///¿Cómo limpiar una alfombra de yute?

¿Cómo limpiar una alfombra de yute?

4 minutos | Son prácticas, económicas y muy decorativas, pero requieren extremar el cuidado con su limpieza. Te contamos cómo limpiar una alfombra de yute correctamente para mantener perfectas sus propiedades.

Las alfombras de yute son resistentes, económicas, ecológicas y casan muy bien en todo tipo de decoraciones, tanto exteriores como interiores. Aunque no necesitan muchos cuidados, requieren una limpieza cuidadosa pues, de lo contrario, podrían deteriorarse y hasta pudrirse. Para que esto no ocurra con la que tienes en casa, te contamos cómo limpiar una alfombra de yute para que quede como nueva. ¡Toma nota!

Cómo limpiar una alfombra de yute, paso a paso

El yute es una fibra natural vegetal y, como tal, puede estropearse cuando se le aplica productos químicos muy agresivos y se apelmaza cuando se mojan sus fibras.

Por eso, es importante hacer una limpieza que respete sus propiedades y que, al mismo tiempo, sea eficaz contra las manchas. Para ello, debes proceder de la siguiente manera:

Paso 1: aspirar

Lo primero que debes hacer es pasar la aspiradora por ambos lados de la alfombra para eliminar cualquier resto de suciedad que se encuentre entre las fibras. Recuerda también limpiar la parte del suelo en la que está colocada la alfombra.

Asegúrate de usar el accesorio de succión en lugar del cepillo, para no deshilachar las fibras.

Es recomendable realizar esto al menos dos veces a la semana.

Paso 2: limpiar con un paño húmedo

Llena un recipiente con agua saturada de sal, impregna un paño en la mezcla y pásalo por los dos lados de la alfombra.

No obstante, si la alfombra está muy sucia, es mejor mezclar agua y detergente líquido neutro, limpiarla con esta mezcla por ambos lados y después realizar un enjuague de agua con sal.

Paso 3: nutrir con leche

Rocía un poco de leche sobre la alfombra. Este paso es opcional, pero ayuda a mantener la flexibilidad de las fibras para que luzcan en buen estado durante más tiempo.

Paso 4: secar

Cuelga la alfombra en un tendedero tensando bien las esquinas. Lo recomendable es hacerlo bajo el sol y con algo de viento para que el aire sece las fibras por dentro y así la humedad no se retenga durante mucho tiempo.

Antes de destenderla se tiene que haber secado completamente.

¿Cómo quitar manchas persistentes?

Si necesitas algo más que una limpieza general, es decir, quieres eliminar las manchas que hay sobre la alfombra, aplica estos consejos.

Cada tipo de mancha tiene su tratamiento, pero todas coinciden en un aspecto: siempre hay que frotarlas desde el exterior al interior para que no se extiendan más.

Manchas recientes

Si la mancha se acaba de producir, no pierdas tiempo y límpiala cuanto antes, ya que, de lo contrario, será difícil eliminarla.

Usa un cepillo de cerdas suaves o un paño humedecido en agua con un poco de jabón neutro y frota sobre la mancha.

Manchas sólidas

Si lo que hay sobre la alfombra es una mancha sólida, la mejor forma de eliminarla es raspándola con cuidado usando un cuchillo de mantequilla. Después, pasa un cepillo de cerdas duras y aspira los restos.

Manchas de líquidos

Si se ha derramado algún líquido, debes tratar de eliminarlo al momento presionando con una toalla limpia y seca sobre la mancha hasta que se haya absorbido por completo. Es importante no frotar, sino presionar.

Algunos aconsejan verter un chorrito de agua con gas para neutralizar el líquido, solo si éste es de naturaleza ácida.

Si aún quedan restos, emplea el procedimiento para limpiar manchas recientes.

Después, tiéndela al aire libre para que se seque por completo.

Manchas de moho

Si las fibras de la alfombra presentan zonas ennegrecidas, es que tiene moho. Esto puede deberse a que no se ha secado correctamente o a que está en una zona húmeda.

Para quitar el moho, haz una mezcla de seis partes de agua por una de cloro y pulverízala sobre las zonas afectadas. Frota suavemente con un cepillo de cerdas blandas y deja que se seque al aire.

Cómo eliminar malos olores de una alfombra de yute

Con el paso del tiempo, las alfombras suelen desprender malos olores. Para eliminarlos, mezcla bicarbonato sódico con unas gotas de aceite esencial y aplícalo sobre toda la alfombra. Después, aspírala y ventílala al aire libre.

Siguiendo estos consejos, tu alfombra estará siempre limpia y en buen estado. Recuerda que, para mantener cada estancia en perfectas condiciones, nada mejor que confiar en los Seguros de Hogar MAPFRE. Elige la póliza que mejor se adapte a tus circunstancias y necesidades.

2020-08-10T10:01:16+02:008 agosto, 2020|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.