes zonas como la pintura del parquet, puertas, o incluso mesas de gran tamaño.

Con todos estos trucos para quitar pintura de la madera seguro que puedes volver a darle una segunda vida a todos aquellos muebles y objetos que ya no te gustan, pero que pueden seguir siendo útiles en casa. ¡Ponte manos a la obra!

2019-11-20T10:42:35+02:0023 julio, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.