Inicio  /  Manualidades  /  Cuadros de hilorama: aprende la técnica

Cuadros de hilorama: aprende la técnica

4 minutos | Aprende cómo hacer cuadros de hilorama sencillos y decora las paredes de tu casa con la tendencia DIY que gana cada vez más adeptos.

En el salón, el dormitorio, o hasta en la cocina y el baño. Los cuadros de hilorama son una opción interesante para decorar cualquier rincón del hogar de una forma original y personalizada con un producto cien por cien handmade.

Esta tendencia tan popular en los setenta resurgió hace algunos años tímidamente, aunque cada vez va ganando más adeptos que caen rendidos a sus encantos. Piñas, hojas monsteras, estrellas, palabras, corazones, mapamundis, cactus, atrapasueños, flechas o plumas son las formas más populares que han invadido espacios de inspiración nórdica, boho chic, étnica, e incluso industrial.

Y lo mejor es que con muy poco presupuesto, unos materiales sencillos y una técnica fácil de reproducir podemos crear una obra de arte de las dimensiones y la apariencia que mejor encajen en nuestro estilo decorativo.

Cómo hacer cuadros de hilorama

El hilorama, string art o técnica de hilo tensado consiste precisamente en eso utilizar hilos, cuerdas o alambres tensados alrededor de un conjunto de clavos que forman un dibujo o una forma geométrica para crear cuadros. Se suele realizar sobre una base de madera al natural, pintada o forrada de tela, aunque también se puede emplear corcho.

La magia radica en que, aunque las figuras se forman con las líneas rectas que van de clavo a clavo, se puede dar cierta sensación de curva cruzando unos hilos con otros, lo que da lugar a las denominadas curvas de Bézier.

En el hilorama, como en todo, hay grados de dificultad, incluso hay auténticas obras de ingeniería en 3D. Pero nosotros vamos a empezar por el más sencillo.

Materiales

Material necesario:

  • Una tabla de madera sin tratar
  • Lija de grano medio
  • Un trapo limpio
  • Plantillas impresas con el diseño elegido
  • Al menos dos cajas de clavos calibre 18
  • Un martillo
  • Hilos de colores

Pasos para hacer un hilorama

Cómo hacerlo:

  • Elige una tabla de madera natural sin tratar de las medidas que quieras que ocupe el cuadro. Lija la superficie y límpiala con un paño limpio y seco.
  • A continuación, elige el diseño. En internet encontrarás numerosas ideas, aunque también puedes dibujar tú lo que quieras. Eso sí, debes tener en cuenta dos aspectos: el tamaño del cuadro (adecua el dibujo al tamaño de la madera) y la sencillez del mismo. Elige formas geométricas o diseños sencillos que no requieran más de uno o dos colores de hilo. Este es un buen punto de partida. Más adelante, cuando domines la técnica, podrás incorporar más colores e incrementar la dificultad.
  • Imprime el diseño en papel y recorta la silueta del mismo.
  • Coloca la silueta en el centro de la madera y fíjala por detrás con un poco de celo. Lo único que queremos es que no se mueva la plantilla, pero como luego vamos a retirarla, coloca el celo indispensable para poder quitarlo después.
  • Ahora, pon los clavos alrededor del contorno del dibujo, a una distancia de un centímetro unos de otros. No los claves hasta el fondo, sino de forma superficial, ya que necesitamos ese saliente para poder enganchar los hilos.
  • Colocados todos los clavos, retira la plantilla completamente.
  • Otra opción es dejar el diseño del papel sin recortar, ponerlo sobre la madera, colocar los clavos siguiendo la línea del dibujo y luego arrancar el papel hasta eliminarlo por completo.
  • Llega el momento de tensar hilos. Primero, engancha el extremo de un hilo a uno de los clavos y haz con él el contorno del dibujo, dando una vuelta con el hilo por cada clavo que pases.
  • Con los dedos o con ayuda de unas tijeras o cualquier otro utensilio, baja el hilo hasta la madera. Así, dejarás espacio en cada clavo para colocar los hilos que colorearán el dibujo.
  • Una vez trazado el contorno, cubre el interior del dibujo con hilos. Para ello, ve enganchando el hilo de un clavo a otro hasta conseguir tapar toda la parte interna del diseño. En este paso hay numerosas técnicas para aplicar, pero nosotros lo vamos a hacer libremente.
  • Finaliza haciendo de nuevo el contorno para fijar todo el dibujo y que no se salte ningún hilo.

En este vídeo se explica paso a paso cómo hacer la silueta de una cabeza de ciervo con hilo verde:

En este otro vídeo encontrarás más ideas y materiales para hacer cuadros de hilorama originales y llenos de color.

Como ves, la técnica no es difícil, pero sí requiere de mucha paciencia y de cierto gusto  por los proyectos DIY. A la hora de decorar con ellos, si no tienes muy claro qué diseño, colores o estilos pueden quedar bien, en este enlace encontrarás información útil para elegir cuadros con estilo.

Ya solo queda colgarlo. Si has sido capaz de hacer tu propio hilorama, colgarlo en la pared será pan comido, pero aún así lo más adecuado es que cuentes con el Seguro de Hogar MAPFRE que te cubre si surge algún problema relacionado con el bricolaje.

2019-10-24T12:51:28+00:0015 marzo, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.