Home > Jardinería > Plantas y flores exterior > Hibiscus: características y cuidados
Flores de hibiscus de diferentes tonalidades

Hibiscus: características y cuidados

canalHOGAR

  5 min 

27 Sep 2021
5 Min de lectura El hibiscus o hibisco es una planta de exterior tropical. En su estado natural puede llegar a alcanzar los 5 metros de altura mostrando grandes flores de vistosos colores. Además tiene muchas propiedades para la salud si se toma como infusión. ¿Quieres tener tu propia planta de hibiscus? Te contamos qué cuidados requiere.

Se trata de una planta tropical por lo que para que esta se desarrolle correctamente será necesario reproducir las condiciones de su medio natural. A pesar de que en climas cálidos y húmedos permanece con flores durante todo el año, en otras latitudes como las de nuestro país, florecerá a mediados de verano hasta principios del otoño.

Cada una de sus flores dispone de cinco pétalos y estambres vistosos que harán que tu jardín tenga un color especial. Aunque lo ideal es plantarlas directamente en el suelo para que alcancen todo su esplendor, también podrás colocarlas en macetas, siempre que estas sean lo suficientemente grandes. Debes tener en cuenta que pueden llegar a alcanzar hasta los dos metros de altura, por lo que el espacio en el que las coloques debe ser el adecuado.

Cuidados

Esta planta, en su estado natural se desarrolla en zonas tropicales por lo que el calor y la humedad serán esenciales para ella. Estas son las acciones principales que deberás realizar para que se mantenga en las mejores condiciones.

Flores naranjas de hibiscus

Fuente: https://cutt.ly/hWYPFRI

Temperatura y luz

Para poder desarrollarse será necesario que la temperatura del lugar en el que lo coloques sea estable. En su lugar de origen la temperatura no presenta grandes variaciones, por lo que lo ideal es que esta se encuentre siempre entre los 14 y los 18 grados de mínima. Debido a su origen, no soporta las bajas temperaturas por lo que durante los meses más frescos deberás protegerla del frío y de las heladas.

El hibisco es una planta a la que le gusta recibir luz solar de manera directa, sobre todo durante las primeras horas del día, por lo que deberás seleccionar una ubicación adecuada en tu hogar para que reciba estos primeros rayos de sol. A pesar de ello, deberás tener cuidado durante las horas centrales del día.

Riego

Esta planta necesita humedad de manera constante, sobre todo en los meses de más calor. Durante el verano, el riego deberá ser más intenso y abundante para mantener el sustrato siempre con la humedad adecuada. Deberás tener cuidado con el riego ya que un exceso de agua hará que se encharque, para evitarlo procura a tu planta un buen drenaje.

En los meses fríos no necesitan mucha agua y pueden permanecer en el interior de las viviendas. Para mantenerlas en buenas condiciones durante estos meses, es importante que mantengas la humedad adecuada, para ello puede utilizar un pulverizador para mojar sus hojas de manera regular.

Nutrientes

Las flores del hibiscus necesitan muchos nutrientes para poder desarrollarse, por lo que deberás proporcionarles un abonado adecuado para ellas. Así conseguirás que las flores se mantengan en mejores condiciones durante más tiempo y estimularás la floración. El abonado debe realizarse durante la primavera, en este caso es conveniente usar uno de liberación lenta. La frecuencia deberá aumentarse cuando llegue la época de floración (mediados de verano), que deberá ser cada quince días.

Poda

Para que la floración sea la adecuada y la planta adquiera todo su potencial deberás realizar la poda durante la primavera. Para ello, será necesario que utilices unas tijeras para recortar los brotes antiguos y conservar la forma de la planta eliminando las ramas secas o dañadas.

Trasplante

Es posible obtener nuevos ejemplares de hibiscus recurriendo a los esquejes. Este procedimiento debe realizarse siempre en primavera para asegurar la floración de la misma.

Para conseguirlo será necesario seleccionar una rama sana y mantenerla en agua durante al menos dos meses, hasta que comience a desarrollar raíces. El agua debe renovarse por completo cada dos semanas. Trascurrido este tiempo podrás plantarla directamente en una maceta adecuada.

Enfermedades

Aunque es una planta bastante resistente, no es inmune a las plagas y enfermedades. Las que más le afectan son aquellas relacionadas con la araña roja, los pulgones y las cochinillas, aunque en ocasiones otros insectos como la mosca blanca o la abeja serradora de hojas también pueden afectarle.

Para controlar las enfermedades y plagas que puedan surgir deberás prestar atención a los signos que muestra la planta ya que, si sus hojas cuentan con manchas blancas o marrones, puede estar afectada por hongos. En este caso, usa un fungicida para acabar con ellos después de retirar las hojas y ramas dañadas. Las hojas también pueden volverse amarillentas, lo que puede significar una falta de nutrientes o un riego excesivo.

Puedes dar vida y color con los hibiscus. Lo más importante es contratar tu póliza de Seguro de Hogar MAPFRE para disfrutar de tu casa segura y en el mejor estado de conservación.

También te puede interesar

Es recomendable seguir estos consejos para hacer tu casa segura.
¡No olvides contratar tu Seguro de hogar con MAPFRE que te ofrece asistencia en caso de rotura de cristales!

Comentarios (0)

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.