Consejos para limpiar los muebles blancos lacados

Inicio  /  Hogar  /  Limpieza y orden  /  Consejos para limpiar los muebles blancos lacados

Consejos para limpiar los muebles blancos lacados

Los muebles blancos aportan a nuestra casa un aire impoluto y glamuroso. Esta sensación se multiplica cuando están lacados, pero no siempre se mantienen en perfecto estado. Hoy te damos las claves para limpiar muebles lacados blancos.

El objetivo que nos marcamos a la hora de limpiar los muebles lacados blancos es conseguir que su brillo y luminosidad permanezcan durante mucho más tiempo y se conserven como nuevos aun tras años de uso. El problema es que se trata de un tipo de mueble que todo lo que tiene de vistoso lo tiene de propenso a que se vea en ellos la suciedad y las manchas de dedazos, tal y como sucede al limpiar los muebles de melamina. Por lo que esa tarea nos exige una cierta dedicación periódica.

Ahora bien, si por algún motivo tus muebles han sufrido algún daño estético, casi todos los Seguros de Hogar MAPFRE incluyen los gastos de reparación y reposición estética de los bienes que quieras asegurar. Te informamos sin ningún compromiso.

Cuidados para muebles lacados en blanco

El cuidado de este tipo de muebles requiere de productos específicos que ayuden a mantener el brillo en perfectas condiciones. Las manchas son el principal enemigo de este tipo de muebles, por ello te contamos cómo puedes eliminarlas de una manera correcta y sin dañar el lacado de los muebles.

Eliminar las huellas

Debido a que estos muebles son brillantes, es más probable que en ellos aparezcan indeseadas marcas de dedos, sobre todo en las zonas como la superficie o los tiradores debido a su uso intensivo. Para que tus muebles luzcan libres de manchas de este tipo, puedes recurrir al uso del amoniaco.

Para limpiarlas, añade una pequeña cantidad de amoniaco en un paño limpio y frota la zona afectada con delicadeza. Verás como la mancha desaparece ante tus ojos de una forma muy sencilla.

Eliminar manchas difíciles y arañazos

Debido al uso de los muebles, es posible que te encuentres con manchas que sean difíciles de eliminar. Por ejemplo, si has sufrido un accidente y tu mueble blanco tiene una mancha de tinta que no sabes cómo retirar, nada mejor que recurrir al alcohol. Tan solo deberás aplicar una pequeña cantidad sobre un paño limpio y frotar la zona hasta que la mancha desaparezca.

Aunque, como ves, las huellas y las manchas de tinta son fáciles de eliminar si sabes qué productos utilizar, hay otras manchas que son muy complicadas. Las manchas de pintura o las ceras o arañazos requieren un poco más de tiempo. Pero, no te preocupes, aunque es difícil, no es imposible. Eso sí, necesitarás pericia y paciencia.

Para eliminar los restos de alguno de estos materiales o reparar un arañazo en un mueble lacado, deberás usar una lija de grano muy fino. Frota sobre la zona afectada hasta eliminar la mancha y a continuación, aplica cera transparente para evitar que se note.

Brillo como el primer día

Una de las principales características de los muebles lacados, sean estos del color que sean, es su brillo. Para mantenerlos en óptimas condiciones durante  más tiempo, es necesario que los limpies de forma especial usando productos que potencien sus cualidades y ayuden a mantenerlas.

Una vez eliminadas las manchas que puedan aparecer en ellos, es conveniente que los trates correctamente para que se mantengan en las mejores condiciones. Aunque normalmente a nuestro día le faltan horas, es aconsejable sacar un hueco para limpiar este tipo de muebles de modo frecuente. Esta tarea no te llevará demasiado tiempo, ya que sólo tienes que pasar un trapo humedecido y después secar con otro que no esté mojado para evitar dejar manchas. Lo ideal es hacerlo con trapos de microfibra que no dejan pelusas.

Cómo limpiar muebles lacados blancos

Pero si de lo que se trata es de recuperar el brillo como si fueran nuevos, cada cierto tiempo puedes aplicar un poco de glicerina líquida y dejarla que se seque sola. Una vez se haya secado el producto, pasa un trapo seco y ya verás cómo notas los efectos.

