Formas de limpiar tu maquinilla de afeitar

Inicio  /  Hogar  /  Limpieza y orden  /  Formas de limpiar tu maquinilla de afeitar

Formas de limpiar tu maquinilla de afeitar

Alarga la vida de tu afeitadora realizando un correcto mantenimiento. Descubre cómo limpiar una maquinilla de afeitar paso a paso y sin esfuerzo.

Dependiendo del tipo de afeitadora que utilices necesitarás emplear uno u otro método para mantenerla en correcto funcionamiento y alargar su vida útil durante mucho más tiempo. Las eléctricas o las convencionales están pensadas para durar, por lo que deberás aplicarles unos cuidados especiales, por su parte, las desechables tan solo serán efectivas con una serie de usos determinados.

Cómo limpiar una maquinilla de afeitar manual

Dentro de las maquinillas de afeitar manuales podemos encontrar: las convencionales y las desechables. Las primeras de ellas son las clásicas, aquellas que cuentan con un marco metálico resistente al que se le ajusta mediante un tornillo una cuchilla para rasurar la barba. Si dispones de este tipo de afeitadora, deberás limpiarla de vez en cuanto para evitar que pueda causarte cortes o que pueda deteriorarse.

Necesitarás un cepillo de dientes viejo que te permita acceder a todos los rincones para eliminar la mayoría de la suciedad, así como un cepillo con cerdas metálicas para eliminar restos de óxido de la superficie.

Prepara un recipiente con agua tibia y jabón neutro e introduce de forma sucesiva la maquinilla para que los restos puedan soltarse fácilmente. Cuando la suciedad más incrustada se haya ablandado, llegará el momento de limpiar los restos con el cepillo de dientes y aclarar con abundante agua. En el caso de que en la superficie existan restos de óxido, frota con el cepillo metálico de forma suave hasta que estos desaparezcan. A continuación, seca toda la maquinilla con un paño que no desprenda pelusas.

Por su parte, las cuchillas de este tipo de maquinillas están pensadas para durar mucho tiempo, por lo que, si ves que esta ya no se encuentra en óptimas condiciones, retírala y coloca una nueva. El exterior de la maquinilla se mantendrá como nuevo si después de cada uso la desmontas y la limpias como te hemos indicado. Recuerda secarla correctamente para evitar que aparezca el óxido y mantenerla en óptimas condiciones.

Maquinillas desechables

Maquinilla desechable verde y blanca

Fuente: http://bit.ly/35gKsPq

Si eres de los que utilizan maquinillas desechables, debes saber que estas tienen más de un uso y esto dependerá de su mantenimiento. Cuidándolas adecuadamente, podrás ayudar al medio ambiente y a tu bolsillo alargando al máximo su vida útil. Mantener la cuchilla correctamente afilada para que pueda dar todo de sí es muy sencillo y tan solo deberás seguir estos pasos:

  • Limpia la maquinilla mientras te afeitas: no elimines toda la barba de una sola vez, mientras realizas este procedimiento retira cada poco los restos de jabón y pelo que se fijan en la cuchilla, colocándola debajo del grifo con agua tibia. Repite el proceso varias veces hasta que finalices el afeitado.
  • Mantener las cuchillas tras el afeitado: una vez que hayas acabado de afeitarte y hayas limpiado con agua la maquinilla, colócala en un plato con alcohol durante un par de minutos. Esto ayudará a eliminar las impurezas y a desinfectar la hoja.
  • Seca tras cada uso: después de realizar este procedimiento, seca correctamente la hoja con un paño de microfibra o una toalla y guárdala en lugar seco para evitar que entre en contacto con vapor. Si dispones de un armario en el baño, este será el mejor lugar para depositarla.

Cómo limpiar una maquinilla de afeitar eléctrica

Las afeitadoras eléctricas son muy útiles y cómodas para rasurar la barba por completo o para mantener un cierto grosor de una forma sencilla. En el caso de que te decantes por una de este tipo, deberás realizar un mantenimiento concreto pensado para evitar que sus cuchillas y su mecanismo se dañen y que, por ello, duren mucho más tiempo como nuevas.

Recuerda limpiarla después de cada uso utilizando una brocha, de esta manera conseguirás eliminar los pelos que hayan podido quedado atrapados durante el afeitado y deberás realizar una limpieza en profundidad cada dos semanas, aproximadamente.

Máquina de afeitar eléctrica

Fuente: http://bit.ly/2VnqC0d

Utilizar agua y jabón

De vez en cuando, es necesario realizar una limpieza profunda para eliminar todos los restos que se hayan ido acumulado en ella, por lo que, si tu máquina lo permite, la mejor opción será que lo hagas utilizando agua tibia y jabón.

En primer lugar, asegúrate de que está desenchufada y retira el cabezal de corte. Esta es la parte de la maquinilla que se encuentra en contacto con la piel mientras estás afeitándote y será la zona que necesite más limpieza. Para lograr eliminar todas las impurezas que se hayan podido acumular, deberás retirarlo pulsando sobre el botón que lo mantiene anclado.

Desmonta todas las piezas que puedan retirarse y recuerda en qué posición va situada cada una para poder proceder a colocarlas de nuevo tras la limpieza. Separándolas, conseguirás unos mejores resultados. Ten especial cuidado con aquellas piezas que están en contacto con los componentes eléctricos ya que no podrán sumergirse en agua.

Limpia cada una de las piezas usando una brocha y colócalas en un barreño con agua caliente y jabón neutro para limpiarlas una a una. A continuación aclara con abundante agua tibia.

Para limpiar el exterior de la maquinilla de afeitar utiliza una toalla húmeda haciendo especial hincapié en las zonas en las que más pelo puede acumularse. Tras finalizar este proceso y con una toalla suave, elimina el exceso de humedad todos los componentes de la máquina y deja que se seque al aire antes de usarla de nuevo.

Limpiar con brocha

Es posible que tu afeitadora no pueda limpiarse directamente con agua y con jabón, pero podrás hacerlo utilizando una brocha. Este método te permitirá realizar un mantenimiento profundo en pocos pasos. Lo primero que debes hacer es desconectarla de la corriente eléctrica, en el caso de que disponga de batería comprueba que se encuentra en la posición de apagado.

Es necesario que retires el cabezal de corte para limpiarlo en profundidad. Cuando lo tengas en tu mano, golpéalo de forma muy suave y con cuidado de no dañar las cuchillas sobre una papelera para retirar las partículas más grandes.

Ahora llega el momento de usar la brocha realizando movimientos suaves por cada rincón, teniendo especial cuidado en la zona de corte. Cuando hayas eliminado todos los restos de piel, polvo y pelo, coloca de nuevo el cabezal en su sitio para poder volver a usar la maquinilla.

2019-12-05T15:02:59+02:0029 noviembre, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.