Home > Jardinería > Plantas y flores interior > Las mejores luces led para plantas de interior

Las mejores luces led para plantas de interior

Plantas con luz artificial
7 Min de lectura
Si tus plantas se encuentran en una zona en la que no reciben la luz solar adecuada, existe una solución. Te contamos cuáles son las mejores luces LED para plantas de interior y cómo elegirlas.
Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avala como fuente de información veraz y práctica, ayudándote en tus tareas diarias sobre temas como bricolaje, limpieza del hogar y animales de compañía. | Web

El equipo de redacción de MAPFRE lleva más de diez años investigando y publicando artículos relacionados con el mundo del hogar, con temáticas como bricolaje, recetas de cocina y limpieza del hogar, entre otras. No te pierdas todos nuestros consejos y guías para hacer de tu casa el hogar con el que siempre has soñado.
Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avalan como fuente de información veraz y práctica, ayudándote en tus tareas diarias.

Por diversas razones, es posible que nuestras plantas de interior no estén recibiendo la luz suficiente o ésta sea inadecuada. Para poder garantizar su correcto crecimiento y desarrollo es importante que obtengan toda la que necesitan. En la actualidad, existen soluciones artificiales. Las luces LED para plantas de interior son una gran ayuda. Te contamos todo lo que debes saber.

Cuál es la mejor lámpara de luz artificial

Para saber cuál es la mejor lámpara de luz artificial, debes tener en cuenta cómo funcionan cada una de ellas y qué les puede aportar a tus plantas. A continuación, te contamos en qué debes fijarte a la hora de elegir la más adecuada.

Calidad de la luz

Esta tiene que ver con la suma de colores que componen la luz que finalmente llega a la planta. Debes tener en cuenta que las plantas prefieren aquellas que se sitúan en el espectro de luz roja y azul. Dentro de estos espectros la calidad de la luz debe ser la siguiente:

  • Azul: entre 400 y 500 nm, ya que este color ayuda al crecimiento de las plantas. Fomenta plantas de color verde más oscuro y más bajas.
  • Rojo: entre 600 y 700 nm, ya que proporciona longitud al tallo y ayuda a la floración.

Duración de la luz

Si te decantas por el uso de luz artificial, debes respetar los ciclos de las plantas, es decir, proporcionarle una duración acorde con la época del año. Esto, sobre todo influye en la floración que dependerá del tipo de planta:

  • Día corto: 8 horas de luz y 16 de oscuridad.
  • Día largo: 16 horas de luz y 8 de oscuridad.

Intensidad de la luz

La intensidad de la luz para las plantas dependerá del momento en el que se encuentren. Así, aquellas que necesiten germinar, necesitarán una intensidad mayor, que irá descendiendo a medida que la planta crece. Por ejemplo, cuando la planta ya ha germinado, pero aún es pequeña necesitará tener una fuente de luz a unos 5 ó 7 centímetros de altura, que deberá ir subiendo hasta los 8 ó 10 centímetros. Cuando la planta ya es adulta, bastará con que el foco se sitúe a unos 25 ó 30 centímetros.

Tipos de lámparas artificiales

A la hora de seleccionar una lámpara de luz artificial para tus plantas, debes tener en cuenta que puedes encontrar distintas opciones con características diferentes. Estos son los principales tipos de lámparas.

Lámparas incandescentes

Emiten luz con un espectro continuo, éste se sitúa en el rojo y cuenta con pocos azules. Estas lámparas aportan una luz de calidad e intensidad. Lo mejor es que son baratas y proporcionan un amplio espectro. Su principal inconveniente es que son muy contaminantes y poco eficientes, por lo que están prohibidas en algunos países de la Unión Europea.

Lámparas fluorescentes

Se trata de lámparas de descarga de vapor de mercurio a baja presión alojada dentro de un tubo junto con un gas inerte (argón o neón). Estos son muy adecuados cuando se quiere priorizar el crecimiento en las primeras etapas de la planta. Entre sus ventajas destacan que tienen una vida útil elevada, alto rendimiento luminoso y son económicas.

Por otro lado, presentan distintas variedades de color. Su luz es fría y unidimensional, lo que será ideal para conseguir un follaje mayor. Pueden colocarse cerca de las plantas, ya que esta luz no daña las hojas por su baja emisión de calor.

Dentro de las luces fluorescentes, se pueden encontrar las CFL (compactas de espectro completo) que presentan una reproducción fiel de la luz natural. Entre sus inconvenientes están presentes el parpadeo que puede resultar incómodo y su alta contaminación.

Lámparas halógenas

Son lámparas incandescentes que tienen un mayor rendimiento de color y luminosidad. Alcanzan altas temperaturas y son muy contaminantes, por lo que este tipo de lámparas se están retirando del mercado.

En caso de querer deshacerte de ellas, deberás depositarlas siempre en el punto limpio de tu ciudad. También debes tener cuidado al manipularlas, ya que pueden alcanzar altas temperaturas.

Lámparas de alta intensidad de descarga (HID)

Este tipo de lámparas están pensadas para aportar luz adicional durante el día y reemplazarla por la noche. Se utilizan sobre todo en el alumbrado público, los túneles… apenas emiten calor y son económicas. Por otro lado, cuentan con una buena reproducción cromática y son duraderas. Su espectro de luz es continuo, pero con picos en rojo y azul poco equilibrados que hacen que las plantas no crezcan de una forma continua. Por último, hay que tener en cuenta que son muy contaminantes ya que están fabricadas con mercurio y halogenuro metálico.

Lámparas LED

Son lámparas de diodo emisor de luz que cuentan con una gran variedad en cuanto a tipo de luz y longitudes de onda, por otro lado, se adaptan a todas las necesidades por los distintos formatos que presentan. No contienen compuestos tóxicos, por lo que son ecológicas y suponen un gran ahorro de energía, alta luminosidad, durabilidad, bajo consumo y mantenimiento, así como una vida útil elevada.

Brotes con luz LED violeta

Usar lámparas LED combinando luz roja y azul puede proporcionar un buen desarrollo y crecimiento de las plantas. Es decir, con ellas es posible cubrir todo el espectro necesario a la vez que se ahorra energía.

  • LED grow de espectro estrecho: están diseñadas especialmente como luces de cultivo, combinando una fuente de luz roja y otra azul. Están formadas por bombillas de estos colores y proporcionan una luz de color violeta.
  • LED grow de amplio espectro: aportan todo el espectro, pero la luz que emiten es blanca.

Cómo usar una luz led para plantas de interior

En la actualidad, parece que el uso de luces LED para las plantas de interior, es el más recomendado por su gran eficacia, bajo consumo y cobertura de necesidades. Así que si quieres usarla para tus plantas, deberás tener en cuenta una serie de premisas.

  • El tipo de plantas que vas a cultivar.
  • Tener en cuenta la luz natural que se les proporciona: es decir, si reciben algo o no reciben nada en absoluto.
  • Utilizar la luz adecuada para cada fase de crecimiento.

En tu tienda de jardinería podrán informarte sobre las necesidades concretas de cada tipo de planta. Además, es recomendable que incluyas siempre un temporizador para poder proporcionar las horas de luz necesarias.

Para proteger lo que más te importa cuentas con el Seguro de Hogar MAPFRE que se adapta a tus necesidades.

 

CALCULA TU PRECIO

 

Calcula tu seguro ahora

Elige otro seguro a calcular

Publicado por Blog Hogar MAPFRE
- 15 Feb, 2023

Comentarios (0)

Te puede interesar

Suscríbete a nuestro boletín

Consigue tu recetario

0