Inicio  /  Cocina  /  Artículos  /  Los ingredientes que no pueden faltar en la cocina

Los ingredientes que no pueden faltar en la cocina

Los ingredientes que no pueden faltar en tu cocina van mucho más allá del aceite, la sal o el azúcar. Son alimentos que componen la base de casi cualquier receta y con los que podrás salir de más de un apuro.

Seguro que alguna vez has visto una receta en una revista o por la tele o por internet, que te apetecía mucho hacerla, y cuando te pones manos a la obra, compruebas con gran pesar que te falta alguno de los ingredientes, y te has sentido frustrado.

También puede ocurrir que, por la circunstancia que sea, un determinado día no has tenido tiempo de preparar nada con antelación; llegas a casa, miras la despensa, el frigorífico… y la visión es desoladora. Te lamentas por tu falta de previsión y te haces el firme propósito de que eso no te va a pasar nunca más.

Pues, bien, para esos casos en los que de manera repentina quieres hacer una determinada receta, o aquellos otros en que llegas a casa con un retraso inesperado o no te ha dado tiempo de comprar nada, vamos a sugerirte una lista de algunos ingredientes básicos que nos pueden sacar de más de un apuro y también de algunos más  que, sin ser absolutamente imprescindibles, sirven para ampliar el abanico de posibilidades.

Ingredientes que no pueden faltar en una cocina previsora

  • Los huevos. Disponer siempre de huevos es esencial e imprescindible. Por sí solos, nos pueden solucionar cualquier situación inesperada. Se pueden elaborar de múltiples maneras, casi todas muy sencillas, o utilizarlos como ingrediente de otros platos.
  • El aceite. Un buen aceite no puede faltar en ninguna cocina. Se puede utilizar para ensaladas, salsas, cocción de determinados alimentos, fritura, etc. En la dieta mediterránea es imprescindible.
  • Las patatas. Las humildes patatas cuánta hambre han quitado en el mundo. Son, sencillamente, indispensables. Deben conservarse en un lugar seco, fresco y sin luz. Se pueden preparar de infinitas maneras: cocidas, en puré, fritas, en ensalada, gratinadas, etc., todas ellas riquísimas.
  • La sal.  Imprescindible para potenciar los sabores de los alimentos, aunque no se debe abusar de ella.
  • Los ajos y las cebollas. Ambos ingredientes son esenciales para cualquier aderezo básico, para resaltar el gusto de las carnes, guisos y salsas. Las cebollas acompañan a perritos, sándwiches, ensaladas, etc. Se pueden pochar, caramelizar, o hacer una rica sopa con ellas.
  • La harina. Es un componente básico de muchos platos. La más común es la harina de trigo. Es muy útil para preparar una bechamel, espesar salsas, cocinar  postres o crepes. Hay otras, como las de arroz o la de maíz, utilizadas para espesar salsas, hacer pudines o pasteles.
  • El vinagre.  Se utiliza para aderezar ensaladas y para hacer adobos. Los hay de vino, de manzana, de sidra, balsámico… Usarlo con moderación.
  • El azúcar. Es tan importante como la sal y la pimienta. Dentro de la repostería, el azúcar es el rey de las recetas de postres y helados. También se utiliza como corrector de la acidez para las salsas de tomate.

Otros ingredientes que también tienen su importancia

Con estos ingredientes, ya tienes material suficiente para salir de un apuro de manera muy sencilla. No obstante, si quieres ampliar un poco más el radio de los ingredientes que no pueden faltar en la cocina para contar con más posibilidades a la hora de improvisar un menú, te proponemos:

La mantequilla, que se puede utilizar para gratinar la carne, preparar una tarta o, simplemente, untada en una rebanada de pan. El arroz, otro producto básico que podría estar en la lista anterior, para ensaladas, guarniciones, paellas y otros arroces, postres, etc.  La pasta que es uno de los alimentos más fáciles de preparar y más socorridos. La carne picada que resulta muy útil para preparar albóndigas, hamburguesas, filetes rusos, etc. La salsa de tomate para mejorar los platos de pasta o albóndigas de carne. El limón, como sustituto del vinagre, para salsas o para acompañar pescados.

Se podrían añadir muchos productos más, como la miel, los productos congelados, el jamón y los embutidos, las conservas de todo tipo, los frutos secos, etc. Todos ellos tienen la particularidad de que, actualmente, no presentan problemas de conservación y se pueden tener fácilmente en casa.

De esta manera, en un momento dado, nos pueden ayudar muy eficazmente a solucionar un problema inesperado.  Igualmente, hay que contar con una protección extra, como la que brinda el Seguro de Hogar MAPFRE Tú Eliges, que te permite diseñar tu seguro a tu medida, ofreciendo las mejores coberturas para proteger tu vivienda de robo, incendio, daños o responsabilidad civil, entre otras, al precio más competitivo.

 

2020-01-22T16:39:50+02:0014 diciembre, 2017|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.