Home > Jardinería > Plantas y flores exterior > Cómo podar rosales sin errores

Cómo podar rosales sin errores

Cómo podar rosales
3 Min de lectura
La poda de los rosales es esencial para tener todos los años hermosas rosas que adornen nuestra terraza o jardín. Sin embargo, es una tarea en la que es fácil equivocarse si no dominas sus principios.
Logo Canal Hogar Mapfre
Blog hogar MAPFRE
Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avala como fuente de información veraz y práctica, ayudándote en tus tareas diarias sobre temas como bricolaje, limpieza del hogar y animales de compañía. | Web

El equipo de redacción de MAPFRE lleva más de diez años investigando y publicando artículos relacionados con el mundo del hogar, con temáticas como bricolaje, recetas de cocina y limpieza del hogar, entre otras. No te pierdas todos nuestros consejos y guías para hacer de tu casa el hogar con el que siempre has soñado.
Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avalan como fuente de información veraz y práctica, ayudándote en tus tareas diarias.

Es importante saber que el objetivo de la podar rosales es obtener un buen crecimiento de la planta, dándole vigor y equilibrando partes viejas y nuevas. El resultado de esta labor será una floración sana y abundante todos los años.

Cómo preparar la poda del rosal

El momento de podar el rosal es el final del invierno, hacia el mes de marzo, que es el que se señala como el adecuado. Con una poda hecha antes de tiempo, estamos expuestos a que aún haya alguna helada, aunque es cierto que en zonas de clima suave podemos adelantarla un poco.

Para hacer una poda correcta eliminaremos las flores secas, las ramas muertas y los chupones, ya que consumen agua y nutrientes que restan vigor a la planta. La forma de cortar es en bisel, junto a la yema y con cierta inclinación.

La poda según el tipo de rosales

  • Rosales de pie bajo: a estos rosales les dejaremos entre 3 y 5 ramas que formen la estructura, eliminando las ramas centrales. En cuanto al grosor, a las más gruesas se les dejarán 6 yemas y a las finas 3, teniendo cuidado de que sean las de fuera para ir dándole forma a la planta. Los brotes laterales los cortaremos dejando unos 40 cm.
  • Rosales trepadores y de enredadera: su poda inicial debe ser de formación y consistirá en guiarlos por la estructura que deseemos cubrir. Dejaremos unas 6 o 7 ramas principales, cortando las laterales y dejando dos yemas. Esta poda habrá que hacerla durante los 2 o 3 primeros años. Posteriormente, solo se realizará una poda de mantenimiento que equilibre ramas viejas y nuevas y elimine chupones y flores secas.
  • Rosales viejos: solo hay que quitar las ramas que enmarañen el conjunto y las muertas, pero no es necesario hacer una poda anual. Es aconsejable abonar el rosal tras la poda, mejor si es un producto específico para rosales, para darle fuerza y aportarle nutrición.

Al trabajar con rosales, siempre deberemos prestar atención a sus espinas. Aunque no lo parezca, su pinchazo puede ser doloroso y profundo. Aunque para cualquier percance, siempre puedas contar con la atención especializada que te ofrece nuestro Seguro de Salud MAPFRE, que cuida de ti y de los tuyos.

Calcula tu seguro ahora

Elige otro seguro a calcular

Publicado por Blog hogar MAPFRE
- 24 Jun, 2021

Comentarios (0)

Te puede interesar

Suscríbete a nuestro boletín

Consigue tu recetario

0