Inicio  /  Jardinería  /  Plantas y flores de exterior  /  Consejos para conseguir esquejes de olivos

Consejos para conseguir esquejes de olivos

4 minutos | ¿Sabes cómo puedes reproducir tus frutales? Te mostramos cómo conseguir los mejores esquejes de olivo para plantarlos en tu jardín.

El clima de nuestro país es propicio para el crecimiento de distintas especies vegetales como es el caso del olivo. Este árbol es uno de los más importantes en España, ya que además de ser una fuente de ingresos para los agricultores, sus frutos son la base de la dieta mediterránea.

Si quieres plantar uno en casa, debes conocer que la mejor forma de conseguir reproducir tus árboles es a partir de esquejes. Te mostramos cómo debes seleccionar, plantar y cuidar los esquejes de olivo para que den los mejores resultados.

Cómo seleccionar los esquejes de olivo

Una de las mejores formas de conseguir la reproducción de un olivo y obtener un nuevo árbol es hacerlo mediante esquejes creados a través de una estaca leñosa. Con ello nos referimos a la elección de una rama del árbol principal para que sirva de origen para uno nuevo.

Este sistema se ha utilizado desde la antigüedad para preservar las características de la planta original y conservar la variedad de la oliva que se producirá posteriormente.

A la hora de seleccionar las ramas correctas para realizar los esquejes es necesario que sepamos cuáles son las más adecuadas y cuándo debemos cortarlas para que estas puedan enraizar.

Cuándo obtener los esquejes

La mejor opción a la hora de poder obtener los esquejes será siempre en invierno, lo ideal será hacerlo a finales de diciembre para poder plantarlos lo antes posible. Esto será así, sobre todo, en zonas en las que no hiele y con temperaturas suaves.

En el caso de que el esqueje vaya a obtenerse en lugares con climas menos propicios, podrás hacerlo un poco más tarde cuando ya no haga demasiado frío.

Cómo seleccionar los esquejes

Para poder seleccionar los mejores esquejes, deberás fijar tu atención en aquellas ramas que hayan crecido de forma vertical, que sean rectas (unos 60 centímetros) y fuertes. Deben tener un grosor aproximado entre los 1,5 y los 2,5 centímetros.

Estas no deben tener demasiadas ramificaciones y debes elegir las que se sitúen en la parte más baja del tronco o procedente de una rama principal más gruesa. Para cortarlas deberás hacerlo por debajo del callo manteniendo esta parte más gruesa. Una vez seleccionadas retira las hojas de los esquejes.

Ramas de olivo con aceitunas

Fuente: https://cutt.ly/uybTX7S

Cómo plantarlas

Puedes plantar los esquejes tanto en macetas como directamente en el suelo. Sea cual sea tu elección debes decantarte por suelos bien drenados por lo que deberás hacerte con un sustrato de este tipo.

En el caso de que lo plantes directamente en el suelo, deberás realizar un agujero en la tierra y a continuación, añadir un poco de abono para proporcionarle alimento a la nueva planta. Por último, cubre la planta con tierra hasta que quede sujeta.

Si decides hacerlo en maceta deberás seleccionar una de gran capacidad, unos 15 o 20 litros con un fondo profundo para que las raíces puedan desarrollarse correctamente. Debido a que los olivos necesitan suelos bien drenados, asegúrate de que la maceta dispone de agujeros en el fondo para facilitar la salida del agua. Añade el sustrato correspondiente, realiza un agujero, coloca el abono, planta la rama y cúbrela hasta que quede bien sujeta.

Riego

Como hemos señalado, los olivos no necesitan demasiada humedad, por lo que deberás realizar un riego espaciado evitando el encharcamiento de la tierra. Por otro lado, comprueba que la tierra nunca esté seca del todo para evitar que la planta no crezca de la manera adecuada, aunque sea resistente a la sequía.

El riego es muy importante tras la plantación ya que se necesita que el suelo esté húmedo, por lo que deberás hacerlo de manera frecuente y con poca intensidad. Cuando se acerquen los meses de más calor y el árbol ya haya adquirido cierto vigor, deberás prestar especial atención para que el suelo no se seque en exceso.

Para calcular si tu árbol necesita agua, observa las hojas, si éstas se vuelven amarillentas es posible que tu olivo esté recibiendo demasiada cantidad.

Es importante tener paciencia y esperar a que crezca, aportándole los cuidados necesarios. Además, no olvides proteger tu pequeño huerto y tu vivienda con el Seguro de Hogar MAPFRE, que te ofrece las coberturas más completas y que mejor se adaptan a tu casa para que tú no tengas que preocuparte por nada.

2020-06-04T10:41:23+00:001 junio, 2020|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.