Home > Mascotas > Perros > ¿Se puede cortar el rabo a un perro?
Rabo de un cachorro sobre fondo amarillo

¿Se puede cortar el rabo a un perro?

canalHOGAR

  5 min 

15 Mar 2021
5 Min de lectura ¿Puedo cortar el rabo a mi perro?, ¿es legal hacerlo?, ¿quién valora si es bueno o malo para el animal?

¿Es legal cortar el rabo a mi perro?

Rabo de un perro sobre fondo de azulejos azules.

En febrero de 2018, entró en vigor el Convenio Europeo sobre Protección de Animales y desde ese momento queda prohibido el corte de rabo, orejas, dientes o similar, con fines estéticos o funcionales. Saltarse esta norma, implica sanciones para el propietario.

No se puede cortar el rabo a un perro que cace, por ejemplo, porque pensemos que pueda ser más cómodo para él, ya que el rabo les da estabilidad, además de ayudarles a comunicarse con otros perros de su grupo. Algunos expertos describen incluso pérdida de equilibrio al amputar el rabo.

No nos olvidemos de que el rabo es un apéndice de la columna vertebral, por lo que este tipo de intervenciones llega a considerarse una mutilación. Cuando los huesos del rabo están formados, para amputarlo hay que separar vértebras, por lo tanto, el riesgo que eso conlleva puede sumarse a:

  • Sangrados.
  • Fallos en la cicatrización de la piel.
  • Dolor crónico, puesto que hay terminaciones nerviosas que también son amputadas.
  • Infecciones.

 ¿Quién debe hacerlo y cuándo?

Siempre que haya que hacerlo, será por prescripción de un veterinario, y bajo su supervisión, para asegurarnos de que esto ocurre en las mejores condiciones. Es imprescindible un quirófano con las medidas sanitarias necesarias:

  • Anestesia para evitar dolor.
  • Analgesia adecuada.
  • Esterilizado para evitar infecciones.
  • Medicación para control de infecciones secundarias y dolor.
  • Revisiones cada poco tiempo hasta que se obtenga el alta.

¿Cuándo puede hacerse?

La amputación solo puede hacerse bajo prescripción de un veterinario que vea una causa justificada, y nunca por temas estéticos.

Estos casos pueden ser:

  • Traumatismos agudos en el rabo: por ejemplo, si se ha pillado con una puerta, ha sufrido un atropello, golpe, o en aquellos casos en los que no haya otra solución más que amputarlo.
  • Perros de rabo largo y fino que por movimientos excesivos se generan pequeñas lesiones a lo largo del tiempo que provocarán dolor e infección en el animal.
  • Tumores que así lo justifiquen.

Siempre debemos pensar que para ellos es una zona importante de su cuerpo, mediante la cual se comunicarán y evitar que lo haga, podrá dar lugar a problemas en la socialización.

Formas y tipos

El rabo se considera un apéndice de la columna vertebral. En función de la raza o de los cruces de la raza podrá tener distintas formas:

  • Cola larga y rizada en forma de C como por ejemplo la del Akita o la del Husky Siberiano.
  • Cola larga y recta, algo más gruesa en la base como el West Highland Terrier o Beagle.
  • Cola fina y larga como Bóxer o el galgo.
  • Cola enroscada como la del Buldog inglés
  • Larga y musculosa en la base como en el Golden Retriever.

Al margen del tipo de cola, debemos pensar que es un apéndice muy importante a la hora de relacionarse con otros perros, y aquellos que no tienen o son más cortas, necesitarán otras maneras de comunicarse como puedan ser las orejas, por ejemplo, gruñidos, etc.

Los movimientos de la cola son muy importantes, tanto entre perros como para la comunicación con las personas. Si un perro se cruza con otro y mueve la cola de manera rápida hacia la derecha, indicará que está contento y no debería haber ningún problema entre ellos, salvo que de repente ese movimiento cese; solo ese cambio nos indicará que el perro pasa de estar alegre y contento, a estar alerta.

Otra actitud que expresa el movimiento de su rabo es cuando lo mete entre las patas; en ese caso, debemos estar alerta porque puede cambiar su comportamiento a asustado o enfadado.

Solo con la cola, podemos ser capaces de ver todos los estados de ánimo del perro, tanto con otro perro como con las personas.

Recuerda que MAPFRE cuenta con un Seguro para Mascotas, que cubre, además, daños al animal por accidente, robo o extravío, defensa jurídica, etc.

Gema García Quintero

Veterinaria

También te puede interesar

Es recomendable seguir estos consejos para hacer tu casa segura.
¡No olvides contratar tu Seguro de hogar con MAPFRE que te ofrece asistencia en caso de rotura de cristales!

Comentarios (0)

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.