Home > Hogar > Vivienda > Cuándo es necesario contratar a un arquitecto

Cuándo es necesario contratar a un arquitecto

Un arquitecto mirando los planos en una obra.
9 Min de lectura
¿Cómo saber cuándo un arquitecto es crucial para tu proyecto? Explorar las situaciones clave donde la experiencia arquitectónica marca la diferencia.
Jose Moreno Ferre Arquitecto MedArquitecto
José Moreno Ferre
Arquitecto Cofundador de med.arquitectos | Web

Arquitecto, apasionado del diseño. Desarrolla su actividad profesional a través de su estudio med.arquitectos, del que es cofundador y arquitecto de proyectos. Compagina su actividad principal trabajando como escritor para el periódico Diario de Almería en la columna semanal "La Cuarta Pared", a la vez que colabora con MAPFRE redactando artículos técnicos, constructivos y de diseño.

Ya sea porque estés pensando en reformar tu hogar, mejorar algún espacio comercial o embarcarte en la rehabilitación de un edificio al completo, la decisión de contratar a un arquitecto puede marcar la diferencia entre un proyecto estándar y un resultado realmente extraordinario, incluso, en algunas ocasiones llega a ser hasta obligatorio por normativa. A continuación, exploraremos los casos en los que es crucial contar con los servicios de un arquitecto y por qué esta elección puede ser esencial para el éxito de tu proyecto.

¿Por qué contratar un arquitecto es una inversión valiosa?

Antes de sumergirnos en los casos específicos, es fundamental comprender por qué contratar a un arquitecto es algo más que una elección, se trata de una inversión estratégica. La experiencia y habilidades de un arquitecto puede ayudarte a transformar tus ideas en diseños concretos, asegurando no solo la estética, sino también una correcta funcionalidad, sin perder de vista el factor del control económico o la adecuación a la normativa que le sea de aplicación.

Un arquitecto con 2 personas más de obra revisando que todo es correcto

Diseño personalizado y funcionalidad

Contratar a un arquitecto significa tener acceso a un diseño personalizado y que se adapte a tus necesidades específicas ya que, este tipo de profesionales, están al servicio de las exigencias de sus clientes además de aportar su visión y sus gustos de una manera respetuosa.

Desde la distribución de los espacios hasta la selección de los materiales, su enfoque de experto y su experiencia suele garantizar mejores resultados manteniendo una balanza equilibrada entre la funcionalidad óptima y los resultados estéticos. Incluso teniendo en cuenta diversos factores que podríamos pasar por alto desde un principio, como podrían ser el control de la luz natural, una paleta de colores armoniosa, la relación espacial entre las distintas estancias o, desde el punto de vista más técnico, las soluciones constructivas o estructurales que mejor se adecuen a nuestro proyecto.

Soluciones creativas e innovadoras

En función del perfil de profesional que contratemos, su creatividad puede llegar a ser su gran punto fuerte e ir más allá de lo convencional. Los arquitectos, muy relacionados con el mundo de la innovación y del pensamiento creativo, pueden aportarnos soluciones espaciales que ni siquiera si nos habían pasado por la cabeza.

Estos profesionales también nos ayudarán en el apartado técnico. Ya sea integrando tecnologías actuales, maximizando la eficiencia energética o planteando soluciones constructivas acorde a nuestras necesidades.

¿En qué casos es imprescindible contratar a un arquitecto?

Ahora, examinaremos los casos específicos en los que es necesario contar con los servicios de un arquitecto.

Planos de un arquitecto

Obras de planta nueva

Cuando estamos tratando con un proyecto de obra nueva, es decir, el diseño y la construcción de una nueva edificación al completo, siempre va a ser necesario contar con un arquitecto superior colegiado. Necesitaremos realizar un proyecto básico y ejecución visado para pedir licencia en el ayuntamiento de nuestra localidad y así dar comienzo a la obra.

Una vez redactado el proyecto y con la licencia concebida, también será necesario y obligatorio contar con un arquitecto para llevar la Dirección de Obra, así como con un arquitecto técnico que se encargue de la Dirección de Ejecución.

Reformas que afecten a la estructura del edificio

Siempre que nuestro proyecto implique reformar o construir una nueva estructura, como una ampliación con una planta adicional o la construcción de una escalera que comunique dos espacios, tendremos que contar también con un proyecto firmado por un arquitecto para tramitar los permisos necesarios.

Reformas de gran envergadura y complejidad. Cambios de distribución

Cuando tu proyecto de reforma implica cambios significativos como la demolición de paredes o tabiques, la reconfiguración de espacios o la alteración de los huecos y ventanas en las fachadas, la presencia de un arquitecto se vuelve indispensable, no solo porque necesitaremos la intervención de un técnico para gestionar los permisos, sino porque su visión espacial nos puede aportar soluciones creativas con las que no contábamos.