En el caso de que tus muebles blancos hayan adoptado ya un tono amarillento nada atractivo, puedes aplicar pulimento para coches y frotar durante un buen rato.

Pintar muebles lacados

Es posible que tus muebles lacados necesiten una renovación debido que el paso de los años ha dejado en ellos una huella difícil de eliminar con los trucos que te hemos dado anteriormente. En estos casos, lo mejor es recurrir a pintarlos de nuevo.

Lo primero que deberás hacer es eliminar el lacado anterior para que la nueva laca se adhiera a la superficie sin ningún problema evitando residuos anteriores. Deberás lijar todo el mueble con una lija de grano fino. A continuación, y tras finalizar esta tarea, deberás pasar un paño de microfibra por la superficie de mueble para eliminar todas las impurezas para que el mueble pueda volver a pintarse.

Cuando ya esté preparado, aplica una capa de imprimación, de esta forma, la pintura se adherirá a la superficie de una forma más sencilla. Debes tener en cuenta que este producto requiere un tiempo de secado. Antes de pintar, revisa los tiempos establecidos por el fabricante.

Tras este tiempo, aplica la pintura que hayas elegido para tu mueble. Para que el resultado sea óptimo aplica dos capas. Para aplicar la segunda, deberás esperar el tiempo establecido para el secado de la misma, que suele ser de unas dos horas. Tras la aplicación de la segunda capa, deja secar el mueble varias horas antes de colocarlo.

 Cómo lacar un mueble

En el caso de que quieras lacar de nuevo un mueble o restaurar otro que tengas en casa y que antes tenía otro tipo de acabado, te mostramos cómo hacerlo. La laca se puede usar en casi todos los tipos de madera, por lo que será ideal para cualquier mueble.

¿Qué tipos de lacas se pueden usar en la madera?

Para obtener distintos resultados, existen lacas diferentes. Te contamos cuáles existen y qué puedes conseguir con cada una de ellas.

  • Laca acrílica: se seca rápidamente, es resistente y no amarillea si se expone al sol, aunque es sensible a las temperaturas elevadas.
  • Laca con base de agua: es muy resistente a los arañazos y proporciona un brillo elevado a los muebles.
  • Laca de nitrocelulosa: su tiempo de secado es bajo, es resistente y muy brillante. Su principal problema es que no tolera bien el calor, lo que puede amarillear fácilmente si recibe los rayos del sol de forma directa.
  • Laca catalizada: es la más resistente y duradera. Este tipo de laca cuenta con componentes capaces de endurecer la madera que cubren y hacer que sea más resistente.

Acabados de las lacas

Las lacas para muebles están disponibles en varios colores, aunque las más utilizadas son las blancas, ya que aportan mucha luminosidad a cualquier mueble. Además, cuentan con distintos acabados para que puedas decorar tu casa como más te guste.

  • Alto brillo: reflejan toda la luz, son las más brillantes de todas.
  • Satinado: el brillo de este tipo de lacas es suave, pero intenso.
  • Mate: no tienen brillo, pero su acabado es resistente y duradero.

Estos son solo algunos de los acabados que podrás encontrar para lacar tus muebles de madera. Con estos trucos para limpiar muebles blancos y lacados quedarán como si te los hubieses comprado hace poco tiempo y sobre todo, con el mínimo esfuerzo.

2019-05-29T12:05:02+02:0017 mayo, 2019|

Comentarios (3)

  1. canalHOGAR agosto 14, 2014 en 5:31 pm - Responder

    Hola Anarico, gracias por tu comentario, esperamos que sigas visitando canalHOGAR.

    Saludos!

  2. anarico agosto 13, 2014 en 1:19 pm - Responder

    Muy buenos consejos!!
    Los muebles lacados estan de moda, aqui tambien hay algunos trucos y consejos para este tipo de muebles, igual a alguien le sirve de ayuda.

  3. charliesbin89 mayo 20, 2014 en 1:24 pm - Responder

    ¡Por fin una solución eficaz! mis muebles blancos me lo agradecerán y a vosotros también.

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar