Home > Hogar > Limpieza y orden > ¿Cómo limpiar el oro en casa? 5 consejos

¿Cómo limpiar el oro en casa? 5 consejos

Joyas de oro en un joyero
7 Min de lectura
¿Tienes algunas joyas y no sabes cómo limpiar el oro en casa? Te mostramos 5 consejos que pueden ayudarte a recuperar su brillo inicial y que permanezca como nuevo más tiempo.
Logo Canal Hogar Mapfre
Blog hogar MAPFRE
Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avala como fuente de información veraz y práctica, ayudándote en tus tareas diarias sobre temas como bricolaje, limpieza del hogar y animales de compañía. | Web

El equipo de redacción de MAPFRE lleva más de diez años investigando y publicando artículos relacionados con el mundo del hogar, con temáticas como bricolaje, recetas de cocina y limpieza del hogar, entre otras. No te pierdas todos nuestros consejos y guías para hacer de tu casa el hogar con el que siempre has soñado.
Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avalan como fuente de información veraz y práctica, ayudándote en tus tareas diarias.

El oro es un metal brillante que con el paso del tiempo puede perder brillo debido a la acumulación de suciedad. Para poder recuperar su brillo inicial y que luzca como en sus mejores tiempos debes limpiarlo.

Si el daño es muy grande, la mejor opción es que lo lleves a un joyero profesional, pero en los casos más sencillos puedes hacerlo tú mismo. Te contamos cómo limpiar el oro en casa.

Cómo limpiar el oro en casa fácilmente

Cadenas y colgantes de oro en una taza

https://bit.ly/3Rrug8a

Para conseguir que tus piezas de oro se mantengan como nuevas, es necesario realizar limpiezas de manera regular. Una buena práctica es mantener tus objetos de oro alejados de elementos como la humedad y el polvo, por otro lado, también la falta de luz les afecta.

Te contamos algunos trucos caseros que te pueden ayudar a mantenerlas como nuevas durante más tiempo:

Agua y jabón

Algo tan sencillo como una mezcla de agua y jabón te puede ayudar mucho a limpiar tus piezas de oro. Para conseguirlo necesitarás preparar un bol con agua tibia y jabón diluido. A continuación, introduce las piezas que quieras limpiar en el bol y deja que la mezcla actúe durante unos 15 minutos. Tras ello, frota las piezas usando un cepillo de dientes para poder eliminar mejor la suciedad. Por último, aclara utilizando abundante agua caliente y sécalas con un paño suave.

Bicarbonato de sodio

Para limpiar las piezas de oro puedes usar bicarbonato de sodio. Tan solo deberás disolver una cucharada en una taza de agua y añadir una pizca de sal. Introduce la pieza de oro en su interior durante unos minutos. A continuación, seca la joya usando un paño suave. Verás cómo ha recuperado su brillo.

Pasta de dientes

Puedes frotar tus joyas de oro con pasta de dientes ya que ésta, gracias a sus componentes, es capaz de proporcionar brillo al oro. Hacerlo es muy sencillo, tan solo necesitarás un cepillo de dientes suave en el que deberás añadir un poco de pasta. Con él, frota toda la superficie de la joya y enjuaga usando agua mineral. De esta forma, conseguirás evitar el calcio que pueda incluir el agua del grifo haciendo que el brillo sea más intenso. Por último, seca la pieza usando un paño seco y suave.

Limón y sal

El limón es un potente desengrasante y la sal puede ayudarte a pulir las superficies de metal, por ello, este truco será ideal para limpiar cualquier joya de oro. Este método es muy sencillo, tan solo deberás exprimir un limón y añadir un poco de sal. A continuación, aplica la mezcla frotando sobre los objetos de oro hasta que consigas eliminar toda la suciedad. Puedes hacerlo usando un paño, pero eso sí, hazlo con mucho cuidado para no rayar la joya. A continuación, aclara con abundante agua y seca con un paño suave.

Cebolla

La cebolla ayuda a limpiar los objetos de oro. Puedes conseguirlo a través de este método extrayendo su jugo usando una licuadora. Coloca el zumo obtenido en un bol e introduce en el interior tus piezas de oro. Debes dejar dentro del bol con la cebolla tus joyas durante dos horas. A continuación, sácalas y lávalas con abundante agua y jabón para eliminar los restos de suciedad y el olor. Por último, seca con un paño suave.

Cómo limpiar el oro dependiendo de si es amarillo, blanco o rosa

En primer lugar, para poder limpiar el oro en casa, es necesario que sepas que no todo el oro es amarillo y que la composición es diferente en cada caso.

Te contamos cómo limpiar el oro en casa atendiendo a su tipo para que puedas dejarlo como nuevo.

Oro amarillo

El oro amarillo es el más empleado en joyería. Su limpieza es bastante sencilla, aunque en los casos más extremos necesitarás de la intervención de un profesional, ya que con el paso del tiempo puede llegar a adquirir tonos oscuros y volverse opaco.

Cómo limpiar el oro amarillo

En estos casos, para poder limpiar el oro amarillo en casa bastará con disolver un poco de amoníaco en agua. Pasa una bayeta empapada en la mezcla por toda la superficie y seca con otra limpia y suave. En el mercado también existen bayetas especiales pensadas para realizar este tipo de trabajos.

Oro blanco

El oro blanco suele contar con una capa de rodio para mostrar este color. Esta hace que la limpieza sea un poco más complicada, ya que con el paso de los años se acaba volviendo mate y perdiendo su brillo original.

Cómo limpiar el oro blanco en casa

El oro blanco puede limpiarse en casa usando para ello huevo batido. Una vez que hayas preparado el huevo en un bol aplícalo con un paño suave por toda la superficie de la joya que quieras limpiar. Deja que se seque durante unos minutos para frotarlo de nuevo con un paño limpio y suave. Cuando elimines el huevo comprobarás que la pieza de oro blanco ha conseguido recobrar su brillo original.

Oro rosa

El oro rosa es difícil de limpiar ya que cuenta en su composición con una mezcla de oro amarillo puro de 24 quilates, cobre y plata. Esto hace que la limpieza sea complicada y que en muchas ocasiones requiera de la intervención de un profesional.

Cómo limpiar el oro rosa en casa

A pesar de que es un tipo de oro que puede presentar problemas a la hora de recuperar su brillo original, existen opciones caseras que puedes probar para eliminar la suciedad si no está muy incrustada. En estos casos, bastará con limpiarlo con un poco de amoníaco disuelto en agua. Con la mezcla, limpia la superficie del anillo usando un paño suave. A continuación, pule con un paño seco y limpio hasta recuperar el brillo.

Mantener tus joyas en buenas condiciones es sencillo. Si no quieres preocuparte de nada más, puedes contar con las coberturas que te ofrece el Seguro de Hogar de MAPFRE para proteger los objetos de valor.

CALCULA TU PRECIO

Calcula tu seguro ahora

Elige otro seguro a calcular

Publicado por Blog hogar MAPFRE
- 27 Sep, 2023

Comentarios (0)

Te puede interesar

Ratón junto a una trampa con queso

7 Min de lectura

Si has visto ratones en tu casa o sospechas que pueda haberlos, te enseñamos cómo capturarlos sin hacerles daño.

Suscríbete a nuestro boletín

Consigue tu recetario

0