///Hongos en gatos

Hongos en gatos

4 minutos | ¿Se le cae el pelo a tu gato? Descubre cómo saber si se trata de hongos, cómo curarlo o si son contagiosos. Es importante saber qué es la tiña, ya que puede estar afectando a nuestro felino.

Se denomina dermatofitosis felina a la infección fúngica (producida por hongos) que afecta a la piel en los gatos. El agente que causa este problema, comúnmente conocido como tiña, se denomina Microsporum canis.

La tiña es una enfermedad contagiosa. Los hongos producirán unas esporas que son las que infectan a través del contacto gato con gato, o cepillos y camas donde pueden depositarse hasta entrar en contacto con otro felino y pegárselo.

Cuando un gato presenta alopecias, es importante abrir un abanico de diagnósticos diferenciales para saber cual puede ser su causa. Para ello, hay que tener en cuenta varios factores:

  • Que el gato sea recogido de la calle y haya estado en contacto con otros gatos o bien si es un gato que lleva años viviendo en casa sin estar en contacto con otros animales.
  • Presencia de ectoparásitos como pulgas, garrapatas u otras infecciones en la piel.
  • Si es un gato joven cuyo sistema inmunitario estará más deprimido que un gato adulto.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas pueden ser muy variables, desde pequeñas lesiones alopécicas en la cara, orejas y extremidades que puedan causar o no picor, rojez en la zona e incluso inflamación, hasta casos graves en los que pierden el pelo y generan lesiones costrosas que dan lugar a infecciones secundarias.

Los pelos alrededor de estas lesiones suelen estar rotos.

Existen gatos que pueden ser portadores de estas esporas, pero no presenten síntomas, pudiendo así contagiar a otros felinos que sí presenten síntomas.

¿Cómo se diagnostica la tiña?

Si el gato tiene lesiones y pérdida de pelo, deberemos acudir al veterinario para que pueda hacer un diagnostico y valorar si tenemos este problema.

Se pueden utilizar 3 pruebas para confirmar la infección:

Lámpara de Wood

En una habitación a oscuras, se dirige esta luz hacia la zona de la lesión, pudiendo dar lugar a una luz ultravioleta la zona de los pelos infectados.

Un resultado negativo no debe descartar la existencia de esporas de este hongo.

Examen directo

Mediante una observación microscópica pueden observarse esporas en el pelo. El problema de esta técnica es que requiere experiencia en su observación y no siempre un resultado negativo es fiable al cien por cien.

Cultivo fúngico

Es el método de elección. Además de darnos un resultado positivo, permite identificar que tipo de hongo es el causante del problema.

Se coge una muestra del pelo dañado en un medio de cultivo para hongos; el único inconveniente es que hay que esperar unos días para el resultado y posteriormente, mirarlo en el microscopio o bien enviarlo a un laboratorio para cultivarlo en unas condiciones idóneas para su crecimiento.

Tratamiento de hongos en gatos

Dos gatos, uno gris y blanco y otro atigrado se acarician con sus cabezas.

El producto más fiable y utilizado es el itraconazol en jarabe vía oral. La forma de utilizarlo es darlo durante 6 semanas, alternando semana de tratamiento con semana de descanso.

Existen tratamientos tópicos cada vez menos utilizados. Para usarlos se debería, antes de nada, confirmar que hay una única lesión, ya que, si quedase alguna otra, el gato infectado seguiría contagiando y no nos daríamos cuenta.

Además de utilizar pomadas en gatos, que tiene el inconveniente del lamido excesivo y la molestia que ello conlleva, son tratamientos que mejoran a largo plazo.

Prevención

Siempre que exista un gato con dermatofitos en casas donde haya más de un animal, debería confirmarse que no estén contagiados o vayan a hacerlo, intentando mantenerles separados para evitar el contagio.

Para evitar esta propagación es bueno:

  • Aspirar los pelos.
  • La desinfección de zonas comunes, comederos, camas, etc… con lejía diluida, o llegar a cambiarlos, utilizando durante el tratamiento fómites que puedan tirarse tras su uso.
  • Evitar alfombras: los gatos deberían estar aislados en zonas en las que no haya alfombras ni zonas en las que las esporas puedan permanecer, puesto que podrían aguantar meses e incluso años.

Un gato quedará curado cuando no haya signos clínicos y el cultivo fúngico se convierta en negativo. En el caso de aquellos hogares donde conviva más de un gato, si es imposible aislar a los positivos, habrá que valorar la posibilidad de tratarlos a todos.

En estos casos, eliminar por completo la infección, siempre será más difícil y un proceso más largo que en aquellos hogares que solo haya un gato.

Es importante siempre que haya un gato nuevo en casa, (si hay más animales), mantenerle en cuarentena aislado del resto hasta que confirmemos que es viable y seguro para todos juntarles.

La tiña es una infección contagiosa que puede ser transmitida a las personas, sobre todo a aquellas con problemas de inmunidad como los mayores o los niños.

Se insiste que durante el tratamiento que el animal permanezca asilado de sofás, alfombras y zonas donde las esporas puedan permanecer en el tiempo y hacer con frecuencia las limpiezas anteriormente citadas.

En MAPFRE, existe un Seguro de Mascotas con una amplia cobertura. No lo dudes y consulta las ventajas de contar con un seguro de este tipo, te será muy útil en este tipo de casos y sobre todo, podrás disponer de los mejores profesionales para consultar las dudas que te surjan sobre tu fiel amigo.

 

Gema García Quintero

Veterinaria

2020-05-28T11:11:45+02:0019 mayo, 2020|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.