Inicio  /  Mascotas  /  Perros  /  Collar antiladridos, ¿solución extrema?

Collar antiladridos, ¿solución extrema?

2 minutos | Aunque disfrutar de la compañía de nuestro perro es una de las mejores cosas que hay, también es cierto que en ocasiones su carácter hace complicado el adiestramiento. Pero, ¿es el collar antiladridos la mejor solución?

LO QUE DEBES SABER…
  • Tipos: collares eléctricos o electrónicos, sensibles a los ladridos del perro.
  • Terapias: los collares son solo una solución momentánea. Lo mejor es seguir una terapia para acabar con este problema definitivamente.
  • Profesionales: para usar los collares es necesario tener la supervisión de un profesional que sepa adiestrar.

 

Cuando hablamos de collares antiladridos para perros es necesario tener en cuenta que existe una amplia variedad de ellos. Los más comunes son los collares eléctricos y los collares electrónicos (que se encargan de soltar aromas desagradables para nuestras mascotas).

Collar eléctrico, un mal rato para el animal y su dueño

Los collares antiladridos son usados por algunos adiestradores y es cierto que pueden solucionar problemas puntuales de ansiedad de nuestro animal provocados por separación, nerviosismo, miedos, ruidos, etc. Pero si hemos decidido usarlos con nuestro perro, hemos de estar supervisados por un profesional que nos aconseje cómo hacerlo y si es positivo para nuestro mejor amigo o no.

En el caso de los collares eléctricos, el funcionamiento es el de provocar una descarga eléctrica para que el perro deje de ladrar. Este aparato resulta complicado de utilizar en el animal, ya que durante los primeros usos es probable que el perro salte en el momento de la descarga por ladrar y se asuste mucho.

Esto puede provocarnos una sensación de que le estamos haciendo daño y quitárselo rápidamente, por lo que no es una solución para adiestrar, sino un mal rato para nosotros y para nuestra mascota.

Por eso es más recomendable el uso de los collares electrónicos, que en el momento en el que el perro comienza a ladrar lanzan un olor que es desagradable para el animal. Puede ser o no efectivo dependiendo de la sensibilidad del animal a dicho olor.

Una terapia que solucione el problema

Sin embargo, ambos collares no son más que una solución momentánea, porque si nuestro animal no para de ladrar deberemos buscar la raíz del problema y tratarla de verdad para que deje de hacerlo, no solo cuando lleve el collar.

Por eso siempre es recomendable que busquemos un profesional que sepa determinar el problema y nos ayude a encontrar una solución definitiva.

2019-06-12T17:43:37+00:0016 abril, 2013|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.